Propósito de enmienda en el CD Tenerife

Borrar la mala imagen de Fuenlabrada, misión del CD Tenerife para este lunes.

EFE

Santa Cruz de Tenerife —

0

El Heliodoro Rodríguez López acoge este lunes (20.30 horas), en su primer partido a puerta cerrada tras la vuelta de LaLiga SmartBank, un duelo vital entre el CD Tenerife y el Málaga para alejarse de los puestos de descenso, al que ambos llegan acuciados y con la necesidad compartida de ganar.

El CD Tenerife pierde el colchón con el descenso y está a un partido de margen

El CD Tenerife pierde el colchón con el descenso y está a un partido de margen

Tinerfeñistas y malacitanos, decimoterceros y decimoquintos con 39 y 38 puntos, respectivamente, están en una situación delicada en la tabla y tratarán de conseguir una victoria con la que huir de la zona de peligro para afrontar con menos urgencias el exigente calendario que tienen por delante.

El choque les llega sin apenas tiempo para digerir sus respectivas derrotas del pasado viernes en el reencuentro con la competición, tras tres meses de parón a causa del coronavirus: los tinerfeños, en Fuenlabrada (1-0); y los malagueños, en casa con el Huesca (1-3).

Canarios y andaluces llegan separados por solamente un punto en la clasificación y con escaso margen con el descenso -cuatro y tres puntos respecto a la línea roja que marca el Albacete, éste con un partido menos al jugar este domingo con el Almería-, por lo que están obligados a sumar para no complicarse su situación.

El conjunto chicharrero tratará de ofrecer una imagen totalmente distinta a la que mostró en el comienzo de este tramo de competición, en la que aspiraba a mantener la tendencia que le había llevado a ser el segundo mejor equipo de lo que se había disputado de la segunda vuelta.

El técnico Rubén Baraja recupera para este encuentro al madrileño Aitor Sanz, que no pudo jugar el viernes por sanción y que formará pareja en el centro del campo con el mediocentro Luis Milla, en detrimento de Iker Undabarrena.

El número de cambios que incorpore al once inicial el entrenador pucelano dependerá, en gran medida, de cómo se hayan recuperado sus futbolistas tras jugar apenas tres días antes, mientras que después de este encuentro el conjunto blanquiazul tendrá casi una semana para preparar el siguiente choque (el domingo en Santander).

Mientras, el Málaga también llega apurado a la cita, dispuesto a resarcirse de la decepción que le supuso su derrota en La Rosaleda frente al Huesca, después de más de tres meses sin competición, y a pesar de las bajas que agravan el problema de su reducida plantilla.

En caso de derrota, seguiría fuera del descenso incluso si el Albacete y el Deportivo ganan los partidos que aún les quedan de la primera jornada tras la reanudación de la Liga, aunque en el Málaga son conscientes de que tienen que aprovechar la oportunidad de vencer a un rival directo y que también quiere recobrar sensaciones y poner tierra de por medio con la zona baja.

La derrota del viernes contra el Huesca, al margen de una actuación arbitral muy protestada por los malaguistas, ha sido un toque de atención para un equipo corto de plantilla y físicamente obstruido después de tanto tiempo sin competir.

El técnico del Málaga, Sergio Pellicer, con muchos contratiempos por las lesiones de varios jugadores, ha respirado aliviado al saber que podrá contar con el defensa David Lombán, al que el Comité de Competición ha dejado sin efecto la tarjeta roja que le fue mostrada frente al Huesca.

Aún así, Pellicer sigue teniendo que hacer frente al problema de la falta de efectivos, ya que continúan lesionados el central Luis Hernández y los centrocampistas Aarón Ñíguez, Dani Pacheco y el argelino Mohamed Benkhemassa, con lo que sólo cuenta con catorce futbolistas profesionales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats