China y EEUU empiezan los ensayos clínicos de vacunas contra el COVID-19 en tiempo récord

El objetivo de esta primera fase de estudios en EEUU es probar la seguridad de diferentes dosis de la vacuna

Nekuni

Las Palmas de Gran Canaria —

0

La pandemia de COVID-19 ha causando miles de muertes y está avocando la economía global a un futuro incierto. Una vacuna promete ser la solución definitiva a esta crisis, aunque pueda tardar meses en llegar. Para acelerar el desarrollo de una nueva vacuna, investigadores de China y EEUU están probando sus vacunas a velocidad de récord.

En Estados Unidos, los primeros ensayos en humanos de una vacuna contra el nuevo coronavirus empezaron el lunes 16 de marzo. Durante los ensayos, 45 voluntarios sanos recibirán en el Instituto de Investigación Médica de Washington Kaiser Permanente la vacuna desarrollada por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y de la compañía biotecnológica Moderna con financiación del Instituto Nacional de Salud.

El primer lote de vacunas estaba listo tan solo 42 días después de que autoridades chinas compartieran la secuencia genética del virus. Por primera vez, como parte de los esfuerzos para acelerar el proceso, las pruebas en humanos han comenzado sin haberse hecho pruebas en animales previamente. Los científicos aseguran que es seguro porque la nueva vacuna se basa en tecnología probada.

"Esta vacuna usa una tecnología preexistente. Fue creada con un estándar muy alto, empleando cosas que sabemos que son seguras para las personas y quienes participan en el ensayo serán sometidos a un seguimiento muy riguroso", asegura el doctor John Tregoning, un experto en enfermedades infecciosas del Imperial College de Londres, según informa la BBC.

El objetivo de esta primera fase de estudios es probar la seguridad de diferentes dosis de la vacuna para más adelante probar su efectividad. Los investigadores esperan tener los resultados de esta primera fase de investigación en tres meses.

China, el país donde se originó la crisis y donde se han dado el mayor número de casos, también se ha movido rápido para desarrollar una vacuna. El martes 17 de marzo, el ministerio de Defensa de China aseguró en un comunicado que el equipo de investigación de la Academia Militar de Investigación Médica había desarrollado “con éxito” una vacuna contra el SARS-CoV-2. Según el comunicado, se han autorizado ya las pruebas en humano, aunque no se precisó cuándo empezarían.

Estos desarrollos son pasos importantes hacia una solución definitiva a la pandemia de COVID-19, pero los científicos advierten que habrá que esperar meses para tener realmente una vacuna contra el coronavirus.

“Lo que tienen EEUU y China no es una vacuna sino un candidato a vacuna. Una vacuna debe reunir dos condiciones: ser eficaz y segura. La eficacia se prueba en animales, pero la seguridad se tiene que probar en humanos y lleva meses", señala Vicente Larraga, investigador del Centro de Investigación Biotecnológica (CIB) del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en un tweet del CSIC.

Según el investigador, "Una vacuna sería eficaz contra la próxima oleada de contagios, no contra la actual. Para la actual oleada solo queda aplicar el aislamiento para frenarla y disponer el tratamiento a los pacientes".

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2020 - 19:25 h

Descubre nuestras apps