La fumigación de los cultivos de coca en Colombia pone en peligro la vida de los indígenas Emberá

Niña Emberá/Fotografía: M Gonzalez-Noda/InspirAction.

[if gte mso 9]>

El 22 de julio, la Fuerza Aérea Colombiana inició un proceso de fumigación de cultivos ilícitos en Alto Guayabal, en la región de Chocó, al noroeste de Colombia. Allí vive el pueblo indígena Emberá, uno de los 34 pueblos indígenas de Colombia identificados en riesgo de desaparición física y cultural.

El avión sobrevoló su comunidad y roció herbicidas químicos indiscriminadamente, tanto en las zonas donde había cultivos ilícitos como en las que solo eran cultivos de alimentos.

Su agua y sus cultivos han sido contaminados y muchos miembros de la comunidad, incluso niños, están empezando a contraer enfermedades.

Tras la fumigación el pueblo Emberá escribió a las autoridades colombianas denunciando los hechos y exigiendo una vez más al gobierno de Colombia que respete sus derechos, su tierra y sus vidas. El pueblo Emberá ha solicitado además apoyo urgente sanitario, alimentos de emergencia y suministros de agua limpia.

Los Emberá no se oponen a la erradicación de la coca, de hecho en 2012 ellos mismos pidieron al gobierno ayuda para su erradicación, expresando al mismo tiempo el rechazo total a la fumigación aérea.

El gobierno colombiano debe respetar los derechos de los pueblos indígenas y cumplir la Constitución colombiana y el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales, ya que ambas garantizan el derecho a consulta previa de los pueblos indígenas para las actividades que vayan a realizarse en sus tierras.

Colombia cuenta con más de 100 grupos indígenas y en su Constitución reconoce los derechos de estas minorías étnicas. Sin embargo, para muchos pueblos indígenas conservar su cultura tradicional es una lucha diaria.

Doce comunidades indígenas vencen la amenaza minera

Doce comunidades indígenas vencen la amenaza mineraLos Emberá originarios de Panamá han vivido en el bosque durante siglos pero esta no es ni mucho menos la primera vez que se ven gravemente amenazados.

En 2009 el Gobierno Colombiano concedió a la minera norteamericana Muriel Mining Corporation la explotación de sus recursos naturales. Doce comunidades indígenas afectadas por el proyecto afirmaron que la consulta previa no se había realizado adecuadamente, y expresaron su rechazo a toda actividad minera en su territorio.

La organización InspirAction, junto a su contraparte Justicia y Paz de Colombia, presentó una demanda en nombre de estas comunidades para detener el proyecto y obtuvieron un fallo a favor de las comunidades por parte de la Corte Constitucional de Colombia.

Esta decisión establece un precedente en cuanto al derecho de las comunidades indígenas y tribales al consentimiento libre, previo e informado, así como para llevar a cabo procesos de consulta con sus propios mecanismos tradicionales. El pueblo Emberá fue un ejemplo de lucha y defensa de su territorio.

Jaiquierma junto con otras mujeres Emberá, encabezó una marcha para proteger su montaña sagrada el Cerro Careperro. Decididas a parar la explotación minera en su territorio, se enfrentaron a las fuerzas de seguridad en 2009.

Jaiquierma relata por qué lideró la marcha para proteger el cerro Careperro, sagrado para los Emberá.

Hoy se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas bajo el lema “Pueblos indígenas construyendo alianzas: En honor a los tratados, acuerdos, y otros arreglos constructivos”.

Por ello, mientras los diálogos de paz entre el gobierno Colombia y la guerrilla de las FARC continúan en La Habana, hoy la organización InspirAction insiste en que el acuerdo final de paz debe en cuenta la problemática sobre la tierra y debe proteger con especial atención a los pueblos indígenas.

Etiquetas
Publicado el
8 de agosto de 2013 - 20:10 h

Descubre nuestras apps

stats