Castilla y León dará ayudas directas de 8.000 euros a los empresarios de discotecas tras un año sin poder abrir

Archivo - Sillas en la pista de baile de una discoteca, en una imagen de archivo

Castilla y León dará ayudas directas a los empresarios de discotecas tras un año sin poder abrir. Este viernes se ha publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) una línea de subvenciones directas para los autónomos del ocio nocturno y de otros sectores comerciales, industriales y de servicios a los que haya afectado "especialmente" la crisis provocada por la COVID-19 y las restricciones.

Estas ayudas van a "un colectivo que ha sufrido especialmente porque se ha visto afectado por las restricciones a la actividad y movilidad", ha afirmado la consejera de Empleo, Ana Carlota Amigo, que ha criticado las "condiciones leoninas" de las ayudas del Gobierno. Esta convocatoria está "especialmente" pensada para los que no puedan acceder a las ayudas del Estado, aunque serán "compatibles". Calculan que la pedirán tres mil autónomos.

El presupuesto inicial es de cuatro millones de euros, aunque está previsto que se pueda ampliar hasta "al menos" diez millones de euros y "no dejar fuera a ningún autónomo". "Tenemos previsto que se cubran el 100%", ha destacado el director general de Economía Social y Autónomos, Juan Pablo Izquierdo. Podrán acogerse 75 sectores económicos, de momento, aunque Amigo ha apuntado que la convocatoria será "abierta y flexible". La adjudicación será directa por orden de presentación.

Las ayudas serán de 3.000 euros salvo para el sector de las discotecas, que podrán pedir 8.000 euros, unas cantidades "significativas" para Amigo. Estos fondos deberán ir destinados al mantenimiento de la actividad. El plazo para presentar solicitudes empieza el 21 de junio a las 9.00 horas y terminará el 19 de julio a medianoche.

Los requisitos que pide la Junta de Castilla y León es que los autónomos hayan pagado sus correspondientes impuestos al Estado, a la Comunidad y a la Seguridad Social. El director general de Economía Social y Autónomos, Juan Pablo Izquierdo, ha apuntado que esto no significa que tengan que haber efectuado el pago por falta de liquidez, pero sí tener "apalabrado" el pago, " y eso les permite tener el certificado de estar al corriente de pagos". Las empresas deberán mantener la actividad durante al menos seis meses después de haber recibido la ayuda de la Junta, cofinanciada por el Fondo Social Europeo. La consejera de Empleo ha asegurado que este requisito de estar al corriente de pagos con Hacienda y la Seguridad Social ha sido una queja "recurrente". "Hay que ir allí, renegociar esa deuda y con ese papel ya vale. Que nadie que tenga deudas deje de pedir la subvención", ha pedido Amigo, que ha concretado que bastará con "ese papel que acredita que está renegociando la deuda".

También tendrán que estar dados de alta como trabajadores por cuenta propia, tener el domicilio fiscal en un municipio de Castilla y León y estar empadronado también en la Comunidad. Además, deben cumplir la normativa sobre integración laboral de las personas con discapacidad, conforme el artículo 3 del Decreto 75/2008, de 30 de octubre, o la no sujeción, o en su caso la exención de dicha obligación.

Izquierdo ha recordado que la forma de contacto será el correo electrónico y ha calculado que los pagos se iniciarán tres meses después de que termine el plazo para presentar las peticiones, en octubre, aproximadamente.

Tarifa plana

Izquierdo ha recordado que el lunes se abre el segundo plazo para pedir la extensión de la tarifa plana de autónomos, a la que ya se han apuntado 1.844 trabajadores por cuenta propia en el primer plazo.

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2021 - 11:00 h

Descubre nuestras apps