eldiario.es

9

CATALUNYA

Artur Mas convoca la consulta soberanista el 9-N

El president de la Generalitat se basa en la ley de consultas aprobada por amplia mayoría en el Parlament

Al acto han asistido representantes de los partidos del bloque soberanista, a excepción de los de ICV y EUiA

El Gobierno español impugnará la convocatoria el lunes, que quedará sin efecto legal en cuanto el Constitucional admita a trámite el recurso

110 Comentarios

Artur Mas signa el decret de convocatòria de la consulta del 9-N al Palau de la Generalitat / TV3

Artur Mas firma el decreto que convoca la consulta con los consejeros de la Generalitat y algunos partidos al fondo.

El president de la Generalitat, Artur Mas, ha dado este sábado el último paso hacia la consulta soberanista al firmar el decreto de convocatoria para el 9 de noviembre. El decreto, que se sostiene legalmente en la ley de consultas aprobada la semana pasada por una amplia mayoría del Parlament y publicada en la misma mañana del sábado, incorpora las preguntas pactadas por los partidos del bloque soberanista el 12 de diciembre –"¿Quiere que Catalunya se convierta en un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente?"–, además del reglamento para la votación.

En su comparecencia tras la firma de la convocatoria, el president Mas ha destacado los aspectos que han guiado el proceso político. En primer lugar se ha referido a las "amplías mayorías sociales" que se han significado a favor de la consulta a través de las movilizaciones masivas, la última en la manifestación en forma de 'V' de la Diada. En segundo lugar se ha referido al consenso político "dentro de la pluralidad", un consenso que según Mas entiende que Catalunya es una nación y que contrasta "con la negativa a todo y que no da soluciones", en referencia a la actitud inmovilista del Ejecutivo de Rajoy.

Por último, el president ha destacado que la convocatoria se ha hecho de forma legal, con base en la ley de consultas, de la que ha dicho que es "constitucional y estatutaria".

"Este decreto es una herramienta que ponemos en manos de los 7,5 millones de catalanes para que decidan su futuro", ha explicado Mas después de anunciar que sigue abierto a un pacto con el Estado para celebrar la consulta. "Hemos estado y estamos dispuestos a negociar las condiciones de la consulta", ha asegurado, pese a estar ya convocada.

También ha enviado un mensaje al pueblo español, "con el que nos unen lazos profundos, y esos lazos seguirán". "Catalunya quiere decidir democrática y pacíficamente su futuro. A nadie puede asustarle que la ciudadanía exprese sus deseos en una urna", ha asegurado en castellano. Después se ha dirigido en inglés a la comunidad internacional, a la que le ha dicho que Catalunya es "un pueblo que se quiere manifestar".

El acto ha tenido lugar en el Palau de la Generalitat, al que han asistido el líder de ERC, Oriol Junqueras, y los diputados de la CUP, David Fernàndez y Quim Arrufat, además de la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, y miembros del Govern. En cambio, los líderes de ICV y EUiA, Joan Herrera y Joan Mena, han estado ausentes pues declinaron la invitación al considerar que se trata de un acto presidencial. Una gran concentración independentista ha tenido lugar en la Plaza Sant Jaume para mostrar su apoyo a la firma. Estaba convocada por la ANC y Òmnium Cultural, que llaman a otra concentración el día que el Constitucional suspenda el decreto.

Ahora, la campaña

El decreto de convocatoria será publicado esta misma mañana como un anexo del Diari Oficial de la Generalitat. Este es el final del camino jurídico para la consulta del 9-N. A partir de aquí, comienza la campaña de los partidos y la preparación de los detalles técnicos sobre la votación. Sin embargo, el Gobierno español ya ha anunciado que impugnará la convocatoria y la ley de consultas el lunes ante el Tribunal Constitucional que, en el mismo momento que admita a trámite el recurso, paralizará ambos textos, dejándolos sin validez legal.

A la espera de la reacción del Ejecutivo de Rajoy, el Govern lanzará a partir de mañana la campaña institucional para difundir la consulta y sus detalles. Está previsto que se ponga en marcha una web institucional y que se haga publicidad del 9-N en los medios. También los partidos podrán empezar sus respectivas campañas.

Entre las particularidades de la votación, la ley establece que debe ser una consulta popular sin ser vinculante. Permite la votación a partir de los 16 años y también de los ciudadanos comunitarios que lleven un año en Catalunya o los extracomunitarios si llevan tres. Contempla también el voto por depósito anticipado -además del presencial el 9-N-, consistente en depositar la papeleta entre los días 20 y 25 de octubre antes en una institución habilitada para ello para que la remita a la Mesa encargada del recuento.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha