Las aguas residuales de Stratvs tenían un "olor nauseabundo" y "se filtraban" al Espacio Natural de La Geria

Un agente del Seprona declara como testigo en el juicio del caso Stratvs.

"El sistema de gestión de las aguas residuales era ineficaz. El olor era totalmente nauseabundo". El agente del Seprona responsable de la provincia de Las Palmas declaró este martes como testigo del caso Stratvs, que juzga la edificación de una bodega turística de 12.000 metros cuadrados en el Espacio Natural Protegido de La Geria, en Lanzarote. Tanto él como otros cuatro miembros de la Guardia Civil coincidieron en que los vertidos derivados de la actividad del complejo del empresario Juan Francisco Rosa eran contaminantes y se filtraban al paraje natural de La Geria.

Las claves del caso Stratvs, el "mayor atentado" urbanístico contra un Espacio Natural Protegido de Lanzarote

Las claves del caso Stratvs, el "mayor atentado" urbanístico contra un Espacio Natural Protegido de Lanzarote

Dos visitas a la edificación, realizadas con el propósito de tomar muestras tanto del agua como del terreno por exigencia judicial, fueron suficientes para conducir a los agentes a esta conclusión. En una de las inspecciones estuvieron acompañados "en todo momento" por una de las hijas del propietario de Stratvs y por el jefe de mantenimiento del complejo. Sin embargo, a pesar de que los miembros del Seprona pidieron planos de la bodega, no se les facilitaron. "No había nada, ningún documento en el que observar dónde estaban colocadas las tuberías. No está hecho de forma legal", sostuvo uno de los testigos.

Con motivo de la alta capacidad de producción de la bodega, los agentes la califican como "gran usuario". Así, de acuerdo con la legislación vigente, "debe contar con una depuradora". "Por cada litro de vino se generan cinco litros de aguas residuales. Entonces, la actividad de este complejo puede generar un millón de litros de aguas contaminantes", explicó uno de los testigos.

Por el contrario, el sistema de gestión de vertidos con el que cuenta Stratvs consiste en cuatro fosas sépticas de paredes porosas que filtraban "agua contaminante" y que funcionan con un proceso de decantación, así como un pozo filtrante. De acuerdo con los testigos, es una técnica ineficiente, ya que el agua "está igual de sucia en la primera fosa que en la tercera".

Los agentes detectaron la presencia de moho en una pared próxima al restaurante, precintado en ese momento por el Ayuntamiento de Yaiza, y cercana a las fosas sépticas. "No es habitual que haya vegetación en ese espacio", señalaron. Por ello, dedujeron que el agua de las fosas se estaba filtrando al terreno. Sin embargo, ninguno pudo confirmar que los líquidos que se detectaron en esta área procedieran de ellas.

Daños en el dominio público

Otra de las conclusiones del informe elaborado por los agentes sostiene que las aguas de Stratvs son susceptibles de dañar el dominio público hidráulico. Interrogados por la defensa de José Juan Hernández Duchemín, entonces gerente del Consejo Insular de Aguas de Lanzarote y acusado de un delito contra el Medio Ambiente en su modalidad de prevaricación medioambiental por autorizar vertidos contaminantes, los agentes justificaron que se trata de dominio público porque su gestión dependía directamente de este organismo.

La sesión se reanudará este miércoles en Las Palmas de Gran Canaria con la declaración de cuatro agentes de Medio Ambiente y de los testigos Pedro Martín y Antonio Marrero. El jueves 5 de marzo declararán Javier Díaz-Reixa, Emiliano Coello, Carlota Pérez, Sonia Gómez, Basilio Guerra y Manuel Verdera.

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2020 - 20:21 h

Descubre nuestras apps

stats