eldiario.es

9

Contactos entre IU, Podemos y Equo camino de una “confluencia” más allá de lo electoral

Han mantenido encuentros bilaterales buscando vías de colaboración y  una posible candidatura unitaria en 2019

La reforma (o no) de la Ley Electoral de Castilla-La Mancha marcará parte de la estrategia de las tres formaciones a las que se podrían sumar otras como Pacma o el Partido Castellano

Reunión entre IU y Podemos Castilla-La Mancha

Reunión entre IU y Podemos Castilla-La Mancha

Izquierda Unida, Podemos y Equo en Castilla-La Mancha han iniciado una ronda de contactos con las Elecciones Autonómicas y Municipales de 2019 como horizonte. Las tres fuerzas políticas tienen claro que no se trata de buscar una confluencia electoral  puntual. El objetivo es rentabilizar esfuerzos y optimizar votos  pero con un trabajo previo durante los próximos dos años.

Buscarán primero el apoyo de una base social amplia en la región que les permita dar el salto a las instituciones. Podrían hacerlo a través de una candidatura unitaria. ¿Se utilizará la marca Unidos Podemos? Es difícil saberlo porque es previsible que cada territorio imponga su propia estrategia.  Quizá se dejen atrás marcas que IU y Equo mantienen en el ámbito municipal como Ganemos o Ahora. El trabajo por delante es complejo -hay que conciliar muchas sensibilidades- pero todos confirman su interés en ocupar un espacio político a la izquierda en el panorama castellano-manchego.

Podemos esperará a completar su renovación interna

En el caso de Podemos las decisiones a tomar dependerán del proceso de renovación en el ámbito de Castilla-La Mancha, tras la celebración de Vistalegre II. “El escenario lo empezaremos a plantear cuando concluyamos nuestros procesos internos autonómicos y provinciales, con los nuevos equipos ya elegidos”, confirma el secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina.

La formación morada baraja que estos procesos se produzcan  antes del verano. No hay fecha concreta. Incluso se podrían realizar de forma simultánea en varias comunidades autónomas “tanto por criterio económico como de relevancia”, señala García Molina.

Izquierda Unida y Podemos han mantenido su primer encuentro oficial  tras los cambios en la nueva dirección regional de IU “para analizar el momento y posibles vías de colaboración en las políticas concretas”, dice García Molina.

“No se trataba de hablar de confluencias. Estas cuestiones las tendrá que abordar el nuevo Consejo Ciudadano que salga elegido”. No tocaba aún “delinear” la hoja de ruta, insiste García Molina, quien recuerda que los propios documentos de Vistalegre II apuntan que los territorios “van a tener autonomía, sin crear incompatibilidades a la hora crear las confluencias, en función de las características de cada municipio o Comunidad Autónoma”.

José García Molina apunta que “lo lógico es que seamos capaces de ir asociándonos con gente para conseguir esos objetivos, especialmente en políticas concretas y parlamentarias y en su caso, cuando llegue, ¿por qué no?, en forma de coalición electoral”. Habla de una confluencia “por los hechos” tanto en el Parlamento regional como en el ámbito local. “Me refiero a una confluencia en lo real. Otra cosa son las posibles coaliciones electorales que puedan derivarse de eso” e insiste en que “es pronto para hablarlo”.

Podemos también iniciará su propia “exploración” para buscar “afinidades políticas y temáticas” y García Molina habla en concreto de PACMA “con los que en otras ocasiones no hemos llegado a acuerdos y hay que intentarlo”. El líder regional de Podemos, sin embargo, no creen en “macro-organizaciones que se atasquen en su propio funcionamiento. Que tengan que ser o no colegiadas depende de las potencialidades reales de cada lugar”. Lo ve más factible en ciudades como Madrid o Barcelona y no tan “oportuno” en Castilla-La Mancha.

IU: la decisión es de las bases

En el caso de Izquierda Unida Castilla-La Mancha las reuniones que mantiene con diversas fuerzas políticas se enmarcan en la ronda de contactos tras el cambio en la  dirección regional del pasado octubre y que ahora encabeza Juan Ramón Crespo.

Para el coordinador regional de IU “la confluencia será lo que quieran nuestros afiliados”. Para IU es “imprescindible coordinar el trabajo de nuestra gente por abajo, en la calle, en lo concreto”. Ese sería el primer paso para que, llegado el momento electoral “las direcciones no tuviésemos nada que hablar porque nos lo darán hecho desde abajo”.

“Como coordinador regional ni quiero, ni puedo, ni debo llegar a ningún tipo de acuerdo”, insiste. “La decisión, y creo que Podemos opina lo mismo, es de las bases”. Tampoco se empeñará en la ‘marca’. “Decimos que huimos de lo viejo y vamos a hacerlo en todos los sentidos” pero “cada uno desde su autonomía e independencia. Coincidiremos en muchas cosas, en otras no y no  pasa ni media”. Se trata de optimizar esfuerzos,  sin “homogeneizar”. 

Reunión de IU Castilla-La Mancha y Partido Castellano

Reunión de IU Castilla-La Mancha y Partido Castellano

 

Crespo abre el abanico de la posible coalición electoral a otras formaciones como el Partido Castellano. “Vamos a ver los posibles niveles de colaboración” fuera y dentro de las instituciones. Crespo habla de trabajar “sin prisa pero sin pausa y con pasos decididos” para generar una “unidad popular”.

Equo pide una “voluntad seria y firme de confluencia”

Desde Equo Castilla-La Mancha se plantean el “mismo objetivo”, explica la portavoz en Albacete, Lola del Olmo,  pero con el “añadido de que nosotros ya estamos trabajando en esa confluencia en la representación municipal”. Hay que recordar que Podemos no se presentó a las Elecciones Municipales de 2015 y que no forma parte de las marcas ‘Ganemos’ o ‘Ahora’ tanto en ayuntamientos como en diputaciones en las que se integran IU, Equo, candidaturas independientes y organizaciones ciudadanas.

Equo se ha reunido con IU. “De cara a 2019 aportaremos nuestra experiencia vivida en esta confluencia” y sitúa el punto de partida necesario en una “voluntad seria y firme de creernos la confluencia”. Considera este primer encuentro “importante” en ese objetivo. Buscan ocupar un espacio político en la región “replicando el modelo conseguido en el ámbito municipal”. La comunicación con Podemos es “muy fluida” y prevén también un encuentro con ellos. De momento las reuniones son bilaterales. “Hay que dar formalidad y pulir la confluencia”.

El papel de la Ley Electoral

En los resultados electorales de 2019 también influirá la Ley Electoral que rija los comicios. Castilla-La Mancha se encuentra en el proceso de cambiar la que aprobó el PP de forma unilateral, bajo el Gobierno de Dolores de Cospedal.

“Me gustaría pensar que alguna vez iremos a circunscripción única, donde el voto de cada quien sea más directo y participativo pero de momento parece que eso no es posible salvo que haya una reforma de la Constitución”, señala José García Molina. Podemos quita importancia al número de diputados. “Hay que comentarlo porque lo que tenemos es una anomalía pero sobre todo hay que buscar que el voto de la gente sea más representativo” y lamenta que ni Ciudadanos ni IU estén en las Cortes regionales porque “se ha perdido el voto de muchísima gente”.

De momento solo ha habido una reunión formal, en el marco de la reforma del Estatuto. “Aparte del trabajo que se hizo en el año 2010 sugerimos que se siga aportando en un gran congreso en la universidad con ponencias, talleres e incluso comunicaciones para generar un gran debate en torno al nuevo Estatuto que queremos, para que después las fuerzas políticas pasemos a tramitarlo”. Pero la  iniciativa, dice, es del Gobierno.

Juan Ramón Crespo cree que “cualquier demócrata debe reivindicar un cambio de la vigente Ley Electoral porque es profundamente injusta”. Recuerda que “IU podría tener entre uno y dos diputados en las Cortes de Castilla-La Mancha con el mismo número de votos que los tiene el PP, y Ciudadanos igual”.

Se muestra seguro de que habrá una modificación. “Es un compromiso de investidura del PSOE con Podemos. Sería un incumplimiento muy grave” y afea que no se haya comenzado a trabajar antes.

“El modelo que proponemos no es popular. Queremos más diputados, entre 63 y 69 y el que no cumpla que se vaya a su casa”. Lo justifica. “Cuando Cospedal los redujo a 33 hubo un ahorro de 10 millones de euros. 60 millones se gastaron en asesores. Eso no es democracia, es otra cosa”. 

Cortes de Castilla-La Mancha / Europa Press

Cortes de Castilla-La Mancha / Europa Press

Añade que no se trata de un mero aumento de escaños. “Hablamos de mandato revocatorio para los diputados que no cumplan, de rendición de cuentas, de iniciativa legislativa popular, de referéndums vinculantes. En definitiva, de democracia participativa”.

Equo por su parte no ha entrado todavía a analizar con “detalle” la reforma de la Ley Electoral castellano-manchega porque, de momento, su trabajo “se centra” en el ámbito municipal. Sin embargo lo considera un “asunto fundamental” a desarrollar en el ámbito de la confluencia.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha