eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

¿Está asegurado el conductor cuando alquila un Car2go o un Emov?

Las aseguradoras han debido readaptar sus pólizas para adecuarlas a las nuevas alternativas de movilidad colaborativa: carpooling y carsharing.

Las plataformas más demandadas, como Car2go, Emov o BlaBlaCar, cuentan con seguros a Todo Riesgo con franquicias de diferentes cuantías.

Madrid estrena un nuevo servicio de coche eléctrico compartido con 4.000 altas

Emov escogió Madrid en diciembre del año pasado para lanzar su servicio de carsharing. EFE

La aparición de la movilidad colaborativa ha propiciado que las compañías de seguros tengan que rediseñar sus pólizas para amoldarse a una nueva forma de moverse, que ha calado y triunfa. Compartir coche o alquilar uno durante un periodo de tiempo determinado está a la orden del día, pero ¿sabe el conductor qué tipo de seguro le protege?

Asentado ya en el día a día de la sociedad, lo cierto es que compartir coche sigue siendo algo nuevo. No en vano la primera empresa que llegó a España, Avancar, lo hizo en 2004. En ese momento las aseguradoras se enfrentaban a la inexperiencia en este campo; para ellas no era nada fácil ofrecer coberturas sin conocer el tipo de conductor que estaba al volante, cómo determinar un siniestro o fijar quién causaba los daños propios.

Para Fernando Summers, CEO de Rastreator.com, la movilidad colaborativa ha creado nuevos productos aseguradores muy innovadores. “Car2Go, emov o Bluemove son buenos ejemplos de cómo compartir coche no implica viajar desprotegido. Las aseguradoras han hecho un gran esfuerzo para crear productos que se adaptan a esta nueva forma de moverse”.

Car2Go y Emov

Forman parte del paisaje urbano y ganan adeptos cada día. Car2Go y Emov han llegado para quedarse y están cambiando la forma de moverse en la ciudad. Teniendo en cuenta que en su escenario de actuación los incidentes están a la orden del día, no está de más conocer de qué manera protegen a sus usuarios. Tanto los Smart como los Citroën de ambas plataformas cuentan con un seguro a Todo Riesgo con franquicia de 500 euros. Es decir, si un conductor tiene un accidente y la responsabilidad es suya, pagará la reparación hasta dicha cifra.

Las diferencias radican en las coberturas que ofrece cada compañía. Emov es la que tiene una cobertura más amplia ya que complementa el Todo Riesgo con franquicia con coberturas como la responsabilidad civil, daños del vehículo y daños personales (asistencia sanitaria ilimitada o indemnizaciones de hasta 12.000 euros en caso de invalidez permanente o fallecimiento además de cubrir las lesiones causadas a los ocupantes o a terceros). Car2Go, de la mano de Allianz, se limita al Todo Riesgo con franquicia sin asistencia ni cobertura de daños.

Bluemove, Respiro y Avancar

Sin salir del carsharing, hay algunas empresas como Bluemove, Respiro y Avancar cuyo enfoque se dirige a un uso más prolongado del coche y, además, exigen que sea devuelto al lugar en el que se inició la ruta. A pesar de la diferencias, lo cierto es que la forma de asegurar sus vehículos es casi idéntica: un Todo Riesgo con franquicias siendo éstas, nuevamente, las encargadas de romper la igualdad. En el caso de Bluemove, su póliza abarca la responsabilidad civil obligatoria y complementaria, así como los daños personales del conductor y de los ocupantes, sin olvidar los del vehículo.

Si se produce un incidente, la tipología de las franquicias vendrá marcada por el plan que se haya elegido, el tipo de coche y por los años de carnet que tenga el conductor. Por ejemplo, el Plan Blue Bienvenida y el Blue con cuota tienen una franquicia de 295 euros para todos los usuarios que lleven más de un año conduciendo. Si no se ha superado esa barrera, el importe será de 395 euros. La misma cantidad para vehículos del Servicio Premium y los eléctricos. Si el conductor prefiere el Plan Blue sin cuota las cifras subirán. La franquicia base será de 395 euros para todos los conductores menos para los noveles. En este caso será de 495, igual que para los eléctricos y los coches Premium.

Por otro lado, Respiro y Avancar siguen el mismo modelo (Todo Riesgo con franquicia) aunque con distintas cuantías. En el primero de los casos está incluida tanto la responsabilidad civil obligatoria como los daños propios al vehículo, pero hay tres escenarios diferentes en función de la modalidad. Cuando sea la Estándar la franquicia estará fijada en 499 euros, mientras que si se opta por reducirla el funcionamiento será diferente: el usuario pagará 55 euros anuales y la cifra pasará de 499 a 99 euros. Existe la posibilidad de optar a un Todo Riesgo sin franquicia: abonando 125 euros anuales, el socio se exime en siniestros amparado por la cobertura de daños propios.

La opción de reducir la franquicia es algo que también está presente en la fórmula adoptada por Avancar, que la tiene fijada en 600 euros. El seguro de la compañía es, una vez más, un Todo Riesgo que incluye tanto la responsabilidad civil obligatoria como la complementaria en la que figura la asistencia sanitaria (30.500 euros) y las indemnizaciones por incapacidad permanente (24.500 euros) o fallecimiento (30.000 euros).

El ‘carpooling’ de BlaBlaCar y Amovens

(Ampl.) BlaBlacar evita el cierre al ratificarla el juez como web de contactos sin ánimo de lucro

BlaBlaCar comparte el mercado del ‘carpooling’ con Amovens.

En el caso del ‘carpooling’, la empresa más conocida es BlaBlaCar y su seguro de coche se basa en el que tenga contratado el conductor. Su operativa responde a una razón y es que no hay ánimo de lucro por parte del usuario que ofrece las plazas libres de su vehículo, lo que se pretende es compartir gastos. Es la compañía AXA la encargada de aportar coberturas adicionales entre las que destaca la asistencia en carretera, defensa jurídica, objetos perdidos o daños personales del conductor. Respecto a esta cobertura, hay fijadas unas cantidades: 15.000 euros por fallecimiento o incapacidad a los que añade 25.000 para los pasajeros y para el dueño del coche.

BlaBlaCar comparte el mercado del ‘carpooling’ con Amovens, una empresa que también trabaja en el sector del ‘P2P Carsharing’ (particulares que alquilan su vehículo). Tanto el seguro para los propietarios como el que cubre a los arrendatarios lleva la firma de Allianz. Se trata de una póliza comprensiva que incluye desde los daños al robo pasando por la asistencia en carretera, así como la responsabilidad civil. A esto hay que añadir que se trata de un seguro con franquicia de 750 euros o de 400 si el alquiler se hace con colaboración de Leaseplan. Además hay algunos puntos que no están cubiertos por la póliza como son el cambio de las lunas, parabrisas o los que son de naturaleza mecánica.

El alquiler entre particulares: Drivy y Social Car

Siguiendo la línea del alquiler entre usuarios individuales surgen dos empresas que acompañan a Amovens: Drivy y Social Car. Ambas cuentan con el respaldo de un seguro Todo Riesgo que no sólo tiene un diseño específico llevado a cabo por parte de la compañía, también cuenta con franquicias que varían según determinados factores.

Profundizando en cada una de ellas, Drivy ofrece su póliza a través de Allianz. Un seguro que se paga con la tasa de comisión de la empresa de ‘P2P Carsharing’ y que reemplaza al que tenga el conductor. El conductor está protegido en caso de incendio, robo o accidente (incluyendo daños materiales y personales). Además, el seguro cubrirá los percances causados por un tercero no identificado o aquellos relacionados con las ruedas, cristales y partes altas del vehículo.

Si  se produce un incidente en el que hay daños del vehículo, incendio o robo entrarán en acción las franquicias y lo harán en función de la categoría de coche que se haya elegido: Economy, Premium o Exclusive. En el primer tipo la franquicia es de 800 euros, en el segundo la cifra es de 1.000 y en el último la cantidad será de 1.500. Hay un caso adicional: robo con incapacidad de devolver las llaves del coche. Si se trata de un coche Economy, la franquicia es de 1.600 euros mientras que en la Premium sube hasta 2.000; en el caso de la Exclusive serán 3.000 euros. A esto hay que añadir 30 euros por la tramitación del accidente además de 382 euros por la gestión por daños a terceros.

Social Car también basa su funcionamiento en franquicias, pero con distintos matices. Antes de entrar en ese terreno conviene aclarar que su seguro Todo Riesgo tiene un planteamiento concreto por parte de AXA. En él se incluye la responsabilidad civil obligatoria y voluntaria frente a terceros hasta los 50 millones de euros además de asistencia en carretera nacional e internacional, reclamación de daños y protección jurídica. Es en el terreno de los daños donde el usuario se encuentra con la franquicia. Ésta será de 600 euros en caso de daños propios con contrario y de 900 si hay daños propios sin él. La misma cantidad está fijada si se produce un robo mientras que cuando sean las lunas las afectadas, la franquicia será de 600 euros.

Así las cosas, ambas partes tienen claro que, a pesar de sus diferencias, comparten un objetivo: el grado de protección de sus usuarios. Los seguros de coche en España, en general, siempre cubren de raíz la responsabilidad civil de los pasajeros durante un trayecto sea del tipo que sea. Por ello, cada vez que alguien haga uso de los servicios de estas empresas tiene que tener algo claro: los ocupantes de los vehículos siempre estarán protegidos en caso de accidente. No obstante, las franquicias altas de muchos de los servicios pueden dar algún susto a los usuarios si tienen un incidente. Si se le considera culpable puede tener que hacer frente a pagos de cientos de euros en reparaciones.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.