Piden que Benito Salvador López Herrera tenga una calle en San Andrés y Sauces

Alberto López Anadón, hijo menor del docente e investigador Benito Salvador López Herrera, nacido en San Andrés y Sauces en 1913, solicita que el Ayuntamiento dedique una calle a su padre en lo que considera “un homenaje más que merecido”. Critica que “en su día cambiaron el nombre de la calle donde está la casa en la que nació, calle Calvo Sotelo, por el de calle La Calle”.

Recuerda que su progenitor “desde niño fue un apasionado del estudio y de la naturaleza, así como de la historia de las Islas Canarias”.  Entre 1931 y 1936 fue “redactor honorífico del periódico Acción Social de La Palma, entre otros”.

Cuenta que “una vez finalizada la Guerra Civil, terminó su carrera de Magisterio y continuó con la carrera de Filosofía y Letras, rama de Historia, y mientras realiza su tesis doctoral, da clases como profesor de Enseñanza Media en Santa Cruz de La Palma (1942-1944) y posteriormente en Madrid en el colegio Répide (1945-1949)”.

“En 1947 se doctora en Historia con una tesis titulada Vida del Venerable José de Anchieta, Apóstol de Brasil y Taumaturgo del Nuevo Mundo (1534-1597). En 1949 fundó y dirigió el Colegio- Academia Anchieta dedicado a la enseñanza del Bachillerato elemental y superior, a la vez que siguió investigando sobre la figura del Padre Anchieta en el Instituto de Cultura Hispánica, en los archivos de la Compañía de Jesús en Toledo, dió clases en la Universidad Central de Madrid sobre Historia de América y publicó en revistas científicas, ensayos y en periódicos sobre la vida del misionero José de Anchieta”, detalla Alberto López Anadón.

“En 1954 fue elegido por el Gobierno para representar a España en el congreso de Historia que tuvo lugar en Sao Paulo con motivo de la Conmemoración del IV Centenario de la fundación de Sao Paulo. Allí defendió y mostró pruebas irrefutables de que fue el Padre José de Anchieta el fundador de Sao Paulo, por lo que dio por zanjada la controversia que durante muchos años había entre los historiadores sobre la figura del fundador: si fue Nóbrega (jesuita portugués)o Anchieta (jesuita español). Esto derivó en muchos titulares de prensa de la época, entrevistas en radio y televisión. Desde entonces, el Gobierno brasileño instauró en Brasil el Día de Anchieta el 9 de junio coincidiendo con la muerte del apóstol”, relata López Anadón.

“Entre 1957 y 1962, el doctor López Herrera fue docente en la Universidad Laboral de Sevilla en las cátedras de Historia de los Descubrimientos Geográficos y Geografía de América, donde siguió investigando en el Archivo de Las Américas. En 1962 regresó a Madrid y reabrió la Academia Anchieta y creó un método de estudio para alumnos adultos trabajadores. Es pionero en la implantación del acceso a la Universidad para mayores de 25 años”, asegura, y añade que su padre, paralelamente, “fue nombrado Profesor Extraordinario de la Facultad de Historia de la Universidad Complutense, donde colaboró en la docencia de doctorado, impartió conferencias y siguió publicando en revistas científicas y prensa, no solo sobre el Padre Anchieta, si no sobre otro misionero tinerfeño, el hermano Pedro de San José de Bethencourt. En 1971, salió la primera edición de su libro Las Islas Canarias a través de la historia, primer libro divulgativo sobre la conquista y colonización de Canarias, del que se realizaron dos ediciones más y se tradujo a varios idiomas”.

Benito Salvador López Herrera, indica su hijo, “fue promotor de la canonización de Anchieta, y colaboró con el Vaticano aportando información sobre el misionero para el proceso de beatificación que el Papa Juan Pablo II realizó en 1980. En 1982 fue distinguido por el Ministerio de Trabajo con la Medalla de Plata al Mérito en el Trabajo por su labor en la educación de adultos”. Falleció el 30 de noviembre de 1994 en Madrid y sus restos reposan en Tenerife.

López Anadón también considera que su padre reúne méritos para "ser nombrado Hijo Predilecto de La Palma".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats