eldiario.es

Menú

Ex alcalde de Valle Gran Rey (La Gomera) niega malversación y dice que "nunca" tuvo consciencia de hacer nada malo

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El diputado del Parlamento de Canarias y ex alcalde de Valle Gran Rey (La Gomera), Esteban Bethencourt Gámez (CC), ha negado hoy una presunta malversación por caudales públicos supuestamente cometido mediante el cobro ilegal de dietas y gastos en 1999 y ha afirmado que "nunca" tuvo consciencia de hacer nada malo, según puso de manifiesto durante su declaración en el juicio de jurado celebrado hoy en la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 30 (EUROPA PRESS)

El diputado del Parlamento de Canarias y ex alcalde de Valle Gran Rey (La Gomera), Esteban Bethencourt Gámez (CC), ha negado hoy una presunta malversación por caudales públicos supuestamente cometido mediante el cobro ilegal de dietas y gastos en 1999 y ha afirmado que "nunca" tuvo consciencia de hacer nada malo, según puso de manifiesto durante su declaración en el juicio de jurado celebrado hoy en la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

"Yo todo lo que presenté ante la Intervención del Ayuntamiento eran gastos relacionados con el servicio que yo hacía. Era alcalde 24 horas al día y dedicaba a eso todo el tiempo", dijo mientras reiteró que no era consciente de haber hecho nada irregular. "No tengo consciencia --continuó-- de que estuviera haciendo nada malo. Cuando tengo un interventor y dos técnicos de intervención que hacen su trabajo de fiscalización y control de pago, no puedo ir a hacer la labor de intervención".

Así, el ex alcalde señaló que el problema de la fiscalización y del control de pagos es de la Intervención de fondos y afirmó que nunca ha cobrado por su condición de primer edil, ya que declaró que estaba "satisfecho" con su sueldo de funcionario público como profesor y que de esta manera evitaba un gasto para el Consistorio.

Por su parte, Bethencourt expuso que su modo de operar respecto a las dietas y gastos era el de adelantar el dinero, ya que durante una parte del año el Ayuntamiento de Valle Gran Rey "no tenía dinero". "Yo adelantaba el dinero para pagar las facturas y los billetes --para desplazarse a otras islas-- y luego guardaba los resguardos. Pasaban meses y cuando la Intervención de Fondos decía que iban a pagar los gastos les pasaba las dietas, las facturas y los billetes a la Intervención. Lo demás era trabajo de ellos", dijo.

Al respecto, afirmó que en ocasiones los gastos que van desde marzo hasta diciembre los cobró en diciembre "porque no había dinero y había que pagar al personal, puesto que había otros gastos que se consideraban prioritario". "No es cierto --continuó-- que yo les impusiera que me pagasen. Eso no ocurrió nunca".

DESCUADRE DE 9.000 EUROS

El también diputado del Parlamento de Canarias expuso que se enteró de que existía un descuadre en los gastos de dietas después de que se interpusiera una querella en 1999, momento en el que encargó un informe "para ver qué había". Dicho documento dio un descuadre de más de 9.000 euros, un dinero que el ex alcalde "reintegró".

Sobre los motivos de que ingresara de su bolsillo el dinero que faltaba, Bethencourt indicó que "simplemente" por si existía alguna duda. "Reintegro ese dinero pero no he reconocido, y sigo sin reconocer que eso no me corresponde", aseguró.

"Jamás he tenido consciencia de lucrarme del Ayuntamiento de Valle Gran Rey y jamás utilicé un euro del Consistorio para malgastarlo, para invitar a nadie sin razón, para irme de juerga o de viajes de placer. Nunca jamás. Todo el gasto que se hizo y se presentó en la Intervención de Fondos fue un gasto conforme al servicio que he prestado al Ayuntamiento", reiteró.

PETICIÓN DE LA FISCALÍA

Por su parte, el ministerio fiscal ha solicitado un total de 5 años de prisión y 9 meses de inhabilitación para Bethencourt, una petición que para la acusación particular debe ser superior, ya que consideró que los supuestos hechos eran "graves" y pidió 8 años de prisión y 20 meses de inhabilitación, además de indemnizar al Consistorio gomero con el dinero presuntamente cobrado de forma fraudulenta. Por su parte, la defensa abogó por una sentencia absolutorial para el ex alcalde al entender que no hay hecho delictivo.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular entendieron que el ex alcalde, dada su condición de alto cargo dentro del Ayuntamiento, por traslados fuera de la isla, percibía, en concepto de dieta, la cantidad de 90 euros diarios, más los gastos de desplazamiento, hotel en su caso y comidas oficiales. Las referidas indemnizaciones se reducirían en un 50 por ciento cuando se pernoctase fuera del domicilio.

Asimismo, apuntaron que el ex regidor, "con la intención de enriquecerse ilícitamente a costa del erario público municipal y en virtud de las prescripciones citadas", cobró del Consistorio en concepto de dietas y gastos de desplazamiento la cantidad de 38.638 euros, sin que en ningún caso justificase la razón, necesidad o utilidad del desplazamiento efectuado, precisa el Ministerio Público.

"En todo caso le fueron abonados un total de 338 días al cien por cien de la dieta por gastos de manutención ascendiendo a la cantidad de 30.471 euros, cuando en todo caso debieron ser 179 días al cien por cien de la dieta y 64 días al 50 por ciento de la dieta que debían alcanzar los 19.022 euros, añade el escrito", señaló el escrito de la Fiscalía.

Finalmente, expusieron que durante el período referido (1999), Bethencourt en su condición de diputado autonómico percibió del Parlamento de Canarias en concepto de asistencias y dietas un total de 6.720 euros, si bien el ex alcalde, "con el persistente ánimo de injusto enriquecimiento en perjuicio del Ayuntamiento, percibió de la institución local las cantidades que le correspondían por desplazamiento en los días que había asistido al Parlamento en su condición de diputado autonómico".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha