Cantabria arranca el puente con otra muerte por COVID y el aumento de la ocupación hospitalaria

Personal sanitario realiza pruebas de diagnóstico para detectar el coronavirus.

Cantabria ha arrancado el puente festivo con un empeoramiento generalizado de todos los parámetros de control de la pandemia, tras sumar otra víctima mortal por COVID en las últimas horas y con la ocupación hospitalaria de pacientes con coronavirus y la incidencia acumulada en continuo ascenso.

Cantabria refuerza los vacunódromos e instala un punto de realización masiva de PCR en los Campos de Sport

Sanidad refuerza los vacunódromos e instala un punto de realización masiva de PCR en Santander

Así, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad relativos a la jornada del viernes, el número de fallecidos en la comunidad autónoma desde que arrancó la pandemia se sitúa ahora en 624 personas, al sumarse otra fallecida desde el último balance. Se trata de una mujer de 82 años que ha perdido la vida en el Hospital de Laredo a causa de la enfermedad.

Además, la incidencia acumulada a 14 días escala hasta los 224 casos por 100.000 habitantes, mientras que a 7 días se sitúa en 146 casos, lo que indica una tendencia creciente del 86%. Este parámetro es más bajo entre los mayores de 65 años, que se encuentran inmersos en plena campaña de vacunación con la dosis adicional, aunque está en niveles de riesgo muy alto.

En la última jornada se detectaron 124 nuevos contagios, que a 7 días son 850 y a 14 días 1.306, tras un agravamiento de la situación en este periodo que ha hecho que la curva epidemiológica vuelva a cotas muy preocupantes.

En este sentido, la situación en los hospitales comienza a ser también más grave y la ocupación de camas por pacientes COVID sigue en aumento. En estos momentos hay 41 enfermos de coronavirus en los diferentes centros hospitalarios de Cantabria, lo que supone una ocupación del 2,6%, y de este número de ingresados, 9 de ellos se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), lo que eleva la ocupación hasta el 5,8%.

La comunidad autónoma, sin embargo, se mantiene en un nivel de alerta de riesgo controlado a pesar de que ninguno de los indicadores que se utilizan para hacer esta clasificación permanezca en este nivel. La negativa de la Consejería de Sanidad a actualizar el Semáforo COVID esta semana, pese a que lo anunció y posteriormente rectificó esta decisión, ha provocado que la comunidad autónoma viva un puente festivo sin apenas restricciones en vigor.

A última hora del viernes, el departamento que dirige Miguel Rodríguez (PSOE) solicitó el aval de la Justicia para imponer el Pasaporte COVID en determinados ámbitos, principalmente en el ocio nocturno, la hostelería y la restauración y los eventos multitudinarios, pero hasta que no haya una respuesta afirmativa del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) no entrará en vigor, lo que es previsible que no ocurra hasta avanzada la próxima semana.

Mientras, el Servicio Cántabro de Salud (SCS) se ha visto obligado a habilitar un nuevo punto para la realización de pruebas masivas PCR de detección de la COVID en los Campos de Sport de El Sardinero, en Santander, que comienza a funcionar este mismo sábado para dar respuesta a esta nueva ola de la pandemia.

Respecto a la campaña de vacunación, en estos momentos tiene la pauta completa un 92,7% de la población diana de Cantabria, es decir, de los mayores de 12 años. Si se tiene en cuenta el número total de habitantes de la comunidad autónoma, esta cifra se sitúa en el 83,4%. Ya se han administrado más de un millón de dosis y hay 482.261 personas que han completado la pauta.

Etiquetas
Publicado el
4 de diciembre de 2021 - 09:54 h

Descubre nuestras apps

stats