La portada de mañana
Acceder
El debate sobre el tope a las hipotecas
La candidata del PP en València privatizó por 5,7 millones una universidad
OPINIÓN | El fascismo sociológico ya está aquí. Por Rosa María Artal

La base de la ONU en Quart de Poblet: “Un apoyo fundamental a las operaciones de mantenimiento de la paz”

Medio millar de personas trabaja en la base de telecomunicaciones que las Naciones Unidas mantienen en Quart de Poblet (Valencia). El Centro de las Naciones Unidas de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (UNICTF) ha ampliado sus dotaciones con un nuevo edificio que albergará oficinas dedicadas a la transformación digital de esta organización. La presentación del nuevo edificio ha contado con la presencia del secretario general adjunto de Apoyo Operacional de la Secretaría General de la ONU, Atul Khare; la ministra de Defensa, Margarita Robles; la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales; Ángeles Moreno, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

El recinto fue inaugurado en 2011 tras la firma de un acuerdo entre el Departamento de Apoyo Operacional de la ONU y el Gobierno español dos años antes. La base, un hub de tecnología que apoya a las operaciones de paz en el terreno, aporta soluciones tecnológicas, conexión, centro de datos, y apoyo remoto al terreno. La base de apoyo de la ONU en Quart de Poblet se inauguró con la intención de duplicar la capacidad de las comunicaciones en las misiones de paz lideradas por la ONU, que contaba únicamente con el centro de comunicaciones de Brindisi, en Italia.

Así, Quart de Poblet se ha convertido en un centro tecnológico que ha atraído a otras agencias y oficinas de Naciones Unidas interesadas en sus infraestructuras y en la ubicación de Valencia, con salarios y alquileres más bajos que en otras plazas de la ONU, como Ginebra o Nueva York, el buen clima y colegios internacionales para las familias de los trabajadores.

Agencias como el United Nations International Computing Centre (UNICC) y, más recientemente, Unicef y la Organización Mundial de las Migraciones han desplazado algunos de sus servicios de tecnología a Valencia. En este contexto de atracción de otra agencias, se enmarca la inauguración del nuevo espacio, conocido como edificio número tres, al que se agregarán otras ampliaciones.

El nuevo inmueble se completará próximamente con una mejora de los accesos al centro, con paradas de autobús próximas y un carril bici (la Generalitat Valenciana asumirá el coste de la conexión de las vías principales de comunicación) y con la construcción de nuevos servicios, tanto para trabajadores como para nuevas prestaciones, con el fin de “responder a todas las necesidades de las Naciones Unidas para esta instalación”.

Durante la inauguración, se han presentado también los futuros planes de crecimiento del UNICTF. El nuevo proyecto de expansión de la base supondrá la construcción de una superficie de unos 12.000 metros cuadrados. El nuevo edificio número tres, al igual que el resto de la base, cuenta con sistemas de eficiencia energética.

La base valenciana prevé seguir creciendo a medida que este organismo internacional incorpore la digitalización y la inteligencia artificial al desarrollo humano en busca del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Las instalaciones de Quart de Poblet aspiran a convertirse en “un verdadero campus digital de la ONU y en una referencia mundial en ciberseguridad y servicios digitales”.

En esta expansión colaboran tanto este organismo como el Gobierno central, a través de los ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores, y la Generalitat Valenciana. Con estas actuaciones, tras más de diez años de presencia en el territorio valenciano, la base de Quart de Poblet “se consolida como centro mundial para la transformación digital de la Secretaría de las Naciones Unidas” y conforma “un apoyo fundamental a las operaciones de mantenimiento de la paz”.

Khare ha agradecido el apoyo del Gobierno de España en el establecimiento y crecimiento del centro de comunicaciones, así como su contribución a la paz en las operaciones de Naciones Unidas por todo el mundo.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha agradecido la apuesta de esta organización por su sede en Quart de Poblet y ha insistido en el compromiso del Ejecutivo central, a través de las Fuerzas Armadas, para seguir trabajando en favor de la paz. También ha subrayado la importancia de seguir apostando por Naciones Unidas“, especialmente ”en momentos muy difíciles como los actuales, no solo por la terrible invasión de Putin a Ucrania, sino también por la existencia de más de 30 guerras en el mundo y 100 millones de refugiados“.

