Room Mate, la cadena hotelera de Kike Sarasola, presenta concurso voluntario de acreedores

Economía

0

Room Mate ha presentado ese viernes ante el Decanato de los Juzgados de lo Mercantil de Madrid la solicitud de concurso de acreedores voluntario con venta de unidad productiva, acompañada de una oferta vinculante por parte de un inversor que plantea la continuidad del negocio y el mantenimiento de los puestos de trabajo, según recoge Europa Press. Inversor que no identifica.

Ni el mejor año del turismo salva a Sarasola: Room Mate registró pérdidas de 7,4 millones en 2019

Saber más

La cadena hotelera encabezada por Kike Sarasola ha informado a través de un comunicado que el traspaso del negocio hotelero está sujeto al análisis del administrador concursal y a la aprobación del juez. Además, ha apuntado que el concurso afecta exclusivamente a la empresa Room Mate y no al resto de sociedades del grupo.

La compañía ha afirmado que este procedimiento tiene el objetivo de garantizar la viabilidad y continuidad de su actividad empresarial, el servicio a sus clientes y el futuro de sus trabajadores y proveedores.

De esta manera, busca acogerse a las nuevas vías que ofrece la última reforma de la ley concursal para afrontar con mayores garantías y en las mejores condiciones la venta de su unidad productiva.

El golpe de los litigios

Room Mate ha señalado que se ha visto “fuertemente golpeada por la grave pandemia y por los litigios judiciales que mantiene la accionista Sandra Ortega con los bancos financiadores de Room Mate”.

El pasado mes de mayo, la empresaria Sandra Ortega, hija de Amancio Ortega y Rosalía Mera, anunció que desahuciaría al grupo hotelero español Room Mate de sendos hoteles en Nueva York y Miami al exigir el 100% del pago del alquiler de los inmuebles. La cadena hotelera acusa a la empresaria de “extrema rigidez” en las negociaciones.

Desde la compañía han subrayado que están en proceso de regularizar el pago con la mayoría de sus proveedores y en el camino para su recuperación, pero que el proceso concursal es la fórmula más adecuada para su viabilidad futura.

Room Mate se ha comprometido a contribuir con todo lo necesario para facilitar el desarrollo del procedimiento, asegura. Durante el tiempo que dure el proceso concursal, la actividad de la cadena hotelera continuará desarrollándose, añade.

Room Mate ha presentado ese viernes ante el Decanato de los Juzgados de lo Mercantil de Madrid la solicitud de concurso de acreedores voluntario con venta de unidad productiva, acompañada de una oferta vinculante por parte de un inversor que plantea la continuidad del negocio y el mantenimiento de los puestos de trabajo, según recoge Europa Press. Inversor que no identifica.

Ni el mejor año del turismo salva a Sarasola: Room Mate registró pérdidas de 7,4 millones en 2019

Saber más

La cadena hotelera encabezada por Kike Sarasola ha informado a través de un comunicado que el traspaso del negocio hotelero está sujeto al análisis del administrador concursal y a la aprobación del juez. Además, ha apuntado que el concurso afecta exclusivamente a la empresa Room Mate y no al resto de sociedades del grupo.

La compañía ha afirmado que este procedimiento tiene el objetivo de garantizar la viabilidad y continuidad de su actividad empresarial, el servicio a sus clientes y el futuro de sus trabajadores y proveedores.

De esta manera, busca acogerse a las nuevas vías que ofrece la última reforma de la ley concursal para afrontar con mayores garantías y en las mejores condiciones la venta de su unidad productiva.

El golpe de los litigios

Room Mate ha señalado que se ha visto “fuertemente golpeada por la grave pandemia y por los litigios judiciales que mantiene la accionista Sandra Ortega con los bancos financiadores de Room Mate”.

El pasado mes de mayo, la empresaria Sandra Ortega, hija de Amancio Ortega y Rosalía Mera, anunció que desahuciaría al grupo hotelero español Room Mate de sendos hoteles en Nueva York y Miami al exigir el 100% del pago del alquiler de los inmuebles. La cadena hotelera acusa a la empresaria de “extrema rigidez” en las negociaciones.

Desde la compañía han subrayado que están en proceso de regularizar el pago con la mayoría de sus proveedores y en el camino para su recuperación, pero que el proceso concursal es la fórmula más adecuada para su viabilidad futura.

Room Mate se ha comprometido a contribuir con todo lo necesario para facilitar el desarrollo del procedimiento, asegura. Durante el tiempo que dure el proceso concursal, la actividad de la cadena hotelera continuará desarrollándose, añade.

Room Mate ha presentado ese viernes ante el Decanato de los Juzgados de lo Mercantil de Madrid la solicitud de concurso de acreedores voluntario con venta de unidad productiva, acompañada de una oferta vinculante por parte de un inversor que plantea la continuidad del negocio y el mantenimiento de los puestos de trabajo, según recoge Europa Press. Inversor que no identifica.

Ni el mejor año del turismo salva a Sarasola: Room Mate registró pérdidas de 7,4 millones en 2019

Saber más

La cadena hotelera encabezada por Kike Sarasola ha informado a través de un comunicado que el traspaso del negocio hotelero está sujeto al análisis del administrador concursal y a la aprobación del juez. Además, ha apuntado que el concurso afecta exclusivamente a la empresa Room Mate y no al resto de sociedades del grupo.