La portada de mañana
Acceder
Madrid se salta las recomendaciones pactadas pese al aumento de contagios
La auditoría a Correos carga contra una adjudicación a un directivo de FAES
Opinión - Poco nos pasa, por Esther Palomera

La desconocida asociación que logró que los independentistas firmasen contra Illa: "El PSC haría retroceder el procés 20 años"

Los representantes de las formaciones independentistas firman la declaración

El último miércoles de la campaña, a menos de 72 horas de la votación, un grupo de personas se presentó en la sede de ERC, en el Eixample de Barcelona, y pidió ver a Pere Aragonès. Traían un documento bajo el brazo, una declaración que sellaron en el registro del partido y que querían que fuese firmada por el candidato a la presidencia. Pero en ese momento el líder republicano no estaba, así que les atendió Sergi Sabrià, jefe de Esquerra en el Parlament. Él fue quien acabó leyendo el papel y, tras comprobar que no decía nada muy diferente a lo que su formación había defendido durante la campaña, lo firmó. Su nombre era el último en la lista, tras el de los números uno en la lista de Junts, CUP, Primàries y PDeCAT.

El Ministerio de Sanidad certifica que Salvador Illa no ha recibido la vacuna contra el coronavirus

El Ministerio de Sanidad certifica que Salvador Illa no ha recibido la vacuna contra el coronavirus

Quienes fueron capaces de reunir las cinco rúbricas con el compromiso de "no pactar la formación de un Govern con el PSC" es una desconocida organización llamada Catalans x la Independencia, que según sus organizadores cuenta con unos 500 simpatizantes pese a haber sido fundada en diciembre pasado. Una parte de sus integrantes provienen de una escisión crítica de la ANC, una cuarentena de personas que abandonaron la organización hace dos meses como protesta por que la Assemblea hubiera "abandonado la calle". Sin embargo, no todos ellos son rebotados de la ANC.

Uno de ellos es Jordi Alsina, que compagina su cargo como secretario de la ANC por Lleida mientras es miembro de Catalans x la Independencia. "La entidad nació en diciembre pasado, pero esta acción [buscar el compromiso de todos los partidos contra el PSC] llevábamos preparándola más tiempo, como mínimo 7 u 8 meses", explica Alsina en conversación con este diario. El objetivo de este grupo era doble. "Por un lado cerrar el paso al PSC. Un Govern con el PSC haría retroceder el procés 20 años, y a nosotros no nos vale el cuanto peor mejor, queremos avanzar". Por otro lado, Alsina explica que consiguiendo el compromiso de todos los partidos por la independencia garantizarían la máxima movilización de los votantes que desean la secesión. "Llamamos a votar a todos los independentistas, con la garantía de que todos sus votos irán para un Govern independentista", explica.

Ni los promotores ni los partidos preveían el impacto que ha tenido esta declaración. Según indican desde Catalans x la Independencia, el documento había sido enviado "por vía interna" a todas las formaciones independentistas, pero la mayoría de ellas no habían respondido. "Tenemos decenas de peticiones cada día. Manifiestos, que vayamos a un debate, actos sectoriales… la verdad es que esto ni lo vimos", explica una fuente del PDeCAT. En el partido de Àngels Chacón también firmaron este miércoles, en su caso la propia candidata, después de que un grupo de personas se plantase en la sede y reclamara ver a la candidata para recabar su apoyo. Chacón los hizo pasar y, tras leer el documento, le estampó su nombre. En el debate de TV3 de la noche anterior ya había advertido a Illa que no le apoyaría de ninguna forma, por lo que en el partido todos vieron natural que suscribiera ese compromiso por escrito.

En ERC tampoco le dieron demasiada importancia. "Lo hemos dicho por activa y por pasiva durante toda la campaña, que somos incompatibles con el PSC. Y es lo mismo que ha dicho Illa, que no va a pactar con independentistas", afirman desde el partido republicano. Con todo, en Esquerra reconocen que el revuelo que se ha formado en las últimas horas no les va bien. La formación ha lanzado una apuesta en esta campaña para tratar de convencer a votantes que huyen de la política de bloques, por lo que una noticia así les hace perder comba entre ese electorado.

Sin embargo, en ERC consideran que estaban "entre la espada y la pared", pues si hubiesen sido la única formación independentista en no firmar el documento, se les habría acusado de tener intención de pactar con el PSC. "Si lo miramos por el lado bueno, a partir de ahora seguramente algunos dejen de hablar de un tripartito que no ha estado nunca en nuestros planes", afirman.

Quienes no tuvieron ningún dilema a la hora de firmar fueron Junts, la CUP y Primàries, las tres formaciones que encabezan la lista en ese orden. En el caso de Laura Borràs, aceptó el documento en un acto de Lleida, de la mano de algunos de los promotores de la iniciativa, que se acercaron a ella tras acabar un acto. La candidata fue, además, la primera en firmar, el lunes día 8 de febrero, dos días antes que el resto. Agarrándose a este hecho, algunos han especulado con la posibilidad de que hubiera cierta conexión entre Junts y Catalans x la Independencia, algo que desde el partido niega. "No los conocíamos de nada, nos pidieron la firma y firmamos porque como es evidente, nosotros no tenemos ninguna intención de pactar con el PSC", explican desde el partido.

Algo similar ocurrió con la CUP y Primàries. Ambas formaciones sí tuvieron noticia del documento antes de que los voluntarios de la organización les abordaran. En la CUP incluso llegó a tratarse el tema en el secretariado nacional, su ejecutiva, que acabó dando luz verde al documento, antes de que la candidata Dolors Sabater lo firmara en Sabadell. También por parte de Primàries, un partido que lucha en esta campaña por entrar en el Parlament, su candidata Laura Ormella estampó la rúbrica el miércoles en el barrio barcelonés de Sant Andreu. "Nuestro compromiso es no pactar a nadie que no haga efectiva la declaración de independencia, así que con el PSC ni se nos pasa por la cabeza", afirma Ormella.

Del Tinell al acuerdo contra Vox

En Catalunya este tipo de compromisos previos a las elecciones de no pactar con otros partidos no son nuevos. En el acuerdo alcanzado en 2003 entre el PSC, ERC e ICV conocido como pacto del Tinell, que desembocó en el primer Govern tripartito de izquierdas, incluía una cláusula con la que los firmantes afirmaban que no llegarían a acuerdos con el PP ni en el ámbito de Catalunya ni en el Congreso. Este promesa fue seguida, en las siguientes elecciones, de otro compromiso por escrito del entonces aspirante a la presidencia Artur Mas, que depositó ante notario un documento en el que prometía que CiU no pactaría con el PP para llegar a la Generalitat.

Más recientemente los pactos de este tipo han tendido a dejar fuera de la ecuación de las alianzas a la ultraderecha. En esta campaña la plataforma Unitat Contra el Feixisme i el Racisme (UCFR), movimiento surgido hace una década para luchar contra la extinta formación xenófoba Plataforma per Catalunya, promovieron un manifiesto contra Vox. En el texto de esta declaración, suscrita por ERC, Junts, Comuns y la CUP, entre otros, todos ellos se comprometen a no pactar con partidos de extrema derecha como Vox.

Por su parte, este jueves el candidato del PSC, Salvador Illa, ha comparado el manifiesto suscrito contra él con la llamada "foto de Colón", que reunió hace un año al conjunto de las derechas en España, PP, Vox y Ciudadanos, contra el Gobierno de Pedro Sánchez. Una imagen que supuso la homologación definitiva de Vox como un partido con el que estas formaciones podían llegar a acuerdos. Para el candidato socialista, la declaración supone pues la "foto de Colon de los independentistas" porque, a su parecer, el acuerdo alcanzado muestra que proponen "bronca y confrontación".

Etiquetas
Publicado el
11 de febrero de 2021 - 21:33 h

Descubre nuestras apps

stats