eldiario.es

9

Ruth Rubio

Catedrática de Derecho Constitucional Comparado del Instituto Universitario Europeo de Florencia, Profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla y miembro de Economistas Frente a la Crisis.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

Violencia callejera y madurez democrática

Tal vez sea cuestión de madurez democrática pero este miércoles no fue el monarca, sino el presidente del Gobierno en funciones quien ocupó la pantalla de los españoles para transmitir la respuesta de Estado ante la situación crítica que el Estado está viviendo. La empresa no era fácil; el momento, funesto. Caminaba Pedro Sánchez sobre una cuerda fina. En campaña electoral, complicado que cualquier gesto por su parte no se interpretase como un intento de sacar rendimiento electoral, gesto que, probablemente, hubiera sido mal recibido por el conjunto de la ciudadanía por madurez democrática.

Y es que es cuanto menos moralmente cuestionable tratar de sacar réditos electorales, como algunos harán sin duda en los días y semanas venideros, del miedo, la frustración, el hartazgo y la desesperanza de millones de españoles y catalanes ante la situación actual y el cariz violento que está tomando. El momento reclama altura de miras, una visión de Estado, madurez democrática, que permita, al menos, trazar líneas rojas. Sánchez trató de estar a la altura condenando la violencia y conminando a todos los poderes con legitimidad democrática, empezando por el propio Torra, a que hiciera lo mismo. Trató de estar a la altura informando de que antes de dirigirse a la ciudadanía se había reunido con el resto de fuerzas políticas para pedir esa respuesta unitaria de condena. El tiempo dirá cómo juzgan su intento.

Seguir leyendo »

Los Trumpson... o el populismo del rubio-platino

Pensándolo bien, Donald Trump, Boris Johnson y Homer Simpson, el personaje principal de la simpática serie televisiva americana, comparten lo que inspira la cabellera de los dos primeros: esa combinación de esperpento y surrealismo y la tensión permanente entre la ficción y la realidad. Aquí acaba el símil. Pues si Homer no deja de ser un cómico padre de familia en el mundo de la ficción cuyas ideas peregrinas son siempre mitigadas por su sensata esposa, Marge, símbolo de cordura donde los haya, los dos gobernantes lideran en la realidad dos de las potencias mundiales sin que ni las mujeres que los rodean ni las instituciones democráticas que debieran constreñir sus acciones hayan demostrado hasta el momento la capacidad de poner freno definitivo a sus despropósitos.

En realidad, ambos dirigentes, lejos de optar por relacionarse con las mujeres desde el respeto que se otorga a quien se sabe complemento indispensable de las carencias propias, despliegan sin pudor su misoginia de macho alfa y se ven con frecuencia involucrados en escándalos de acoso y abuso, lo cual pareciera indicar que, a pesar de sus constantes referencias al pueblo como fuente directa de la legitimidad de sus actos, están lejos de considerar a las mujeres, más de la mitad de ese pueblo, ciudadanas de pleno derecho.

Seguir leyendo »