La portada de mañana
Acceder
Solo la mitad de las vacunas que España donó han llegado a su destino
El coro de la serie 'fantasma' de José Luis Moreno le denuncia
Opinión - 'Tengo un hospital en mi casa', por Rosa María Artal

Cuatro hombres-pájaro sobrevuelan el Observatorio de El Roque en la noche de las Perseidas

Los cuatro hombres-pájaro junto al Grantecan. Fotografía: © Markus Berger y © Daniel López/ Red Bull Content Pool.

Los hombres-pájaro formaron parte de la lluvia de Perseidas en el cielo más limpio del Hemisferio Norte para la observación astronómica, el de La Palma, con motivo de las llamadas lágrimas de San Lorenzo que cada año pueden contemplarse a mediados de agosto como una de las lluvias de estrellas más espectaculares, según se informa en una nota de prensa. Los saltadores Joakim Sommer (Noruega), Marco Waltenspiel y Georg Lettner (Austria) y el español Armando del Rey “han querido rendir homenaje a este fenómeno realizando un vuelo con su traje de alas en La Palma en el que está considerado como el cielo más limpio del Hemisferio Norte para la observación astronómica”.

Los cuatro hombres-pájaro, explican, “han cruzado el cielo convirtiéndose en cuatro Perseidas más en una noche en la que podían observarse hasta 500 meteoros por hora, un fenómeno que se produce por el paso del cometa SwiftTuttle y que este año puede verse con cinco veces más intensidad de lo habitual”.

Los atletas han saltado desde 1.800 metros de altura y sobrevolado a 170 kilómetros por hora el Observatorio del Roque de Los Muchachos -al borde del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente- donde se encuentra el Gran Telescopio de Canarias (GTC) - el mayor telescopio óptico -, para terminar la aventura con un aterrizaje histórico con sus trajes iluminados con LED. “La experiencia sido increíble. Literalmente he sentido como si estuviera en un videojuego. Estaba en un túnel negro y sólo veía miles de estrellas en mi cara. Ha sido una visión increíble. Realmente sientes la velocidad, pero como no tienes nada que te rodee, estás ahí fuera en el espacio. ¡Una locura!”, comentaba Joakim Sommer, para quién a pesar de su amplia experiencia, este era su primer salto nocturno.

El salto sobre la Isla Bonita fue realizado desde la aeronave T-21 del Mando Aéreo de Canarias y gracias a la ayuda del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Cabildo de La Palma y Ejército del Aire. “Coincidiendo con los acontecimientos recientes, los saltadores han querido poner su granito de arena dando las gracias a todos los que ayudaron en las labores de rescate y extinción del incendio durante los últimos días”, señalan.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats