La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

Mi descubrimiento de la app Savia: un resfriado resuelto y los consejos para prevenir subir de kilos estas Navidades

Una mujer caminando.

E. García

Cuando tienes dificultades para acceder a una cita con la doctora de cabecera en ciertos momentos, es un gran hallazgo el descubrimiento de una app como la de Savia, que pone a tu disposición médicos generalistas o especializados, con titulación acreditada, en tu móvil, gratuitamente durante un mes

Aunque la aplicación lleva ya casi tres años operativa y ha sido un servicio muy demandado con la crisis de la COVID, está resultando de gran ayuda frente al colapso sanitario para todos los que tenemos dudas y/o dolencias más allá del coronavirus. 

De hecho, yo la descubrí hace un par de semanas porque llevaba varios días con flemas, pero, de repente, una noche de madrugada, me había entrado también una congestión nasal con la que no podía respirar ya por ningún orificio y echaba hasta sangre. 

A las 3 de la mañana, un poco acongojada, entré en Savia, metí mis datos, me hice el evaluador de síntomas, que diagnosticó resfriado común y, por el chat, donde te listan qué médicos de cabecera están disponibles las 24 horas, los siete días de la semana, le pregunté al que estaba de guardia qué tratamiento debía seguir. Me recomendó tomar un paracetamol de 400 g cada ocho horas, hacer gárgaras con agua con sal marina templada y una buena higiene bucal, que es algo que ya practico habitualmente.

La verdad es que lo de las gárgaras con agua del mar que tenía en casa me sentó divinamente, y por lo menos me quedé tranquila de que no me iba a morir. Podría haber hecho videoconsulta, habilitada con opción a receta online para medicina general y psicología. Pero lo cierto es que, a esas horas, tampoco estaba yo muy presentable, así que el chat fue lo más resolutivo. 

Consulta con especialistas en nutrición y entrenamiento personal

Contenta con el acompañamiento, pensé: ¿y si utilizo esta plataforma de servicios de salud para otras consultas que tengo, ya que me ponen a toda una plantilla de profesionales sanitarios a mi plena disposición? Porque hay cosas que a todos nos gustaría saber cómo prevenir, en especialidades como pediatría, psicología, médico especialista en COVID, entrenador personal, cardiología, ginecología, sexología, nutrición o alergología. Y, sin embargo, estos son servicios que están en Savia a un solo clic. 

Quizá parece una superficialidad, pero, yo, desde el confinamiento, engordé 10 kilos y no los he podido perder todavía. Encima, ya están a la vuelta de las esquina las temidas Navidades y me gustaría evitar poner más. 

Así que, en el horario normal de los especialistas (cuyas consultas no son urgentes como para estar las 24 horas), consulto a una nutricionista y a un entrenador personal qué me recomiendan hacer para perder unos kilos antes de Navidad, que ya sabemos que luego se acumulan.

La nutricionista me confirma: “así es, en Navidad, por temas culturales, solemos hacer algún que otro exceso, mientras sea de forma puntual no debe de haber mayor problema. De todas formas, siempre que podamos, debemos intentar introducir algún plato sano en el menú navideño y retomar la buena alimentación cuanto antes”.

En ese sentido, el entrenador personal, majísimo, me aclara: “es importante entender, que la disminución de la grasa corporal se dará cuando el balance energético que tengamos sea negativo”. Es decir, que las calorías que ingerimos con la comida sean menos que las calorías que gastamos con nuestro movimiento, o en este caso, con el ejercicio. “Da igual el tipo de ejercicio, las repeticiones, o el tiempo. Si no cuidamos nuestra alimentación, de poco nos servirá el ejercicio”, sentencia.

Consejos para una alimentación equilibrada

Para ello, continúa la nutricionista, “debes llevar una alimentación variada y equilibrada, rica en nutrientes, minerales y vitaminas. Te recomiendo que la base sean frutas y verduras frescas, alternando con cocinadas. Pescados, huevos, carne magra, legumbres, frutos secos y lácteos como fuente de proteínas”. 

En cuanto a las grasas, la mejor opción es el aceite de oliva virgen extra. La pasta, el pan, arroz, siempre integrales. Las elaboraciones más recomendadas por la especialista son al vapor, plancha, horno, en crudo, hervido o salteado, siempre con poca grasa y moderando la sal. “Evita la comida preparada, la comida rápida, los refrescos azucarados, el alcohol en cualquier formato, los dulces, las papas u otros snacks no saludables además de los fritos, las salsas industriales, la bollería y cualquier producto alto en grasas, la sal o los azúcares”. 

Un entrenamiento personalizado para bajar grasa corporal

Añade que hacer ejercicio para compensar a diario también ayuda a mantener un equilibrio. Y en el tiempo que hablo con ella, el asesor deportivo ya me ha preparado una rutina personalizada: 

  • Lunes: tras realizar la rutina marcada por un vídeo de ejercicios de fuerza y estiramientos que me envió, salir a caminar lo más rápidamente posible durante 40 minutos. 
  • Martes: alternar dos minutos (2’) de caminar a ritmo normal con 1’ de caminar al ritmo más rápidamente posible. Realizar estas series durante 60 minutos.
  • Miércoles: tras realizar la rutina marcada por otro vídeo que compartió conmigo, salir a caminar lo más rápidamente posible durante 30 minutos. 
  • Jueves: alternar 1’ de caminar a ritmo normal con 1’ de caminar al ritmo más rápidamente posible. Realizar estas series durante 50 minutos. 
  • Viernes: tras realizar la rutina marcada por un vídeo, salir a caminar lo más rápidamente posible durante 20 minutos. 
  • Sábado: descanso de toda actividad dirigida pero intentando hacer todas las tareas posibles caminando: ir a comprar, subir escaleras de casa en lugar de coger el ascensor o bajar a tirar la basura. 
  • Domingo: si hace buen tiempo, aprovechar para dar un paseo por la playa, acudir a la naturaleza en compañía agradable y socializar. Aquí lo importante es moverse y disfrutar, no importa la cantidad de tiempo, pero cuanto más mejor. Si el tiempo no lo permite, elegir cualquier día de la semana (Lunes, Miércoles o Viernes) y repetir esta rutina de ejercicio. Todos los días hacer el siguiente estiramiento.  

El entrenador me anima a empezar cuanto antes e incluso me pregunta a la siguiente semana cómo me va con la rutina, un servicio  muy cercano que te hace olvidar que están preocupándose por tu salud a través de un soporte tecnológico

Y además, yo, casualmente, tengo el seguro de hogar con MAPFRE, pero Savia está disponible para todo el mundo, no necesitas ser asegurado, pues forma parte del grupo. Precisamente, gracias a ello, cuenta con un gran soporte de profesionales y medios. Pero la app no es un seguro, simplemente, si quieres usarla más allá del mes gratuito de prueba, pagas por su uso (bajo suscripción o uso puntual) con 20% de descuento del plan anual si contratas tras haber leído este artículo con el código SAVIAED que estará disponible durante un año, hasta el 1 de diciembre de 2022

Yo, desde luego, ya tengo preparada mi próxima consulta: el virus del papiloma humano, que afecta a un 80 % de las mujeres en todo el mundo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats