Continúa la búsqueda de las menores desaparecidas en Tenerife y no se descarta un plan de fuga del padre

La Guardia Civil registra la vivienda y una finca en Candelaria (Tenerife) de Tomás Antonio G.C., desaparecido este martes al igual que sus dos hijas. EFE/Miguel Barreto

La Guardia Civil insiste en que "hay varias líneas de investigación abiertas" sobre la desaparición de dos niñas menores (de 1 y 6 años) en Tenerife junto a su padre, Tomás Gimeno. La búsqueda, que ayer se extendió de la zona norte al sureste de la isla, se ha reanudado a primera hora de la mañana y está previsto que los miembros de la UCO se incorporen al operativo durante el día.

Búsqueda a contrarreloj del hombre y sus dos hijas desaparecidos en Tenerife: todo lo que se sabe hasta ahora

Búsqueda a contrarreloj del hombre y sus dos hijas desaparecidos en Tenerife: todo lo que se sabe hasta ahora

Además, el juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Güímar ha dictado una orden de búsqueda internacional del padre y sus dos hijas, informaron a Efe fuentes de la investigación.

Este viernes se registró la vivienda de Tomás Gimeno y sus movimientos bancarios. También trascendió la noticia de que la Guardia Civil había encontrado restos de sangre en el interior del barco del padre, según adelantó la agencia Efe. No obstante, como apuntan distintos medios locales, no se descarta un plan de fuga del padre, que llegó a extraer 70.000 euros y a cargar varias bolsas y a introducirlas en el barco de su propiedad en el que zarpó la noche de la desaparición, según captaron las cámaras de seguridad.

Esa embarcación fue encontrada a la deriva, sin ninguna persona en su interior y sin el ancla puesto. Además, también apareció la sillita de la bebé de un año flotando en el agua.

También se conoce que antes de que se le perdiera el rastro definitivamente, el padre de las niñas regresó a tierra después de una incursión en el mar de una hora y media aproximadamente, y fue con su vehículo a una gasolinera cercana al puerto a comprar un cargador de móvil.

Varias líneas de investigación abiertas

Los hechos fueron denunciados por la madre el pasado martes después de que su expareja no entregara a las niñas a la hora prevista y la amenazara por teléfono con que no las volvería a ver. Según publica Diario de Avisos, hasta en tres ocasiones hablaron por teléfono los padres de las niñas esa noche; una de ellas a las puertas de la Guardia Civil de Radazul, sobre las 22.30 de la noche y otra más sobre la 1.30 de la mañana.

En el marco de la investigación, en la que hay abiertas varias vías, no se descarta ninguna hipótesis, recalcan las fuentes de la investigación consultadas por Efe, se han practicado registros en la casa y una finca del padre en el municipio de Candelaria.

Cabe recordar que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Güímar, en Tenerife, abrió el pasado jueves diligencias previas en relación con la desaparición de Tomás Antonio Giméno y sus dos hijas por la presunta comisión de un delito de secuestro. La investigación se ha declarado secreta, tal y como informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

La madre de las niñas ya había alertado en diciembre ante la Guardia Civil de que su expareja la había amenazado verbalmente. Sin embargo, no presentó denuncia. Pese a ello, las autoridades decidieron actuar de oficio, siguiendo el protocolo de VioGén, y recientemente se habrían puesto en contacto con ella para comprobar si en los últimos meses había recibido más amenazas o sufrido algún episodio de malos tratos, pero lo negó.

Etiquetas
Publicado el
1 de mayo de 2021 - 10:43 h

Descubre nuestras apps

stats