eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Comisión Europea acusará a Apple de tratos fiscales con Irlanda, según FT

Otras grandes empresas como Starbucks y Fiat también están siendo indagadas por la Unión Europea

Si se formaliza la acusación podría acarrear una multa multimillonaria

Gracias a acuerdos especiales y secretos, Apple tributaba por menos del 2% en Dublín

- PUBLICIDAD -
Apple retira actualización de sistema operativo por problemas de instalación

Apple retira actualización de sistema operativo por problemas de instalación

La Comisión Europea va a acusar a Apple de alcanzar acuerdos fiscales "ilegales" con Irlanda, según informa Financial Times. La Comisión lleva meses investigando a Starbucks y Fiat, a las que se acusa por acuerdos con los gobiernos irlandés, alemán y luxemburgués, respectivamente. El expediente puede terminar con una multa multimillonaria para Apple.

La investigación de Bruselas se ha centrado en Apple, que ha sido acusada de haber mantenido acuerdos que le benefician en materia fiscal y de los que otras compañías no disfrutan, por lo que podría haber evitado pagar 137.700 millones de euros. El tipo efectivo al que tributaba Apple era inferior al 2% después de haber llegado a acuerdos extra legales con ejecutivos irlandenses, según las fuentes consultadas por el FT.
 
Investigar irregularidades en estos acuerdos es algo extraordinario en la Unión Europea, pero la ingeniería fiscal de las grandes empresas para evitar pagar impuestos está a la orden del día. Bruselas se centra en investigar la transferencia de beneficios o ingresos de una filial a otra de un mismo grupo, para evitar declararlos en países donde los impuestos son más altos. Esta práctica es conocida como sándwich holandés, por la que una compañía paga sus impuestos en un país, pero traslada sus beneficios a un paraíso fiscal. Es ahí donde abona los sueldos a sus directivos, con lo que estos evitan pagar altos impuestos en el país de origen.
 
El escándalo saltó a raíz de que el Senado estadounidense  investigó cómo la empresa de tecnología derivaba los beneficios de Estados Unidos a otros países en los que no tenía residencia fiscal para no pagar impuestos. Basándose en los datos revelados en la comisión estadounidense, Bruselas inició la investigación que remonta a posibles tratos desde 1991, aunque Apple opera en Irlanda desde 1980.
 
Apple niega los hechos de los que se la acusa a través de Luca Maestri, el director de su oficina financiera: "No ha habido nunca un acuerdo especial, nunca ha habido nada que se pueda considerar como ayuda estatal". Maestri ha defendido también que Apple no ha acordado crear más empleos en Irlanda a cambio de un tratamiento fiscal preferencial. En declaraciones recogidas por el diario británico, Maestri asegura que "la investigación mostrará que no ha habido trato preferente a nuestro favor en ningún momento".
 
De realizar la acusación formal, este es el primer golpe que asesta la Comisión Europea a la ingeniería fiscal, dentro de una ofensiva que se ha iniciado por parte de los organismos internacionales recientemente.
 
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha