La portada de mañana
Acceder
Andalucía destina 120 millones más en contratos a dedo para derivar a la privada
El asesor de Ábalos usó el cargo para ofertar mascarillas en plena pandemia
Opinión - ¿Qué era y qué es la izquierda? Por Neus Tomàs

PP y Vox pactan que la Generalitat asuma el IVA de À Punt tras las protestas del sector audiovisual

Los partidos que conforman el Gobierno valenciano pactan que la Generalitat asuma la deuda por el IVA de À Punt. PP y Vox han presentado una enmienda a los presupuestos autonómicos de 2024 para asumir la carga tributaria derivada del cambio de criterio de Hacienda, que no permite que el ente público se desgrave la totalidad del impuesto.

En el texto, presentado después de las protestas de los trabajadores y del sector audiovisual, la Generalitat se compromete a “asumir la carga de la deuda tributaria y los intereses de ejercicios anteriores, así como las obligaciones derivadas del ejercicio en curso del impuesto sobre el valor añadido que correspondan a la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació y a la Societat Anònima de Mitjans de Comunicació de la Comunitat Valenciana, derivadas de modificaciones normativas o de cambios de interpretación de las correspondientes administraciones tributarias”.

La deuda por el IVA genera un agujero anual de entre 10 y 11 millones de euros, que pone en riesgo la viabilidad de la radiotelevisión pública valenciana. En el proyecto presupuestario no se había previsto asumir esta deuda, pese a que se había abordado el tema con la Corporación. Los grupos de la oposición, Compromís y el PSPV, reclamaron que se tuviera en cuenta, como se había hecho anteriormente desde el Gobierno del Pacto del Botánico.

El bipartito PP-Vox también ha aumentado ligeramente el presupuesto para gastos de funcionamiento, pero resta esos 2,3 millones de euros de la partida del personal de la televisión pública. Las dos formaciones han acordado incrementar en 350.000 euros la creación de contenidos digitales en valenciano para jóvenes y aumentan en 1,8 millones de euros la subvención de la Generalitat al ente público, que alcanza así los 69,15 millones. Por su parte, el Consell de l'Audiovisual recibe 286.100 euros más.

PP y Vox también pactaron que el presupuesto de la corporación no supere el 0,3% del total autonómico, algo que el gobierno de izquierdas había señalado como un mínimo, en una enmienda a la ley de acompañamiento a los presupuestos que se debatirá la primera semana de diciembre.

Concentración de los trabajadores

Este miércoles, en la semana que se cumplen diez años del cierre de RTVV, trabajadores de la actual À Punt se han concentrado a las puertas de la sede de la cadena pública. La plantilla ha guardado un minuto de silencio a las 12:19, la hora exacta del apagón por orden del expresidente de la Generalitat Alberto Fabra.

Los comités de empresa de À Punt, liderados por Antonio Villareal (Intersindical) y Ana Santamaría (CCOO), en la sociedad anónima y en la corporación, han insistido en la necesidad de recordar la parte más negra de la historia de RTVV para evitar que se vuelva a repetir. Villareal y Santamaría han advertido de “novedades preocupantes” en el horizonte de À Punt por parte del nuevo Consell, como las “maniobras para asegurar el control político o el primer recorte en el presupuesto”, en referencia a las enmiendas de PP y Vox para cambiar la composición del Consell Rector. Los comités de empresa han advertido que estarán vigilantes para informar a una plantilla que “no permitirá un nuevo desastre”.