Víctor Erice rodará una nueva película 30 años después

Víctor Erice rodará una nueva película.

Javier Zurro


2

Han pasado 30 años desde que Víctor Erice -uno de los autores más influyentes de nuestro cine- rodara su último largometraje, El sol del membrillo. 30 años en los que los cinéfilos de todo el mundo se han tenido que conformar con cortos y pequeños trabajos, pero en los que no había rodado una nueva película. Ahora, las ayudas de Canal Sur, televisión pública andaluza, han desvelado que Erice rodará una nueva película, una información que confirman desde una de las productoras del proyecto, Pecado Films. Se llama Cerrar los ojos, y contará también con la producción de Cristina Zumárraga desde Tandem y de Nautilis, productora del propio Erice.

El cine que no se atrevió con el franquismo hasta que acabó el primer socialismo

El cine que no se atrevió con el franquismo hasta que acabó el primer socialismo

La noticia ha pillado por sorpresa a los productores, que han preferido no adelantar más información, aunque desde Canal Sur se avanza que los protagonistas serán José Coronado y María León. Sí que avisan que su estreno estaría proyectado, si todo va según lo esperado, para el año que viene. Atrás queda su experiencia frustrada al adaptar El embrujo de Shangai, proyecto en el que trabajó durante años y que nunca vio la luz, aunque años después se rodara otro acercamiento dirigido por Fernando Trueba.

Es una de las noticias más importantes para el cine español, ya que supone volver a disfrutar de la mirada de uno de los autores más importantes y personales de la historia del cine gracias a El espíritu de la colmena, con la que ganó la Concha de Oro del Festival de Cine de San Sebastián, El sur, y El sol del membrillo, por la que ganó el premio del jurado y el FIPRESCI de la crítica internacional en el Festival de Cannes.

A pesar de que no ha rodado desde entonces un largometraje, Víctor Erice decía este mismo año que nunca había parado. Desde 1992 rodó un fragmento conmovedor para el filme participativo Centro Histórico, rodó su correspondencia con el cineasta iraní Abbas Kiraostami, y también viró su producción hacia el video arte. Es en esa disciplina donde se encuentra su más reciente creación, Piedra y Cielo, una videoinstalación que se inauguró en 2019 en el Museo de Bellas Artes de Bilbao y que se ha convertido en un libro -Piedra y cielo. Jorge Oteiza, una evocación- donde se explican los orígenes y el desarrollo de aquella obra en la que quiso ‘cinematizar’ la obra de Jorge Oteiza.

En aquel encuentro Erice no avanzó este nuevo filme, es más, se mostró pesimista con una industria en la que “hay unas balizas que están impuestas desde las grandes corporaciones que dictan lo que se debe de hacer y cómo se debe de hacer”. “De la experiencia de los hermanos Lumière, de la experiencia original del cine, sólo queda como residuo la sala cinematográfica. Pero la película, los audiovisuales, porque yo diferencio entre cine y audiovisual, se consume no solo en la televisión, sino también en tabletas y móviles. En los primeros 80 o 90 años de cine, el lugar del espectador estaba absolutamente prefijado, y era el que sigue siendo para mí el lugar ideal para observar las imágenes de una película, la sala cinematográfica. Yo no desdeño la posibilidad de ver una película en esos procedimientos que ofrece la técnica, pero la experiencia se modifica sustancialmente”, dijo entonces Víctor Erice. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats