La portada de mañana
Acceder
Las tres derechas vuelven a Colón con Vox al frente, el PP dividido y Cs a rastras
Así es la "cultura de la temporalidad" en España
Opinión – Vayamos aún más allá, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

París, seducida por los sugerentes gofres sexuales de una venezolana

París, seducida por los sugerentes gofres sexuales de una venezolana
París —

0

París, 13 may (EFE).- "La Quéquetterie", en referencia a la expresión que usan los niños en Francia para denominar al miembro viril, es la primera tienda que vende en París unos sugerentes gofres con forma de genitales, y está regentada por una joven venezolana.

Taziana Jurdi se inspiró de este "concepto" en España y pensó que podría tener éxito también en el país galo, explica a EFE en una entrevista, en la que afirma que la venta diaria de este dulce es de entre 700 y 800 unidades.

"La que más se vende es la forma masculina", comenta Jurdi, y el "Sugar daddy", con vainilla, chocolate blanco y polvo de bronce, es el producto más "icónico" de este pequeño negocio ubicado en el centro de París.

La versión femenina -"foufounne"-, con helado en su interior, también tiene tirón entre su muy variada clientela, ya que hasta aquí se acercan "niños, mayores y familias enteras", confiesa Jurdi.

"Lo vi en Instagram y me pareció original, divertido y raro", explica Philippe Alves, un veinteañero que ha elegido el "Milshake fraise", bañado en chocolate blanco y chocolate de fresa, en su primera visita a "La Quéquetterie".

A ojos de la venezolana "la calidad de los moldes fue lo más complicado de encontrar", algo que logró finalmente en el catálogo de una empresa tailandesa.

"Las recetas fueron inventadas por mí", reivindica esta joven, que llegó a Francia hace diez años para estudiar cocina y pastelería, lo que le ha servido para ofrecer una carta de gofres de lo más variopinta.

"El producto es un poco fuerte. Hay una línea muy delgada entre ser vulgar y ser 'cool'", considera la propietaria del establecimiento al ser preguntada por si emplea el doble sentido con los clientes a la hora de vender, como sucede en otros sitios.

Jurdi explica que todos los trabajadores de la tienda son latinoamericanos, y que prestan especial atención al trato al público siendo simpáticos, escuchando "buena música" y evitando transmitir únicamente una imagen sexual del producto.

"A las personas que vienen aquí se les olvida que están comprando una 'quéquette'". Hay gente que ha venido muchas veces en poco tiempo porque les gusta el sabor", cuenta.

"La Quéquetterie" tiene nuevos proyectos para el verano y tras haber lanzado una línea de ropa con su logotipo, ahora quieren sacar helados y velas con el olor de la tienda.

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2021 - 10:59 h

Descubre nuestras apps

stats