Ramírez habla claro: "Los servicios jurídicos y los de La Liga nos dijeron que no nos aceptarían el ERTE”

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas.

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, explicó este viernes en los micrófonos de Cadena Ser Las Palmas que "evidentemente estábamos planeando un ERTE e iniciamos los procedimientos con nuestros servicios jurídicos para que llevaran a cabo las gestiones pertinentes. La intención era la de acogernos, pero al ver que nuestra empresa tiene más de 50 y nuestros trabajadores recibirían el 70% de su sueldo, el quebranto para ellos sería muy importante, desistimos".

El mandatario amarillo explicó que “si tenemos en cuenta que cobran sobre una base de 1.200 euros y solo cobrarían ese 70%, pues se le quedarían 700 o 750 euros, cuando cotizan un salario neto de entre 1.500, 1.700 o 2.000 euros. El perjuicio que les podríamos ocasionar, además de estar confinados en sus casas sin poder trabajar, aunque ellos quieren, era grande, y aunque nosotros pretendíamos complementar lo que recibirían, nuestros servicios jurídicos y los de La Liga nos dieron las mismas conclusiones, las que hacían peligrar que no se nos aceptara el ERTE por parte del Gobierno, por lo que decidimos desistir”.

También recordó que “los jugadores y cuerpo técnicos y demás empleados del primer equipo no entraban en esta operación porque el esfuerzo que tuvieron que realizar este pasado verano para cumplir con el límite salarial fue importante, por lo que no era de recibo pedirles otro esfuerzo”.

Con todo esto “seguiremos adelante y pagaremos los sueldos íntegros hasta el 30 de junio a los 242 trabajadores. Si quitas todos los que trabajan en el primer equipo, nos habríamos quedado en el ERTE con unas 205 personas, que son todos los jugadores desde el juvenil, el equipo C de Tercera y Las Palmas Atlético, de Segunda B, con sus respectivos cuerpos técnicos. Al no llevarlo a cabo el importe mensual que tendremos que afrontar cada mes es de un millón y medio, por lo que si nos ponemos en el peor de los casos, que tengamos que afrontar los pagos hasta el 30 de junio, pagaríamos unos 6 millones de euros. Solo si se reanudara la competición antes de esa fecha, el gasto sería menor, pero toca esperar”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats