Blogs y opinión

Sobre este blog

Viajamos a Sevilla para celebrar y despedir la 17 edición del festival y a descubrir Cómo nos relacionamos con los bienes comunes. Bienvenidos al último Zemos98 de nuestras vidas.

El aura de los sonidos, las palabras, las personas y las cosas

Sobre este blog

Viajamos a Sevilla para celebrar y despedir la 17 edición del festival y a descubrir Cómo nos relacionamos con los bienes comunes. Bienvenidos al último Zemos98 de nuestras vidas.

Empiezan con una mentira: un Bolero de Ravel que lo es, pero no. El MinusBolero de Johannes Kreidler reproduce, nota por nota, el más famoso bolero de todos los tiempos pero quitándole la melodía principal. La magia es que se oye, pero está en tu cabeza, como un miembro amputado que duele. Kreidler, el niño terrible del nuevo conceptualismo alemán, tiene 35 años y se la presentó tal cual al ECLAT Festival de Stuttgart: Ravel, sin la frase. Y se la compraron.

El tema da para hablar de todo: propiedad intelectual, neurología, estructuras jerárquicas en una orquesta clásica. A Salgado y MM les interesa el fantasma, lo que pasa cuando escuchamos algo que ya no está. Acto seguido presentan Words and Music, una opera experimental de Samuel Beckett y Morton Feldman donde tratan de resolver, precisamente, la tensión que define el trabajo de la poeta y el músico: que ni la palabra ni la música bastan para expresar lo necesario.Cuando lo que está es inexpresable.

Este proceso engancha limpiamente con Alvin Lucier y su famoso I am sitting in a room (1981). El compositor está, efectivamente, sentado en una habitación y, con dos grabadoras en la mano, recita este texto, que es también la descripción del proceso:

Descubre nuestras apps