La portada de mañana
Acceder
La presión de las comunidades aboca a España a un nuevo estado de alarma
Juan Carlos Campo: "Si nos sentamos con voluntad renovaremos el CGPJ"
Opinión - Hay vida detrás del ruido, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La situación de su Instituto en España había "disgustado mucho" a Alonso

Fotografía de archivo del 28 de octubre de 2016, de la bailarina cubana Alicia Alonso (c) durante un acto en La Habana (Cuba).

EFE

Madrid —

La ruptura entre la Universidad Rey Juan Carlos y el instituto de danza que había creado en España hace 20 años "disgustó mucho" a Alicia Alonso, fallecida hoy en La Habana a los 98 años; "me remuerde la conciencia habérselo dicho", ha señalado hoy a EFE el director de la entidad, Alberto García.

El Instituto Universitario de la Danza Alicia Alonso, según informaron hace dos semanas a EFE tanto García como el vicerrector de Ordenación Académica de la URJC, Fernando García Muiña, no seguirá su actividad en esa universidad al no alcanzar un acuerdo sobre la naturaleza de la adscripción del centro.

"Ya hemos recibido la comunicación de que el 1 de noviembre quieren que abandonemos la universidad. Todo el asunto está en manos de abogados y ya se aclarará y veremos cómo se soluciona. Aunque le habíamos quitado hierro al asunto Alicia quería venir a España a resolver la situación", ha explicado García.

El Instituto, que comenzó en 1992 en la Universidad Complutense como Cátedra de la Danza, se convirtió en el primer centro autorizado en España para impartir titulaciones de grado, que empezó a impartir desde 2001 en la URJC, la primera enseñanza oficial de danza en una universidad española.

Alonso, que consideraba al instituto "alimento para su espíritu", había remitido a los medios una carta en la que señalaba que estaba "consternada" ante la decisión del rector de la URJC, Javier Ramos, algo "muy injusto" después de "tantos años" de "esfuerzo y trabajo".

"Solo me resta apelar a las múltiples personalidades de buena voluntad que siempre han mostrado su respeto y admiración" por el Instituto, añadía la intérprete en su misiva.

García ha explicado que hoy, sobre las cuatro de la tarde, hora española, recibió la llamada del marido de Alonso, Pedro Simón, contándole que la coreógrafa y bailarina había fallecido.

"Ha sido muy inesperado porque, a pesar de que ella estaba siempre con problemas respiratorios, desde hace un año la atendía muy de cerca un cardiólogo. Tenía crisis, pero siempre se recuperaba. La llevaron a la clínica porque tenía la tensión muy baja, se estabilizó, pero al poco entró en parada", ha relatado.

García y ella estaban preparando para el próximo 16 de julio una gala en el Teatro de la Zarzuela "y ahora tendrá que ser algo muy distinto". "Pero le haremos un homenaje, sin duda", ha asegurado emocionado.

Para Alonso, España era "su segunda patria": "Aquí aprendió a bailar de niña, de aquí eran sus abuelos, y ella siempre sintió una atracción fantástica por el país", donde tenía grandes amigos "y una relación especial con personalidades como la reina Sofía".

"Ella siempre les decía a sus alumnos que la vida había que vivirla, porque era bellísima y maravillosa y que si les gustaba la danza tenían que hacer de eso el objetivo de su vida".

La cubana, ha asegurado García, siempre quiso "distanciarse" de una vinculación con la política cubana porque "no era nada fanática" y "tenía amigos de izquierdas y derechas".

Como personaje, Alonso era, según García, "la encarnación de Giselle, su papel emblemático, y aunque no quería que la encasillaran lo cierto es que ella 'era' Giselle".

La intérprete batió varios récord en su vida, tales como ser la estrella del ballet más longeva -70 años- en bailar en un montaje, o ganar con más de 60 años dos veces el Grand Prix de París.

"Ella hacía cosas impensables para una bailarina o bailarín, que ya son 'viejos' con 50 años. Asombró al mundo y le dio vida y humanidad a todos sus personajes", ha añadido García.

Etiquetas
Publicado el
17 de octubre de 2019 - 21:04 h

Descubre nuestras apps

stats