Las Palmas de Gran Canaria a pedales: dos rutas por la ciudad de moda usando la bicicleta pública

Estación de la Sitycleta frente al Gabinete Literario, uno de los grandes monumentos del barrio de Triana, en Las Palmas de Gran Canaria. Viajar Ahora

1

Las Palmas de Gran Canaria se ha sumado de manera decidida a la apuesta por la bicicleta como medio de transporte alternativo al coche. La zona baja de la capital grancanaria tiene unas condiciones inmejorables para la implantación de un nuevo paradigma de movilidad que ya es una realidad en otras grandes ciudades de Europa: la zona baja es llana y el clima permite el uso de la bici durante todo el año. La inmensa mayoría de los grandes atractivos turísticos y culturales de la capital canaria se encuentran en el entorno de los más de 25 kilómetros de carriles bici construidos, por lo que es totalmente posible (y aún más recomendable) visitar los principales hitos a golpe de pedal. Otra ventaja es la existencia de un servicio de alquiler pública de vehículos con una red de estaciones que abarca la mayor parte de la ciudad baja.

GUÍA DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

GUÍA DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Desde el barrio de Vegueta al Castillo de la luz (los dos extremos que te proponemos en las rutas que te vamos a mostrar) hay apenas siete kilómetros (unos 25 minutos de pedaleo). La Sitycleta, el sistema de préstamo público de la ciudad, cuenta con cuarenta estaciones cuarenta estaciones y 300 vehículos que pueden alquilarse a discreción entre las siete de la mañana y las once de la noche (7.00 a 23.00). Es muy fácil usar el servicio y las tarifas son asequibles. Un solo uso de 30 minutos cuesta 1,50 euros. Pero si vas a estar varios días puedes sacar el abono semanal de 15 euros (los primeros 30 minutos son gratis, 0,5 euros cada 30 minutos adicionales hasta las dos horas y 0,75 euros cada 30 minutos los siguientes). Pero la distancia entre estaciones y atracciones permite hacer pequeños saltos de pocos minutos. Te proponemos dos rutas: la ciudad histórica (con sus principales museos y monumentos) y una ruta de playa. En ambos casos, todos los recorridos los haremos usando la bicicleta como único medio de transporte. Puedes ver las estaciones propuestas en el mapa señaladas con iconos rojos.

RUTA 1 DE VEGUETA AL CASTILLO DE LA LUZ (LA CIUDAD HISTÓRICA)

Parada 1; Vegueta (km 0) .- El punto de inicio de la ruta es la estación de Sitycleta de la Plaza de San Agustín, en pleno corazón del barrio histórico de la ciudad. Vegueta no sólo es un lugar bonito de ver. Sus palacetes de estilo colonial cuentan con detalles que nos permiten ver el paso de los últimos momentos de la Edad Media, los inicios del Renacimiento y el paulatino paso de los otros grandes estilos arquitectónicos y artísticos de Europa (Barroco, Neoclásico, Modernismo…). El primer lugar imprescindible del barrio es la Plaza de Santa Ana. Aquí se apelotonan algunos de los grandes monumentos de la capital, con la Catedral de Santa Ana Catedral de Santa Ana como protagonista absoluta. No pases muy deprisa. Sube por la Calle Castillo hasta la Plaza del Espíritu Santo y vuelve a la plaza para ver la imponente portada renacentista de la Casa Regental (Plaza de Santa Ana, 18) y hacerte una foto con los famosos perros de bronce que adornan el arranque de la plaza.

El otro gran eje monumental se encuentra en la trasera de la catedral. Desde Plaza del Pilar Nuevo arranca la Calle de los Balcones (repleta de viejas casonas de estilo nobiliario con preciosos patios interiores) y también alberga la Casa de Colón, antiguo palacio del gobernador de la isla (una verdadera joya de la arquitectura colonial) reconvertido en museo sobre los viajes de Cristóbal Colón a tierras americanas y sobre la relación de las islas con la colonización del Nuevo Mundo. Si está abierta entra en San Francisco de Borja (Calle Dr. Chil, 15), una auténtica maravilla del barroco en toda Canarias, y si eres de ir a ver museos ahí tienes el Museo Canario (Calle del Dr. Verneau, 2), un arqueológico con solera que centra su exposición en la sociedad prehispánica de la isla –es una visita imprescindible-. (ver guía del barrio de Vegueta)

Parada 2; Plaza de Cairasco (0,8 kilómetros desde Plaza de San Agustín –dos minutos-) .- Para cruzar el Barranco del Guiniguada no uses la bicicleta. Acércate hasta la Plaza de cairasco y entra en el Gabinete Literario Gabinete Literario , una de las muchas joyas que el modernismo dejó en la ciudad. Si estás de a media mañana, uno de los clásicos de la ciudad es tomar el aperitivo en la terraza del Hotel Madrid (Plaza de Cairasco, 4). Desde aquí hay que ‘bajar’ hasta la Calle Mayor de Triana. Vuelve un poco sobre tus pasos y baja por Remedios hasta Peregrina para seguir por Cano, tres de las calles más bonitas y emblemáticas de esta parte de la ciudad. Ahí, a un paso, está la Casa Museo Pérez Galdós Casa Museo Pérez Galdós (Cano, 6) casona burguesa con más de dos siglos a cuestas que vio nacer al insigne escritor grancanario y que guarda multitud de recuerdos, manuscritos, libros, muebles y documentos del genial autor (incluido uno de los Sorolla más famosos).

Parada 3; Parque de San Telmo (0,9 kilómetros desde Plaza Cairasco –dos minutos-) .- Tienes dos opciones. El carril bici corre por la calle Francisco Gurié y apenas supone una pedaleada de tres o cuatro minutos. La más bonita es caminar tranquilo por la Calle Mayor de Triana y dejarse atrapar por sus encantos. Los lugares más fotogénicos son la llamadaManzana Modernista (esquina Munguía) y la sede del Banco Caja Mar (Número 83). A pocos metros se ha abierto hace unos años el Triana Street Market Triana Street Market (Calle Domingo J. Navarro, 4) uno de esos espacios gastronómicos de vanguardia dónde varios chefs de altura comparten espacio ofreciendo casi de todo. Triana termina en una inmensa espiral del artista local Martín Chirino, otro de los genios de talla internacional que ha dado la ciudad. El Parque de San Telmo es otro de esos espacios especialmente queridos por los locales. La Ermita de San Telmo (siglo XVII) es una joya del mudéjar canario y sus artesonados son de los mejores de este estilo en Canarias. Justo en frente, bajo los inmensos laureles de indias y ficus, está el Kiosko Modernista, una pequeña obra de arte de principios del XX que hoy es la excusa perfecta para tomar un café tranquilo y ver a la gente pasar. Antes de dejar el barrio histórico puedes hacer dos incursiones cercanas: ahí al lado está la Calle Perojo, con sus casas de colores y al final de la calle Bravo Murillo está el Castillo de Mata, antiguo baluarte defensivo y los últimos restos de la muralla de la ciudad (ver guía del Barrio de Triana).

Parada 4; Parque Doramas (2,1 kilómetros desde Parque san Telmo -siete minutos-) .- El Carril Bici corre por la calle León y Castillo. Hay estaciones de Sitycleta en las oficinas de Sagulpa (Av. Alcalde José Ramirez Bethencourt, 33) y en las Piscinas Julio Navarro (Emilio Ley, sn). El Parque Doramas es otro de los espacios de referencia para los habitantes de la ciudad y, hasta hace relativamente poco, el único gran parque con el que contaba la ciudad (tiene 47.800 metros cuadrados). El lugar es un pequeño oasis verde justo al inicio de Ciudad Jardín, un barrio residencial de alta gama formado por casas y palacetes construidos a finales del XIX por la nutrida colonia inglesa que vivía en la isla. No dejes de pasar por el Pueblo Canario (una instalación turística que simula una plaza –aquí está el Museo Néstor dedicado a uno de los más importantes pintores de las islas-) y de ver el monumento Atis Tirma, que recuerda el sacrificio de los canarios que prefirieron morir a rendirse durante la conquista de la isla (ver guía de Ciudad Jardín y Alcaravaneras).

Parada 5; Parque Santa Catalina (3,2 kilómetros desde Estación Sagulpa -diez minutos-) .- Aquí no lo dudes y vete hasta la Avenida Marítima y toma el carril bici que corre junto al mar hasta el Parque Santa Catalina. Ya volveremos aquí en nuestra ruta dos. Como estamos hablando de la ciudad histórica puedes parar junto a la réplica de la Carabela Niña antes de seguir adelante.

Parada 6; Castillo de la Luz (1,4 kilómetros desde Parque Santa Catalina -tres minutos-).- Los muros de esta pequeña fortaleza que defendía el antiguo puerto de Las Isletas han visto mucho. Desde aquí se combatió a los más célebres pitaras, corsarios y capitanes de todos los enemigos de España durante siglos. Las piedras más antiguas del castillo lo son tanto como la propia ciudad (finales del XV) y han visto como el pequeño pueblo se convirtió en una de las capitales más pujantes del país. Hoy, la antigua infraestructura militar alberga la sede de la Fundación Martín Chirino Fundación Martín Chirino y custodia una buena parte de la obra artística del genial escultor grancanario.

RUTA 2 DESDE EL MERCADO DEL PUERTO AL AUDITORIO ALFREDO KRAUS (LA CIUDAD Y EL MAR)

Parada 1 Mercado del Puerto y La Puntilla . La Estación de Sitycleta más cercana al Mercado del Puerto es la del Castillo de la Luz -400 metros-. Este pequeño mercado de hierro llegó desmontado a la ciudad a finales del siglo XIX desde la factoría del mismísimo Eiffel para convertirse en el abasto público del barrio de La Isleta. Hoy, los puestos de verduras, carnes y pescados conviven con una animada oferta de bares de tapas. Sólo hay que cruzar la calle Albareda para llegar hasta la Playa de Las Canteras, sin duda alguna, la más importante de las joyas de la ciudad. Las Palmas de Gran Canaria se encuentra aquí con el mar de la mejor de las maneras; un inmenso arenal de más de tres kilómetros de largo protegida por un arrecife natural que la convierte en un auténtico acuario que rebosa vida. Ideal para los enanos y amantes del esnorkel. La Puntilla es el extremo norte de la playa y también el arranque del paseo que recorre todo el litoral oeste de la ciudad. Si te gusta caminar toma la ruta hasta El Confital (ver guía de Santa Catalina y Las Canteras).

Parada 2; Parque Santa Catalina (1,4 kilómetros desde la estación del Castillo de la Luz –tres minutos-).- Volvemos a pasar por este punto imprescindible para comprender la relación de la isla con el mar: primero fue el punto de escala y aprovisionamiento de los barcos que conectaban Europa con África (de esos años quedan los edificios Elder y Miller, antiguas consignatarias de buques) y después lugar de reunión y ocio de los turistas que empezaron a llegar a la ciudad para disfrutar del sol y la playa. Hoy sigue siendo un punto importante para la vida de la capital. El Museo Élder de la Ciencia y la Tecnología Museo Élder de la Ciencia y la Tecnología y el Acuario Poema del Mar Acuario Poema del Mar son buenas opciones para pasar un par de horas si viajas con niños; y si lo que te gusta es comprar tecnología a buenos precios puedes chusmear en las tiendas que se encuentran en las calles Ripoche o Luis Morote.

Parada 3; Plazoleta Farray (0,8 kilómetros desde Parque Santa Catalina –dos minutos-) .- El entorno de la Plazoleta Farray se ha convertido, en los últimos años, en un verdadero polo gastronómico: las calles adyacentes (Plaza Fray Junípero y Joaquín Costa) están repletas de tascas y bares. La Playa de Las Canteras está a apenas un par de calles de distancia. El gran hito playero de la zona es Playa Chica, una zona dominada por enormes charcones de marea (Los Lisos, los llaman) ideales para los niños.

Parada 4; Plaza del Pilar (1,3 kilómetros desde Plazoleta de Farray –cuatro minutos-) .- La Plaza del Pilar ejerce de corazón del populoso Barrio de Guanarteme. Desde el punto de vista turístico, la principal atracción de la zona es la porción de Playa de Las Canteras que está abierta a la acción directa de las mareas. Los locales la llaman la Ciccer (por una antigua central eléctrica que existía aquí hace algunas décadas) y es una de las mecas del surf a nivel internacional. En este barrio abundan los alojamientos alternativos (hostels y albergues), los bares, las escuelas de surf y los espacios de trabajo compartidos para la legión de nómadas digitales que deciden pasar aquí algunos meses. Si eres amante de la arquitectura visita el Auditorio Alfredo Kraus Auditorio Alfredo Kraus que es bonito por fuera pero impresionante por dentro. Las Palmas de Gran Canaria termina en Los Muellitos. De aquí parte un camino pegado a la costa que llega hasta los pies del Atlante, una enorme escultura de piedra volcánica que parece proteger toda la bahía. Si te gusta la fotografía, desde aquí se tienen buenas vistas sobre la playa.

Fotos bajo Licencia CC: Viajar Ahora

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2020 - 20:10 h

Descubre nuestras apps

stats