“Punta de lanza”

“Naciones Unidas tiene que seguir siendo la punta de lanza para seguir trabajando por la paz”, ha insistido la representante de la administración central, que ha destacado que España cuenta en la actualidad con más de 600 militares en UNIFIL, en Líbano, y con cinco observadores en la Misión de Verificación de la Organización de Naciones Unidas en Colombia. “Creemos firmemente en Naciones Unidas, en su trabajo por la paz”, ha recalcado la ministra.

Por su parte, el presidente autonómico, Ximo Puig, ha valorado que la ampliación de la base de la ONU en Quart de Poblet la convierte “en un hub para la transformación digital” de este organismo internacional y ha considerado que su apuesta por la Comunitat Valenciana revertirá en mayores oportunidades, más colaboración y más empleo. En la actualidad cerca de 700 personas de medio centenar de nacionalidades trabajan en estas instalaciones.

Puig ha resaltado que el nuevo edificio del UNICTF permitirá ampliar la plantilla en un centenar de personas y ha destacado la “apuesta cada vez más importante” de las Naciones Unidas por la Comunitat Valenciana. También ha indicado que a ello contribuye la existencia de “trabajadores de altísima cualificación, una red universitaria de referencia, la potenciación de un ecosistema innovador basado en la colaboración público-privada y la estabilidad institucional”.

“Nuevo avance”

“Hoy, este nuevo avance de la ONU en la Comunitat Valenciana nos alinea con su espíritu, con el sentido de su origen: ante grandes dificultades, grandes esperanzas”, ha expuesto el jefe del Consell, que ha destacado la “colaboración”, la “cooperación” y la “unidad” en torno a esta entidad y a su labor por la paz. “Hoy escenificamos una parte de ese gran compromiso global”, ha aseverado.

Puig ha agradecido también el respaldo del Gobierno de España a la Comunitat Valenciana a través del apoyo a la base de Quart de Poblet, así como la apuesta por la sostenibilidad de la ONU en su expansión por medio del “modelo policéntrico” que representa en todo el mundo.

Medio millar de personas trabaja en la base de telecomunicaciones que las Naciones Unidas mantienen en Quart de Poblet (Valencia). El Centro de las Naciones Unidas de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (UNICTF) ha ampliado sus dotaciones con un nuevo edificio que albergará oficinas dedicadas a la transformación digital de esta organización. La presentación del nuevo edificio ha contado con la presencia del secretario general adjunto de Apoyo Operacional de la Secretaría General de la ONU, Atul Khare; la ministra de Defensa, Margarita Robles; la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales; Ángeles Moreno, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

El recinto fue inaugurado en 2011 tras la firma de un acuerdo entre el Departamento de Apoyo Operacional de la ONU y el Gobierno español dos años antes. La base, un hub de tecnología que apoya a las operaciones de paz en el terreno, aporta soluciones tecnológicas, conexión, centro de datos, y apoyo remoto al terreno. La base de apoyo de la ONU en Quart de Poblet se inauguró con la intención de duplicar la capacidad de las comunicaciones en las misiones de paz lideradas por la ONU, que contaba únicamente con el centro de comunicaciones de Brindisi, en Italia.

Así, Quart de Poblet se ha convertido en un centro tecnológico que ha atraído a otras agencias y oficinas de Naciones Unidas interesadas en sus infraestructuras y en la ubicación de Valencia, con salarios y alquileres más bajos que en otras plazas de la ONU, como Ginebra o Nueva York, el buen clima y colegios internacionales para las familias de los trabajadores.

Agencias como el United Nations International Computing Centre (UNICC) y, más recientemente, Unicef y la Organización Mundial de las Migraciones han desplazado algunos de sus servicios de tecnología a Valencia. En este contexto de atracción de otra agencias, se enmarca la inauguración del nuevo espacio, conocido como edificio número tres, al que se agregarán otras ampliaciones.

El nuevo inmueble se completará próximamente con una mejora de los accesos al centro, con paradas de autobús próximas y un carril bici (la Generalitat Valenciana asumirá el coste de la conexión de las vías principales de comunicación) y con la construcción de nuevos servicios, tanto para trabajadores como para nuevas prestaciones, con el fin de “responder a todas las necesidades de las Naciones Unidas para esta instalación”.

Durante la inauguración, se han presentado también los futuros planes de crecimiento del UNICTF. El nuevo proyecto de expansión de la base supondrá la construcción de una superficie de unos 12.000 metros cuadrados. El nuevo edificio número tres, al igual que el resto de la base, cuenta con sistemas de eficiencia energética.

La base valenciana prevé seguir creciendo a medida que este organismo internacional incorpore la digitalización y la inteligencia artificial al desarrollo humano en busca del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Las instalaciones de Quart de Poblet aspiran a convertirse en “un verdadero campus digital de la ONU y en una referencia mundial en ciberseguridad y servicios digitales”.

En esta expansión colaboran tanto este organismo como el Gobierno central, a través de los ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores, y la Generalitat Valenciana. Con estas actuaciones, tras más de diez años de presencia en el territorio valenciano, la base de Quart de Poblet “se consolida como centro mundial para la transformación digital de la Secretaría de las Naciones Unidas” y conforma “un apoyo fundamental a las operaciones de mantenimiento de la paz”.

Khare ha agradecido el apoyo del Gobierno de España en el establecimiento y crecimiento del centro de comunicaciones, así como su contribución a la paz en las operaciones de Naciones Unidas por todo el mundo.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha agradecido la apuesta de esta organización por su sede en Quart de Poblet y ha insistido en el compromiso del Ejecutivo central, a través de las Fuerzas Armadas, para seguir trabajando en favor de la paz. También ha subrayado la importancia de seguir apostando por Naciones Unidas“, especialmente ”en momentos muy difíciles como los actuales, no solo por la terrible invasión de Putin a Ucrania, sino también por la existencia de más de 30 guerras en el mundo y 100 millones de refugiados“.

“Punta de lanza”

“Naciones Unidas tiene que seguir siendo la punta de lanza para seguir trabajando por la paz”, ha insistido la representante de la administración central, que ha destacado que España cuenta en la actualidad con más de 600 militares en UNIFIL, en Líbano, y con cinco observadores en la Misión de Verificación de la Organización de Naciones Unidas en Colombia. “Creemos firmemente en Naciones Unidas, en su trabajo por la paz”, ha recalcado la ministra.

Por su parte, el presidente autonómico, Ximo Puig, ha valorado que la ampliación de la base de la ONU en Quart de Poblet la convierte “en un hub para la transformación digital” de este organismo internacional y ha considerado que su apuesta por la Comunitat Valenciana revertirá en mayores oportunidades, más colaboración y más empleo. En la actualidad cerca de 700 personas de medio centenar de nacionalidades trabajan en estas instalaciones.

Puig ha resaltado que el nuevo edificio del UNICTF permitirá ampliar la plantilla en un centenar de personas y ha destacado la “apuesta cada vez más importante” de las Naciones Unidas por la Comunitat Valenciana. También ha indicado que a ello contribuye la existencia de “trabajadores de altísima cualificación, una red universitaria de referencia, la potenciación de un ecosistema innovador basado en la colaboración público-privada y la estabilidad institucional”.

“Nuevo avance”

“Hoy, este nuevo avance de la ONU en la Comunitat Valenciana nos alinea con su espíritu, con el sentido de su origen: ante grandes dificultades, grandes esperanzas”, ha expuesto el jefe del Consell, que ha destacado la “colaboración”, la “cooperación” y la “unidad” en torno a esta entidad y a su labor por la paz. “Hoy escenificamos una parte de ese gran compromiso global”, ha aseverado.

Puig ha agradecido también el respaldo del Gobierno de España a la Comunitat Valenciana a través del apoyo a la base de Quart de Poblet, así como la apuesta por la sostenibilidad de la ONU en su expansión por medio del “modelo policéntrico” que representa en todo el mundo.

Medio millar de personas trabaja en la base de telecomunicaciones que las Naciones Unidas mantienen en Quart de Poblet (Valencia). El Centro de las Naciones Unidas de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (UNICTF) ha ampliado sus dotaciones con un nuevo edificio que albergará oficinas dedicadas a la transformación digital de esta organización. La presentación del nuevo edificio ha contado con la presencia del secretario general adjunto de Apoyo Operacional de la Secretaría General de la ONU, Atul Khare; la ministra de Defensa, Margarita Robles; la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales; Ángeles Moreno, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

El recinto fue inaugurado en 2011 tras la firma de un acuerdo entre el Departamento de Apoyo Operacional de la ONU y el Gobierno español dos años antes. La base, un hub de tecnología que apoya a las operaciones de paz en el terreno, aporta soluciones tecnológicas, conexión, centro de datos, y apoyo remoto al terreno. La base de apoyo de la ONU en Quart de Poblet se inauguró con la intención de duplicar la capacidad de las comunicaciones en las misiones de paz lideradas por la ONU, que contaba únicamente con el centro de comunicaciones de Brindisi, en Italia.