eldiario.es

Menú

Ribó califica de "limosna" la aportación de Rajoy al transporte público de València y Puig exige 38 millones

Para la Federación de Vecinos la anunciada financiación estatal de 60 millones de euros en tres años es "poco seria, arbitraria e insuficiente".

La entidad exige que se apruebe una ley de financiación del transporte que establezca unos criterios claros, objetivos e igualitarios para obtener la subvención estatal.

- PUBLICIDAD -
Joan Ribó y Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat.

Joan Ribó y Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha calificado este jueves de "limosna"  las partidas en los Presupuestos del Estado de 2018 para el transporte metropolitano de Valencia que han anunciado el PP y Ciudadanos, mientras que el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha insistido en reclamar 38 millones de euros para ese capítulo.

Ribó ha señalado tras una reunión que ha mantenido junto a Puig con el presidente de Telefónica España que la Conselleria de Obras Públicas y los alcaldes del área metropolitana han establecido que lo que se precisan son 38 millones de euros, por lo que los 10 millones negociados por otros partidos son "una limosna".

No obstante, ha considerado que las reivindicaciones que se han hecho desde la Comunitat empiezan a "romper las posiciones de no querer aportar ningún duro" a este transporte, y ha tachado de "absolutamente intolerable" que se hable de cifras por debajo de la cantidad "clara" y "definida" que se precisa.

"El resto son promesas, o son cantidades que tienen connotación de limosna porque se les está cayendo la cara de vergüenza" al PP y a Ciudadanos, que apoyan estos Presupuestos del Estado, por no aportar en ellos "un duro" a la movilidad en el área metropolitana, ha indicado el alcalde.

El president de la Generalitat ha aseverado que se trata de una situación "absolutamente anómala", pues "la realidad" es que lo que le corresponde al transporte metropolitano de València es "como mínimo" 38 millones de euros" para colocarse en una situación de "justicia equitativa".

Puig ha lamentado que el Gobierno central no cumpla con la ciudad de València y que se anuncien unos recursos para los próximos años que no se sabe "ni dónde están ni cuándo vendrán", algo que en su opinión no tiene "ningún sentido", y ha denunciado que para el Gobierno central la Comunitat sigue siendo "un convidado de piedra".

Críticas vecinales

"Toda aportación económica es bienvenida, pero las formas con las que se ha anunciado la subvención del Estado al transporte metropolitano de València nos parecen poco serias y arbitrarias, además de que la cuantía anunciada sigue siendo insuficiente".

Así se ha pronunciado la presidenta de la Federación de Vecinos de València, María José Broseta, sobre la aportación de 60 millones de euros por parte del Gobierno central para financiar el transporte metropolitano de València, a razón de 10 millones para este año, 20 millones para 2019 y 30 para 2020.

Pese a reconocer que es un primer paso y que partíamos de cero, Broseta ha considerado que estas cantidades no responden a criterios técnicos objetivos como el número de habitantes y de usuarios de las diferentes modalidades de transporte público, sino más bien a razones arbitrarias y partidistas.

Prueba de ello es que desde el Ministerio de Hacienda se argumentó a la delegación de la Generalitat que viajó a Madrid para solicitar esta subvención que los Presupuestos del Estado estaban muy ajustados y que no había dinero.

Sin embargo, "ahora por arte de magia y después de una disputa entre Ciudadanos y el PP aparecen estos 60 millones, que bienvenidos sean; pero insistimos en que no parece una forma muy seria de tratar los intereses de los vecinos y vecinas de València".

Además, pese a la cuantía anunciada, Broseta ha considerado que sigue siendo insuficiente teniendo en cuenta que la Generalitar estimaba en 38 millones de euros la aportación del Estado que le correspondería a València en función de los 1,5 millones de habitantes de su área metropolitana, y mucho más insuficiente teniendo en cuenta que solo para este 2018 Canarias percibirá 48 millones, Barcelona 109 y Madrid 127.

"Una vez más los valencianos y valencianas quedamos relegados como ciudadanos de segunda, por lo que exigimos al Gobierno que apruebe una ley de financiación de transporte que establezca unos criterios claros y objetivos para obtener estas ayudas y que trate por igual a todos los vecinos y vecinas de España", ha sentenciado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha