Alquilar paneles solares: la nueva moda sostenible en España

Una instalación solar.

España se ha posicionado como el escenario ideal para el autoconsumo de energía solar. Y es que ser uno de los países europeos con más horas de sol convierte nuestro país en mucho más que un destino de sol y playa. Tras la eliminación del polémico impuesto al Sol en 2019, cada vez son más las familias que optan por aprovechar su tejado para generar energía limpia y sostenible, a la vez que logran un ahorro de hasta un 50% en el consumo de su factura de la luz.  

El 2019 fue el mejor año de la historia para la energía fotovoltaica en España. Se estableció un nuevo récord de capacidad instalada tanto en plantas en suelo, con 4.201 MW de nueva capacidad, como en autoconsumo, con 459 MW. Como resultado, España fue el mercado líder a nivel europeo y el sexto a nivel mundial. Fue la primera vez desde 2008 en la que nuestro país se situó en como líder del mercado fotovoltaico europeo.

Las claves del autoconsumo

Una de las firmas de referencia en el sector es Otovo, la compañía noruega que llegó a España a comienzos de este año, con más de 3.000 instalaciones en Europa, se ha convertido en el líder de las instalaciones residenciales en nuestro país. Tras una exhaustiva evaluación de las posibilidades del mercado español, la compañía estima que cuatro millones de hogares unifamiliares podrían disfrutar del autoconsumo.

Con la compra de un sistema de autoconsumo solar a través de Otovo, una familia española puede alcanzar una rentabilidad media de un 10%-15% anual, lo que puede llegar a amortizar el sistema en 7 años, menos de un tercio de la vida útil de la instalación. En España, la instalación media necesaria ronda los 10 módulos (3.5kWp), con una inversión inicial de unos 5.000 euros, que se traduce en un ahorro en luz de entre 500 y 800 euros desde el primer año.

Pero ¿y si tu situación no te permite realizar una inversión inicial? Además de la opción de compra -que genera mayor rentabilidad-, Otovo ofrece también la opción de alquilar los paneles solares. De esta manera, es posible disfrutar de todos los beneficios del consumo de energía solar desde menos de 1 euro al día, un coste menor que el ahorro en la factura, generando un beneficio inmediato. Este servicio resulta accesible para todos los bolsillos, ya que no requiere de ningún tipo de inversión previa, solamente una cuota mensual proporcional al tamaño de la instalación a través de un renting. Al finalizar el contrato de alquiler, la instalación pasa a ser propiedad del usuario y, hasta entonces, la compañía se encarga del mantenimiento y garantía de los paneles, de forma que el cliente no tenga que preocuparse de nada. Así, de manera simple, el cliente consigue un ahorro desde el primer mes y en unos años ha pagado el sistema sin tener que invertir.

Algunas de las principales barreras con la que se encuentran los potenciales clientes a la hora de instalar este tipo de sistemas son la falta de confianza en los instaladores y una larga lista de trámites por delante. Es por esto que recurrir a empresas especializadas en el sector resulta la solución más rápida, eficaz y segura. Otovo ofrece un servicio “llave en mano”, por lo tanto, el cliente queda exento de la solicitud de la licencia de obra y demás trámites administrativos.

Además, la compañía otorga garantía de un año sobre la mano de obra del instalador asignado y de 10 años sobre los paneles solares, liberando al cliente de futuras preocupaciones.

En un escenario marcado por la demanda social de la transición hacia un modelo más sostenible y la crisis sanitaria provocada por la COVID, se dispara la búsqueda de oportunidades de ahorro tanto energético como económico de las familias españolas, quienes pueden encontrar en este tipo de soluciones la manera de convertir sus hogares en una fuente de energía limpia, sostenible y gratuita.

Etiquetas
Publicado el
1 de diciembre de 2020 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats