La portada de mañana
Acceder
Casa Real hace otro simulacro de transparencia sin las donaciones al emérito
Las tretas para colocar en el Senado a políticos sin pasar por las urnas
'Operación “Moncloa para la derecha-ultra-derecha”', por Rosa María Artal

Los bordes de las coladas alcanzan hasta 500 grados de temperatura

Un hombre mide la temperatura de una colada de lava, en la zona de exclusión próxima al volcán de Cumbre Vieja. Alexandre Díaz/Europa Press.

Europa Press

Santa Cruz de La Palma —

0

El Comité Científico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) ha informado este miércoles de que los bordes de las coladas del nuevo volcán de La Palma en las que se está trabajando o en los fragmentos de lava que se está extrayendo se han registrado valores de temperatura que superan los 500 y 300 grados centígrados, respectivamente, aunque no se aprecia incandescencia.

Además, ha insistido en que persisten algunos peligros volcánicos ya que continúa la fase post-eruptiva, lo que no conlleva necesariamente el final de la reactivación magmática en Cumbre Vieja, aunque se mantiene la ausencia de tremor.

La sismicidad en las últimas jornadas sigue siendo de baja magnitud en todas las profundidades y no hay tendencia en las deformaciones.

Respecto a los niveles de calidad del aire debido al dióxido de azufre, se han mantenido en niveles buenos o razonablemente buenos en todas las estaciones, en cambio, esta semana sí que se alcanzaron niveles de calidad del aire extremadamente malos por partículas PM10 en todas las estaciones, debido a la intrusión de masa de aire sahariano de muy alta intensidad entre los días 14 y 17 de enero.

En la reunión del Pevolca también intervino José Alberto Gallego, teniente coronel de la Unidad Militar de Emergencia (UME), que tomó la palabra después de que este martes se haya procedido a la desmovilización del cuerpo.

Gallego agradeció que la dirección de la emergencia haya contado con ellos desde el principio de la erupción, hace cuatro meses, cuando se solicitó su activación 26 minutos después del comienzo y destacó el buen trato de todas las personas implicadas en la emergencia.

“Me ha sorprendido la magnífica organización y la relación entre los organismos, hemos aprendido mucho los unos de los otros. La UME siempre está para servirles, existimos porque nos llaman, trabajamos todo el año para ello y en Canarias nos llaman y cuentan con nosotros”, resaltó el teniente coronel.

Por su parte, el consejero Julio Pérez también mostró su agradecimiento a este cuerpo por su disponibilidad, versatilidad, capacidad de aprendizaje, adaptación al trabajo colectivo y la proximidad y empatía con la ciudadanía.

La UME ha realizado tareas tan diversas como acompañamientos en las evacuaciones de las viviendas, monitorización del avance de las coladas, coordinación de los vuelos de drones o mediciones de gases, entre otras funciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats