La portada de mañana
Acceder
El mapa de todas las inmatriculaciones de la Iglesia
¿A qué enfermos crónicos vacunar primero?
Opinión – No, no ha lugar, por Esther Palomera

Los datos que arrastran a Tenerife de regreso al nivel 2 de alerta tras solo diez días en nivel 1

Distribución de casos de COVID-19 en la isla de Tenerife, con datos de este domingo, 21 de febrero

Diez días. Es lo que ha durado la isla de Tenerife en nivel 1 de alerta sanitaria, el mínimo establecido por el Gobierno de Canarias para contener la COVID-19. Fue el pasado día 11 de febrero cuando el portavoz del Ejecutivo regional anunció que la isla del Teide, gracias a la mejora de sus indicadores epidemiológicos, merecía bajar al nivel mínimo, a pesar de que se estaba a las puertas del puente de Carnavales.

Gran Canaria, Fuerteventura y El Hierro suavizan sus restricciones y Tenerife las endurece

Gran Canaria, Fuerteventura y El Hierro suavizan sus restricciones y Tenerife las endurece

Tenerife había tardado nada menos que seis meses en regresar al nivel mínimo de alerta desde que el pasado mes de agosto comenzaran a subir los contagios de coronavirus en la isla. Tras medio año con duras restricciones, al fin volvía al nivel mínimo, eso sí, aderezado con medidas extraordinarias por el Carnaval que impidieron, por ejemplo, eliminar el toque de queda (que de hecho se amplió: desde las 22.00 horas a las 06.00) o poder reunir hasta a diez personas en las reuniones sociales y en la hostelería: solo seis pese a estar en nivel 1.

Ahora, solo diez días después, el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, ha confirmado que la isla regresa al nivel dos, justo cuando acaban las medidas carnavaleras. Por tanto, continúa habiendo toque de queda (aunque desde las 23.00 horas) y continúa el límite de seis personas en las reuniones sociales y en la hostelería.

La decisión adoptada por el Ejecutivo ya se intuía desde el pasado jueves, cuando su portavoz, Julio Pérez, confirmó que Tenerife volvía a mostrar "señales preocupantes" con el empeoramiento de algunos de los indicadores epidemiológicos tomados como referencia para determinar un nivel de alerta u otro. "Algo pasa en Tenerife que la bajada en los contagios no se consolida", dijo. Cuatro días después se confirma la noticia: Tenerife está de regreso en el nivel dos tras una visita fugaz al nivel 1. Pero, ¿cuáles son los valores que han empeorado? Según el último informe de incidencia acumulada, publicado este sábado por Sanidad con datos del viernes 19, son estos:

Tal y como como puede apreciarse en la tabla superior, Tenerife no cuenta con ningún indicador en nivel de riesgo mínimo (color verde), aunque tampoco ninguno en nivel de riesgo alto (color rojo) o muy alto (color marrón). De ahí que Sanidad haya establecido que el nivel de alerta correcto para la isla es el 2, ya que para mantenerse en el nivel 1 debía tener al menos un indicador de cada uno de los bloques en verde, cosa que no ha ocurrido.

La incidencia acumulada (IA) a siete días se encuentra en 42,49 casos por cada 100.000 habitantes (riesgo medio), y en mayores de 65 años, en 27,58 casos (riesgo medio). La trazabilidad ha bajado hasta el 73,33% (riesgo bajo), pero significa que ha descendido el porcentaje de casos cuyo origen es conocido. También la positividad (el porcentaje de positivos detectados en pruebas diagnósticas) ha descendido y se sitúa en el 4,47% (riesgo bajo).

Respecto al bloque dos, el que mide la capacidad asistencial de la isla, la ocupación de camas por pacientes con COVID-19 es del 2,19% (nivel de riesgo bajo) y el de camas UCI por pacientes con COVID-19 es del 9,7% (riesgo bajo).

En el gráfico superior, que muestra la IA a siete días actualizado este domingo por el Gobierno de Canarias, puede observarse que la curva en Tenerife, que inició su vertiginoso descenso a mediados de diciembre cuando se encontraba por encima de los 120 casos por cada 100.000 habitantes, alcanzó su punto más bajo el pasado 6 de febrero, cuando contaba con 29,6 casos, una cifra no vista desde principios de septiembre. Sin embargo, tras tocar fondo, comenzó a subir de nuevo y este domingo vuelve a estar rozando el umbral de los 50 casos.

Es decir, desde el pasado 6 febrero no ha dejado de subir, justo coincidiendo con la bajada de la isla al nivel de alerta 1 (que se anunció el 11 de febrero) y la entrada en vigor de las medidas excepcionales por Carnavales. Cabe destacar que el ascenso, como se ve en la curva, comenzó antes del puente, por lo que el empeoramiento no es, con los datos actuales, consecuencia del mismo. Que los Carnavales hayan contribuido a empeorar los datos es algo que, en cualquier caso, se verá en los próximos días.

En cuanto a la IA a 14 días, también tocó fondo hace unos días, concretamente el día 10, cuando registró 66 casos por cada 100.000 habitantes. Ahora está en 81,6.

Los datos actuales, aunque no son muy malos, sí marcan claramente una tendencia ascendente de nuevo, por lo que, tal y como explicó el consejero Blas Acosta, se establece el endurecimiento de las restricciones "como medida preventiva", o sea, antes de que empeore.

Restricciones vigentes en nivel 2

Las medidas, que comienzan a aplicarse a las 00.00 horas de este lunes y hasta el próximo día 28, son las siguientes:

Limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno. Se limita la libertad de circulación de las personas en horario nocturno de las 23:00 horas a las 6:00 todos los días.

Aforo entre no convivientes en espacios públicos y privados. Se limita la permanencia de grupos de personas a un máximo de 6, salvo en el caso de convivientes. Si el grupo incluye tanto personas convivientes como no convivientes este no excederá de 6 personas. 

Medidas específicas para actividad de hostelería, restauración y terrazas, bares y cafeterías. Se reduce el número de comensales por mesa a 6 personas y el cierre antes de las 23.00 horas. En las terrazas u otros espacios al aire libre dependientes del establecimiento, el aforo máximo autorizado será del 75% y del 50% en el interior, con un máximo autorizado de 2 personas en barra, con distancia de seguridad entre ellas de 2 metros.

En las terrazas u otros espacios al aire libre dependientes del establecimiento quedan prohibida las actividades que propicien no mantener la distancia de seguridad interpersonal o no usar mascarillas, tales como bailes, karaokes, etcétera. 

Práctica deportiva. Para las actividades colectivas en las zonas interiores de instalaciones y centros deportivos en las que no sea posible mantener la distancia de seguridad de 2 metros permanentemente, se permite un número máximo de 6 personas por grupo, incluido el monitor. Además, se garantizará la distancia de seguridad de 2 metros entre los distintos grupos en todo momento. No se superará el 50% del aforo para cada una de las estancias y centros deportivos.

Al aire libre se permite el deporte en grupos máximos de 6 personas, incluido monitor, si no puede mantenerse la distancia de seguridad interpersonal de 2 metros permanentemente. Se permite la actividad deportiva federada no profesional en modalidades con más de 10 personas superar hasta el máximo necesario para el desarrollo de la actividad. 

Transporte público. En el transporte público regular terrestre urbano y metropolitano de viajeros, queda reducido su aforo al 50%. Se reforzará la vigilancia de los medios de transporte terrestres urbanos en las horas punta para evitar aglomeraciones. En las horas punta se evitará hacer uso del transporte público para desplazamientos no esenciales o aplazables. 

Centros hospitalarios y centros de atención sociosanitaria. En los centros hospitalarios se limitan las visitas externas, quedando bajo supervisión del centro. Además, se recomienda la utilización de mascarillas tipo FFP2 y pantallas protectoras faciales por parte del personal que tenga atención directa con los pacientes en esos centros, así como reforzar la ventilación.

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2021 - 18:55 h

Descubre nuestras apps

stats