eldiario.es

9

ConsumoClaro ConsumoClaro

Desde China con amor: el 'top manta' salta a internet

Cientos de páginas web se dedican a la venta de manufacturas chinas de bajo precio que en muchas ocasiones imitan a las grandes marcas de Occidente. 

Foto Aliexpress

Foto Aliexpress

Seguramente a muchos de nosotros no nos sonará AliExpress pero sí Alibaba, el mayor comercio digital de todos los tiempos, mayor incluso que Amazon y eBay juntos. Alibaba es ya famoso por haber protagonizado la mayor salida a la bolsa que se recuerde, en la que recaudó más de 25.000 millones de dólares. Su fundador, Jack Ma, es obviamente uno de los hombres más ricos del mundo y con la plataforma ha conseguido saltar desde el mercado chino al internacional.

Con él lo han hecho también de forma masiva los 'chollos made in china', es decir los productos fabricados en el gigante asiático a bajo coste y que se venden por internet a precios mucho más bajos de lo que puedan costar sus homólogos en Europa o Estados Unidos. Muchas veces son malas imitaciones de las grandes marcas del diseño, otras prendas, zapatos o bolsos con una vaga inspiración en ellas e incluso algunas piezas tienen una calidad similar en los materiales y la elaboración, pero consiguen rebajar sensiblemente el precio gracias a la mano de obra barata empleada en ciudades-factoría como la provincia de Guangzhou (Cantón) o la ciudad de Shenzhen.

Son cientos, puede que miles, las tiendas que se dedican en todo el mundo a comprar y vender estos productos, en principio pensados para el mercado chino pero que acaban llegando a Occidente gracias al reclamo de los consumidores europeos y la búsqueda incesante de muchos internautas de prendas de apariencia costosa a precio de saldo. El afán aspiracional y la adoración de la marca como símbolo de estatus intervienen en este proceso, que la globalización facilita en sobre manera: solo necesitamos un ordenador conectado, una cuenta de Paypal y una dirección de correos a la que nos llegue el envío.

Foto: UNclimatechange

Jack Ma, fundador de Aliexpress y uno de los hombres más ricos del mundo. Foto: UNclimatechange

Pero también influyen las actuales tendencias en la moda a considerar todo como efímero y pasajero más allá de su valor momentáneo. El sociólogo Gilles Lipovetsky lo explicaba así en su libro 'El imperio de lo efímero' (Anagrama 2013): "hoy en día, la moda no es sólo un lujo estético y periférico de la vida colectiva, sino que se ha convertido en un elemento central de un proceso social que gobierna la producción y consumo de objetos".

Como dicen las autoras de un conocido blog de moda en un artículo sobre imitaciones: "Nos encantan los bolsos, amamos los bolsos de marca, pero muchas veces no podemos permitírnoslo, y a veces hay copias o réplicas de esos bolsos tan buenas que es imposible resistirse". En otras palabras, la marca importa por lo que representa, no por lo que cuesta. ¿Quién puede permitirse un bolso de Fendi, de Louis Vuitton o de Gucci por 1.000 euros? ¿Acaso importa?

¿Por qué no ponerse una imitación mucho más barata si al final el efecto que produciremos en los demás es el mismo? Esta realidad de fondo es la que espolea un negocio en el filo de la legalidad y del que se desconoce cuánto dinero mueve cada año, pero que algunas fuentes calculan que podría alcanzar los 500.000 millones de euros a nivel mundial.

Aliexpress: el canal de 'chollos' de Alibaba

Ahora ya podemos entender qué es AliExpress: es el portal de Alibaba de imitaciones y chollos chinos para occidentales. Su función es galvanizar todo este negocio más o menos tolerado en un solo canal que ofrezca visibilidad a los productores y 'oportunidades' a los compradores. En un vistazo se pueden detectar desde fundas para iPhone hasta pulseras por menos de 20 euros.

Y por supuesto, bolsos de inspiración que no llegan a ser falsificaciones pero que se acercan mucho a las marcas imitadas. Su precio no supera los 40 euros. Se puede pensar que Aliexpress no difiere mucho de un bazar chino de los que se pueden encontrar en cualquier barrio de una ciudad española, pero lo cierto es que los datos fríos hablan por sí solos: más de 200 millones de envíos anuales desde China a Occidente. 

Foto: ConsumoClaro

Foto: ConsumoClaro

El beneficio de estas ventas le ha permitido llevar al equipo de fútbol Guangzhou Evergrande, propiedad de Jack Ma, a ser campeón de Asia y participar en el último mundial de clubes. Una de sus principales estrellas es el ex madridista Robinho y su entrenador es Luiz Felipe Scolari, que llevó a Brasil a ganar el Campeonato del Mundo en 2002.

Cientos de 'bazares' en cada esquina de internet

Aunque está en el punto de mira de las grandes marcas, Aliexpress es el lado luminoso y legal de este sector. En el oscuro cientos de pequeños comercios se atomizan por la red comprando a manufactureros chinos y vendiendo en Europa y América de manera más o menos alegal. Ya pasamos del negocio de los 'modelos inspirados en' y las imitaciones más o menos evidentes al terreno de las falsificaciones, a veces más obvias y otras veces menos. Ropa y calzado, pero sobre todo los preciados bolsos de mujer, son las mercancías más solicitadas y copiadas.

Tiendas como Trendsgal.com muestran modelos que recuerdan bastante a las marcas originales, pero sin exponerse a citarlas o a mostrar sus logos. Los precios no superan los 10 euros y en algunos casos ni los cinco euros. Otras como Davinciluxury.com esconden su oferta detrás de un feo diseño de página de dominios aparcados. Si se hace clic en los enlaces aparecen tiendas como Dresslily.com o Fashionnetasia.com, que ofertan copias de modelos conocidos por menos de 30 euros

En C2coffer.com las falsificaciones son descaradas y los precios también resultan de 'top manta': un bolso imitación Michael Kors (se cita la marca), por 25 euros y otra de un Celine Boston por 35 euros, gastos de envío desde China incluidos. Shoplush.com es otra plataforma que se esconde detrás de una ventana emergente y solo cuando se hace clic en el apartado comprar aparece el catálogo. Esta tienda vende 'inspiraciones' de mejor calidad y por tanto los precios superan los cien euros.

Foto: ConsumoClaro

Foto: ConsumoClaro

Ioffer.com es quizás uno de los casos de 'top manta' digital más descarados: venden a precio de saldo copias de bolsos de más de 1.000 euros citando a las marcas sin ningún empacho y en una web mal diseñada y medio traducida a un español macarrónico, con elementos de chino e inglés. Por otro lado i-chollos.com es una página en castellano que trabaja como una especie de buscador de outlet de distintas tiendas y que no rechaza informar de copias y falsificaciones de modelos de marcas importantes. También nos ofrece los enlaces a los vendedores.

Otra más de las muchas, pero con un nombre al menos ingenioso es Shopsueyboutique.com, que vende copias de bolsos a un precio medio de unos 60 euros. Pero también se puede probar escribiendo en el buscador de Amazon "bolso imitación" y nos saldrá una larga lista de productos. No los vende la plataforma directamente sino algunos de sus muchos socios y tientas agregadas.

También la ropa 'made in China' tiene sus plataformas, con precios incomparables. Una de ellas es Milanoo.com, que combina la venta de ropa de diseños modernos con la oferta de imitaciones más o menos descaradas. Cctrue.es y Busicn.es ofrecen falsificaciones de las principales prendas de moda, como las deportivas de Nike o las Adidas Stan Smith.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete al boletín de ConsumoClaro

Además te recomendamos: 

Foto: Mike Licht

Foto: Mike Licht Mike Licht

Por qué los turistas acabamos casi siempre en un Starbucks y qué podemos hacer para evitarlo

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha