Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez Peinado exprime la causa contra Begoña Gómez y cita ahora a Pedro Sánchez
OPINIÓN | 'Que no pare el espectáculo Peinado', por Esther Palomera
CRÓNICA | Una guerra de cien días para impedir la victoria de Trump

Camps y los ocho “te quiero” con El Bigotes, delegado de Gürtel en Valencia: “Tenía una relación política conmigo”

Francisco Camps, este miércoles, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid).

Lucas Marco

24

Francisco Camps en estado puro: por momentos histriónico, siempre grandilocuente y con una retórica desafiante hacia la adversidad judicial. “Sólo doy gracias a Dios por la vida que he tenido”, ha afirmado. La declaración del expresidente valenciano en el juicio por la pieza separada 5 del 'caso Gürtel' en la Audiencia Nacional, se ha convertido en una suerte de elogio de su carrera política y ha supuesto un constante tira y afloja con la fiscal anticorrupción, Concepción Nicolás. El presidente del tribunal, el magistrado José Antonio Mora Alarcón, ha insistido al acusado en multitud de ocasiones para que se limitara a contestar a las preguntas de la representante del Ministerio Fiscal. Porque Camps se ha dedicado constantemente a repreguntar a la fiscal y a reprocharle una supuesta persecución judicial que acabó con su trayectoria al frente del Ejecutivo autonómico del PP. “Me segaron mi carrera política”, ha lamentado.

La fiscal, por su parte, ha mantenido en todo momento el decoro y, con infinita paciencia, ha logrado cerrar el interrogatorio más esperado del juicio, tras las confesiones de los jefes de la trama 'Gürtel', que situaron a Francisco Camps como amigo de Álvaro Pérez 'El Bigotes' y enlace de la red corrupta en el Palau de la Generalitat Valenciana. “Llevamos 14 años diciendo lo mismo, señora fiscal”, le ha espetado el acusado en un momento del interrogatorio. Anticorrupción pide para el expresidente valenciano una pena de dos años y medio de prisión y una década de inhabilitación por los presuntos delitos de prevaricación y fraude a la Administración. 

Camps, quien ha aludido a sus “problemas gürtelianos”, se ha centrado en desligarse de la trama y, singularmente, de su amistad con Álvaro Pérez, con quien ha dicho que mantenía una relación puramente profesional, a pesar de las cariñosas conversaciones telefónicas intervenidas por la Policía y de que asistió a su enlace nupcial. “No fuimos amigos, era un colaborador del partido”, ha dicho sobre El Bigotes.

El expresidente valenciano ha situado su primer encuentro con Álvaro Pérez en 2003 pero ha descargado la responsabilidad de adjudicarle las campañas del PP en la sede nacional de la calle Génova de Madrid. “Venía decidido de la gran instancia, el comité nacional de campaña de España, nuestro partido está centralizado en su totalidad, no es un partido federado”, ha agregado. Así, la red Gürtel era “adjudicataria por el PP de España”, ha dicho Camps.

El acusado ha mantenido que ni siquiera sabía qué era la empresa Orange Market hasta que “saltó todo este lío”. Cuando la fiscal ha sacado a colación la primera información periodística sobre la empresa de la red Gürtel, publicada por el diario Levante-EMV antes de la operación policial que desmanteló la trama, Camps ha negado haberla leído en su momento, argumentado que se trata de “una noticia menor”. “Desde luego que no lo sabía, no tenía manera de saberlo porque no me pasaron esta noticia”, ha asegurado.

El expolítico del PP también ha argumentado que la imagen era la menor de sus preocupaciones: “Fíjese si he perdido pelo y no me preocupa en absoluto”, ha afirmado. Camps ha reivindicado su longeva militancia en el PP: “La lealtad y la disciplina en el partido significa que a mí no se me ocurre jamás preguntar quién está haciendo los actos del partido”.

Sobre las famosas conversaciones telefónicas intervenidas por la Policía entre Camps y El Bigotes, el expresidente valenciano ha argumentado que “se han sacado de quicio y la vida es así”. Francisco Camps asegura que estaba “exultante” tras haber mantenido una reunión con el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero en La Moncloa sobre la financiación autonómica. Así, la nochebuena del 2008 empezó una lista de llamadas “para felicitar la Navidad” pero ha indicado que a Álvaro Pérez lo llamó en su condición de “colaborador del partido”.

La fiscal le ha recordado que en las conversaciones telefónicas ambos interlocutores se dicen “te quiero” hasta en ocho ocasiones, según el recuento del Ministerio Público. “Eso es muy de partido”, ha respondido Camps, que ha enmarcado el diálogo en el “concepto político” de la “lealtad”. “Este señor tenía una relación política conmigo, por eso hablamos de lealtad”, ha afirmado.

“Estoy aquí libérrimo”

También ha dicho que El Bigotes tenía su teléfono por los actos del PP de los que se encargaba Orange Market. “Mi teléfono lo tienen millones de personas”, ha apostillado. Y sobre la relación del delegado de la trama 'Gürtel' con su esposa, Isabel Bas, ha recordado que El Bigotes la visitaba en su farmacia, “un lugar público”. “Mi mujer es una farmacéutica que está detrás del mostrador, no le puede decir que no venga”, ha dicho en referencia a las conversaciones telefónicas en las que Isabel Bas invita a Álvaro Pérez a pasar por su céntrico establecimiento.

“No me debe nada ni yo le debo a él, estoy aquí libérrimo, libre de cualquier tipo de esclavitud”, ha abundado Camps, en tono grandilocuente, sobre su vinculación con el delegado de la trama 'Gürtel' en Valencia. El expresidente ha asegurado que su familia devolvió los regalos navideños de Álvaro Pérez y, como muestra de que no eran tan amigos, ha dicho que El Bigotes dejaba los presentes en la conserjería de su edificio: “Para nuestra tranquilidad, nunca ha venido a mi casa”.

El acusado ha argumentado que no era amigo de Álvaro Pérez porque éste ni siquiera le presentó a sus jefes, Francisco Correa y Pablo Crespo. “¿Es absurdo o no es absurdo”?“, le ha preguntado a la fiscal. ”No tengo opinión“, le ha contestado Concepción Nicolás.

El poder y la amistad

El expresidente valenciano ha desglosado su concepto de la amistad en un contexto de ejercicio del poder. A preguntas de uno de los letrados de las defensas, Camps ha asegurado que “nunca” mantuvo una relación de amistad con “ningún” conseller de su propio Gobierno, ni mucho menos con los altos cargos. “Incluso con mis amigos de antes, como Esteban González Pons o Juan Cotino, nunca tuve relación de amistad porque eran mis subordinados”, ha afirmado. “Un Gobierno no es un grupo de amigos, un Gobierno es una cosa muy seria”, ha añadido.

El acusado ha imputado a la Fiscalía Anticorrupción una supuesta persecución sistemática contra su carrera política. Tras su dimisión por el 'caso Gürtel', acaecida el 20 de julio del 2011, se le “ha impedido hacer tarea política alguna”, ha deplorado el expresidente valenciano. “Me gustaría que retirara la acusación”, le ha dicho a la fiscal en tono medio amistoso, “porque me pondría en campaña ahora mismo”.

“Deje de tratar así a la Fiscalía y al tribunal”, le ha pedido el magistrado. “Me he dejado llevar por la ilusión”, se ha disculpado Francisco Camps.

Etiquetas
stats