La hostelería y el ocio nocturno en Canarias, pendientes de los cambios que anuncie el Gobierno regional tras el Consejo de este jueves

Este jueves, tras la celebración del Consejo de Gobierno, se decidirá si hay cambios en las restricciones en la hostelería y el ocio nocturno del Archipiélago

El sector de la hostelería y el ocio nocturno en Canarias está muy pendiente este jueves de lo que anuncie el Gobierno regional tras la celebración del Consejo semanal, en el que, tal y como anunció el portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez, hace una semana, podrán anunciarse cambios en las restricciones vigentes en las islas. Esas modificaciones estaban sujetas a la decisión de la Comisión Interterritorial de Salud de dar luz verde o no a las comunidades para gestionar de forma autónoma las medidas frente a la COVID-19 en estos sectores. En un primer momento, el Ministerio de Sanidad sacó adelante, sin consenso, un documento de medidas que estableció como obligatorias y que deberían estar vigentes hasta que el 70% de la población estuviese inmunizada frente a la la enfermedad. Este miércoles, tras una nueva reunión y ante la negativa de algunas comunidades, el departamento dirigido por Carolina Darias aceptó finalmente que no haya normas obligatorias comunes en toda España para la hostelería y el ocio nocturno durante la desescalada.

Las restricciones al ocio nocturno y a la hostelería en las Islas, en manos del Gobierno canario tras la Interterritorial de Salud

Las restricciones al ocio nocturno y a la hostelería en las Islas, en manos del Gobierno canario tras la Interterritorial de Salud

Con esta nueva decisión, el Ejecutivo canario tiene la posibilidad de retomar lo que ya advirtió hace una semana: hacer cambios en las restricciones vigentes en las Islas. Sin embargo, esto no significa que las medidas vayan a desaparecen, como aclaró Julio Pérez en la rueda de prensa tras el último Consejo de Gobierno. Sin embargo, explicó, algunas de ellas "se adaptarán" a la nueva situación, que es "cada vez mejor, aunque aún queda camino por recorrer".

Actualmente, el Archipiélago se mueve entre los niveles 1 y 2 de alerta sanitaria. Por un lado, El Hierro, La Gomera, La Palma, Gran Canaria y Fuerteventura se encuentran en la primera fase, la más baja, y ello implica que sus establecimientos hosteleros y el servicio de recogida en el propio local debe cerrar antes de las 00:00 horas. En Tenerife, Lanzarote y La Graciosa, este cierre, pese a estar en nivel 2, se lleva a cabo a la misma hora, pero en este caso la limitación en el grupo de personas es mayor (seis personas en terraza y cuatro en interior) que la del resto de islas (hasta diez comensales en exterior y seis dentro del establecimiento). En cuanto al consumo en barra, se establece un máximo de cuatro personas en las islas en el nivel de riesgo más bajo y de dos en el resto.

Situación de Lanzarote y Tenerife

En cuanto a los niveles de alerta, los datos arrojados en el informe que emite la Consejería de Sanidad diariamente no evidencian grandes cambios con respecto a hace una semana, cuando el portavoz del Gobierno canario ya afirmó que Tenerife y Lanzarote merecían "un seguimiento especial" por su número de contagios.

En los últimos días, Lanzarote le ha robado el puesto a Tenerife y se posiciona como la isla que tiene mayor incidencia del virus. Los parámetros de la isla conejera no muestran datos alarmantes, pero destaca su incidencia acumulada (IA) a dos semanas, con casi 113 casos por cada 100.000 residentes, más cerca de entrar en el nivel de riesgo alto que de pasar al bajo; y si IA a siete días es de 53,91, siguiendo la estela del indicador anterior. Por otro lado, su incidencia en la última semana en mayores de 60 años también se enmarca dentro del nivel medio, con 32,27 casos.

Por otro lado, y a pesar de que ya no es la número uno en este ranking, las cifras de la isla del Teide no han experimentado grandes cambios en siete días. Su incidencia acumulada (IA) a 14 días ronda los 97 casos por cada 100.000 habitantes (tiene que registrar menos de 50 para estar en nivel de riesgo bajo) y su IA a siete días es de 50 casos por la misma densidad poblacional (a más de 25 casos para bajar de nivel). No obstante, el resto de sus indicadores sí ha sufrido una leve mejora en los últimos días, como la ocupación en planta y en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), ambos parámetros en riesgo bajo.

En este sentido, mientras el resto de las Islas muestra una "reducción sostenida" de los contagios, como puntualizó Pérez, los datos de Tenerife no terminan de mejorar, algo que podría "eternizar" algo más su situación en nivel 2 de alerta sanitaria.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats