Revilla espera que la Justicia avale el toque de queda para frenar la "avalancha" de jóvenes contagiados

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, espera que los tribunales autoricen el toque de queda de 1.00 a 6.00 de la mañana que pedirá este miércoles la comunidad para 53 municipios, con el fin de frenar la "avalancha" de jóvenes que "están llegando todos los días a los consultorios y a los hospitales con el virus".

Y aunque la petición está argumentada "muy sólidamente" con razones sanitarias para que la Justicia apoye al Gobierno, el presidente ha recordado que "no siempre ha sido así" y que "ha habido casos en los que nos han dado la razón y otros en los que no nos la han dado".

"Hace un mes y medio hubo un momento complicado en el que intentamos controlar el ocio nocturno con una limitación a las 2.00 de la mañana y los tribunales dijeron que había que respetar el horario que tenían según licencia, que fueron las 6.00 de la mañana, lo cual convirtió a Cantabria en un foco de atracción de personas de otros lugares", ha recordado.

Por ello Sanidad ha anunciado este miércoles una serie de medidas con las que quiere sobre todo controlar los agrupamientos de personas jóvenes, como el toque de queda y la limitación de los grupos a seis personas entre la 1.00 y las 6.00 horas en más de la mitad de los municipios cántabros y la prohibición de venta de alcohol en comercios minoristas y gasolineras desde las 20.00 horas en toda la comunidad.

Estas medidas, según Revilla, están "argumentada desde el punto de vista sanitario", porque las decisiones que se han venido tomando en Cantabria durante la pandemia "no han sido políticas". "Yo no he intervenido jamás en esas decisiones, son medidas sanitarias de personas que saben, y por lo tanto esperamos que nos concedan esta petición", ha incidido. El presidente descarta pedir la vuelta al estado de alarma para no tener que depender de la Justicia a la hora de tomar este tipo de medidas porque cree que, de hacerlo, debería ser "en conjunto" por parte de todas las comunidades.

Además, defiende hacer "compatible" el aumento de los casos con el mantenimiento de actividad económica, ya que los contagios ahora son "menos alarmantes" porque, al darse sobre todo en jóvenes, tienen menos impacto en la presión hospitalaria y en las defunciones, que son los dos parámetros que han hecho de este virus algo "especialmente dañino".

"Cantabria es segura"

Pero aunque la ocupación de los hospitales ahora es "baja", el número de infectados sobre todo en la población joven es "tremendo", ha alertado Revilla, defendiendo tomar medidas restrictivas "pero que no paren el desarrollo económico sobre todo en este periodo estival, donde en Cantabria esperamos tener afluencia de gente".

En este sentido, el jefe del Ejecutivo regional ha reiterado que "Cantabria es una región segura" y "quien no quiera contaminarse no se va a contaminar, porque sabemos donde están los focos: en los lugares cerrados, en los grandes agrupamientos de personas jóvenes que piensan que no se van a contaminar".

Sin embargo "se contaminan y van a casa" y transmiten el virus a sus familiares mayores, por lo que ya están llegando a los hospitales y a las UCI personas vacunadas con la pauta completa, ya que la vacuna "es eficaz pero no al cien por cien", ha explicado Revilla, que ha hecho estas declaraciones tras una visita a Solvay, a preguntas de la prensa por las nuevas restricciones anunciadas esta mañana por Sanidad.

Etiquetas
Publicado el
14 de julio de 2021 - 14:37 h

Descubre nuestras apps