Don Juan: un cura de vida austera y entrega a los necesitados

0

Juan Pérez Álvarez nació en la Villa de Breña Alta, en La Palma, el 20 de noviembre de 1931. Después de realizar sus primeros estudios en su isla natal y en la de Tenerife, es ordenado presbítero el 26 de mayo de 1956, en la capital tinerfeña por el obispo Domingo Pérez Cáceres, uno de los prelados más destacados de Canarias, que era conocido popularmente como el Obispo de los pobres.

El nuevo sacerdote es destinado como coadjutor primero y luego como párroco de la iglesia de San Francisco de Santa Cruz de La Palma, y en ella permaneció prácticamente durante el resto de su vida, desempeñando también una fructífera labor docente como profesor de religión.

Una frase que siempre estaba en boca de don Juan era que ser cura conllevaba ser cura sobre todas las cosas y por esta razón siempre repetía que un sacerdote tiene que ser sacerdote, sacerdote. Por eso esta definición implicaba atender las necesidades de los demás y acompañar a los jóvenes que sintieran la vocación eclesiástica.

Un nada despreciable número de sacerdotes diocesanos y jesuitas fueron ordenados con el acompañamiento que don Juan hacía en la parroquia de San Francisco.

Su hermana Rosario decía de él que era un sacerdote que demostraba con su ejemplo lo necesario que era la vida austera, y recordaba que “en una ocasión le dijo que, aunque tenía carné de conducir, no podía tener coche, ya que mientras hubiera pobres al que darles de comer, poseer un automóvil era un auténtico lujo”.

En palabras del catedrático Facundo Daranas, era “un sacerdote alto y delgado, con amplia y larga sotana negra… San Francisco fue su parroquia durante cuarenta años. Tras su fallecimiento, sus feligreses dijeron de él que cautivaba su estilo de vida extremadamente austero, su infatigable disponibilidad para ayudar y ser útil a todos, principalmente a los desvalidos…”.

Juan Dionisio Bernardo Pérez Álvarez falleció en Santa Cruz de La Palma el 9 de marzo de 1996.

El Excelentísimo Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, en sesión plenaria de 10 de junio de 1996, y a petición popular, tomó el acuerdo del cambio de denominación a un tramo de la calle San Francisco por el de Sacerdote Juan D. Pérez Álvarez.

Etiquetas
Publicado el
1 de abril de 2021 - 11:01 h

Descubre nuestras apps

stats