Las últimas recetas de invierno para calentarte mientras esperas la primavera

En esta semana de tiempo regulero todavía apetecen esos platos cálidos que nos reconfortan cuando afuera llueve

El pronóstico meteorológico para esta semana da ganas de sentarse en el sofá con una mantita y esperar a que llegue la primavera mientras te tomas algo calentito. 

Así que te traemos el último menú de invierno, para que no tengas que darle demasiadas vueltas a la cabeza y te dediques a calentarte el alma, que es lo que  nos está haciendo falta a todos por dentro y por fuera. Del aperitivo a los entrantes, pasando por un pescado y una carne, más un postre para endulzarte la vida. 

Los entrantes

Empanada con cocochas de merluza y algas: con la receta base que te dimos en este artículo de empanadas, te proponemos este otro relleno delicioso.

  • Hacemos un sofrito a fuego suave con una cebolla bien picada, un pimiento rojo, alga codium, una hojita de laurel y el AOVE (aceite de oliva virgen extra). 
  • Cuando esté bien pochado, subimos el fuego para eliminar el exceso de líquido, añadimos un chorro de vino Ribeiro y una cucharada de pimentón de la Vera dulce.
  • Al montar la empanada, ponemos en la base el sofrito y por encima estiramos las cocochas de merluza. 
  • Hornear a 200ºC durante 25 minutos.

Sopa escabechada de zanahoria braseada de Rodrigo de la Calle:

  • Para la zanahoria a la brasa, cortar en rodajas 100 g de zanahoria y, en una sartén de brasa con un poco de aove y tomillo, dorar hasta que coja color y sabor ahumado.
  • Para el escabeche, poner 75 g de cebolleta, un ajo y 25 ml de AOVE a dorar ligeramente.
  • Una vez que esté todo pochado, añadir 10 g de mirin y 90 g de vinagre de arroz y dejar que evapore durante tres o cuatro minutos.
  • Después, añadir 150 ml de licuado de zanahoria y cocer todo al mínimo. Cuando rompa a hervir durante seis-ocho minutos, añadir los aromáticos: ocho g. de soja sin gluten, siete g. de molinillo de pimientas, un poco de sal.
  • Echar la zanahoria ya braseada en la sopa y cocinar al mínimo sin que llegue a hervir durante 10 minutos.
  • Dejar de un día para otro en un tupper en el frigorífico y, al día siguiente, colar y poner a punto de sal si es necesario.

Alcachofas de Ponzano

  • Freímos cuatro o cinco alcachofas de la variedad blanca de Tudela muy bien peladas. Tienen que estar muy tiernas, para que no sean fibrosas. 
  • Las cortamos, muy finas, al momento, y tal cual a la sartén en aceite de girasol, que no les aporta sabor. Ha de ser un aceite muy limpio y muy caliente para que no queden aceitosas y sí crujientes. 
  • Cuando las sacamos de la sartén, les ponemos sal Maldon.

Los platos principales

Bacalao con gambas, del chef Helio Loureiro

  • Escaldar 600 g de bacalao en remojo y quitarle la piel y las espinas. Déjalo a un lado. Hervir 400 g de gambas (núcleo 80/100). Escurrir y reservar.
  • Calienta cuatro decilitros de aceite de oliva con 300 g de cebollas cortada en medias lunas finas, 40 g de ajo, 125 g de puerros picados finamente y la hoja de laurel y la cebolla. 
  • Añadir 200 g de zanahorias cortadas en juliana fina. Sazonar con sal y pimienta al gusto. 
  • Retirar del fuego y añadir el bacalao y la miga de langostino, un kilo de patatas cocidas sin piel y cortadas en dados, 20 g de perejil picado y medio litro de salsa bechamel. Mezclar bien.
  • Colocar la mezcla en una bandeja de horno untada con mantequilla. Colocar el otro medio litro de bechamel por encima.
  • Espolvorear con 150 g de queso rallado.
  • Hornear en un horno precalentado a 200°C durante 30 minutos.

Carrilleras de cerdo ibérico estofadas, del restaurante AdeArco:

  • Trocear una cebolla y medio pimiento rojo en trozos regulares, tres o cuatro dientes de ajo en láminas y una zanahoria en rodajas.
  • Sazonar un kilo de carrilleras de cerdo y sellarlas en una cazuela con aceite de oliva, procurando que se doren por todos los lados. 
  • Sin retirar la carne, echar a la cazuela la cebolla, el pimiento, el ajo y dos hojas de laurel. Removerlo bien y dejarlo cocer un par de minutos. 
  • Añadir una cucharadita rasa de pimentón dulce, le das unas vueltas e inmediatamente añades una cucharadita de comino y media cucharadita de nuez moscada, más un vaso de vino tinto, y dejas que se evapore el alcohol.
  • Cuando se haya evaporado, poner 500 ml de caldo de carne, remover  y dejar que se haga el guiso a fuego lento, sin que deje de hervir, una hora y media aproximadamente o hasta que esté la carne tierna, comprobando el punto de vez en cuando. A la media hora de que haya comenzado con la cocción, añadir la zanahoria.
  • La salsa puedes hacerla pasando las verduras con el caldo por la batidora, apartando las hojas de laurel u optar por separar la zanahoria en rodajas para servirla aparte.

El postre, que no falte

Tarta de manzana de la abuela: Emi Martín, de Casa rural Entregredos 5*, nos cede esta reconfortante receta: 

  • Cogemos un molde redondo y cubrimos la base con caramelo líquido.
  • Pelamos y laminamos muy finas las manzanas, con las que cubrimos el molde haciendo forma de flor.
  • Luego laminamos cinco o seis croissants y colocamos una parte de ellos encima de la manzana, poniendo capas de manzana y croissant hasta rellenar el molde.
  • Precalentar el horno a 180 °C.
  • Preparamos el líquido que va a hacer que salga la tarta, mezclando un litro de leche, ocho huevos, 250 g de azúcar y esencia de vainilla al gusto. Batimos todo muy bien y lo añadimos al molde.
  • Horneamos al baño maría, 30 minutos más o menos, pinchamos para ver si sale limpio y está cocinado.
  • Dejar enfriar y desmoldar, se puede acompañar con crema inglesa.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats