La portada de mañana
Acceder
La gestión de las fronteras de Ceuta y Melilla se vuelve contra el Gobierno
Feijóo intenta escenificar un perfil moderado y no defraudar al ala radical del PP
OPINIÓN | 'No es violencia política', por Elisa Beni

La lucha en las aulas contra la violencia de género

Fabiola Barranco

Acabar con la violencia de género es un compromiso social y global. Una responsabilidad que cuando se trabaja desde las aulas puede llegar muy lejos: la educación y la creatividad siempre son una receta sana para el cambio. Así lo demuestran cada año alumnos y alumnas de bachillerato, universidad y Formación Profesional (FP) que se presentan al concurso Nos duele a todos, organizado por Fundación Mutua Madrileña, que invita a los jóvenes a desarrollar ideas y mensajes a favor de la igualdad y contra la violencia de género en cualquier soporte de comunicación.

“Si lo ignoras, perdemos la partida” es el nombre del proyecto ganador del primer premio de la categoría de enseñanzas y del premio especial del jurado “Tolerancia Cero”, que implica también su emisión en canales de Atresmedia. Se trata de un cortometraje de apenas un minuto de duración que transmite un mensaje claro: la necesidad de no mirar hacia otro lado cuando escuchamos o presenciamos una situación de maltrato. “En el vídeo he querido transmitir el mensaje de que un gesto tan pequeño como cerrar una ventana e ignorar, puede ser parte de algo tan grave como la violencia de género”, explica la autora, Lola Serrano Hermoso, de 18 años, estudiante de segundo de bachillerato de Artes Plásticas en la Escuela de Arte José Nogué en Jaén.

En España el número de mujeres asesinadas por violencia de género en lo que llevamos de año ya asciende a 28 y 1.158 desde 2003. Una realidad trágica que necesita desaparecer y que, a la vez, representa solo la punta del iceberg de la violencia contra las mujeres. Pero las demoledoras consecuencias del machismo estructural, aquellas que son menos evidentes o menos visibles, también hay que combatirlas. 

Es ahí donde han puesto la mirada María Sierra y Estela Pascual, estudiantes de la Escuela Superior de Diseño de Valladolid, ganadoras del primer premio en la categoría de enseñanzas superiores por su vídeo Para ser mujer. Un minuto basta para dejar en evidencia la oscura huella que dejan comportamientos diarios, socialmente asumidos y que, aunque son sutiles, poco visibles y de apariencia inofensiva, ponen en evidencia la desigualdad de género. Hablamos de los micromachismos, la base de ese iceberg de la violencia de género. 

Estas estudiantes cuentan que preguntaron a muchas mujeres “sobre ciertos comentarios que han recibido a lo largo de su vida que subestiman su trabajo, sus capacidades o su lugar en la sociedad”. Y así dieron forma a su proyecto.

“Para ser mujer qué bien conduces, qué inteligente eres o qué buena idea has tenido'', va enumerando el vídeo que se limita a jugar con las palabras y los grafismos. ”Con nuestro discurso tratamos de mostrar que este es un comportamiento establecido en la sociedad que no debemos apoyar ni aceptar, queremos educar para concienciar que esto es un comportamiento incorrecto y así conseguir la reacción de cambio ante este problema que existe. Son pequeños cambios en la forma en que vivimos los que pueden marcar una gran diferencia para lograr la igualdad“, explican María y Estela.

En la última edición del certamen #nosdueleatodos han participado 1.585 estudiantes de 756 colegios, institutos y universidades de toda España, lo que supone un récord de participación de centros. Pero para que esta iniciativa salga adelante después de ocho años consecutivos, la implicación del profesorado también es un eslabón clave. 

“Desde el centro trabajamos para que los jóvenes puedan ver que también pueden ser víctimas de esta realidad. Por eso tratamos de impulsar toda iniciativa como esta, que les permita implicarse y sensibilizarse”, explica María José Mayo Mateos, orientadora del IES de Infiesto, en Asturias, que ha resultado ganador del tercer premio con su vídeo Necesitamos tu ayuda para romper nuestro silencio.

Según el Macroestudio de Violencia de Género “Tolerancia Cero”, seis de cada diez jóvenes conocen un caso cercano de violencia de género. Por eso, todo recurso o herramienta que llegue a las aulas para educar en igualdad y contra el maltrato, es un gran paso como sociedad. Porque, como canta Javi Vegas, estudiante de la Universidad de Islas Baleares en su canción Tantas Veces: “Ya no queda ni un segundo de permitir que luches sola contra el mundo, que ante el machismo y ante el odio más profundo quedan nuestras fuerzas de eliminarlo en conjunto. Es el momento de cambiar, de entender el poder de la igualdad”. Los videos pueden verse en la web del concurso nosdueleatodos.com.

Acabar con la violencia de género es un compromiso social y global. Una responsabilidad que cuando se trabaja desde las aulas puede llegar muy lejos: la educación y la creatividad siempre son una receta sana para el cambio. Así lo demuestran cada año alumnos y alumnas de bachillerato, universidad y Formación Profesional (FP) que se presentan al concurso Nos duele a todos, organizado por Fundación Mutua Madrileña, que invita a los jóvenes a desarrollar ideas y mensajes a favor de la igualdad y contra la violencia de género en cualquier soporte de comunicación.

“Si lo ignoras, perdemos la partida” es el nombre del proyecto ganador del primer premio de la categoría de enseñanzas y del premio especial del jurado “Tolerancia Cero”, que implica también su emisión en canales de Atresmedia. Se trata de un cortometraje de apenas un minuto de duración que transmite un mensaje claro: la necesidad de no mirar hacia otro lado cuando escuchamos o presenciamos una situación de maltrato. “En el vídeo he querido transmitir el mensaje de que un gesto tan pequeño como cerrar una ventana e ignorar, puede ser parte de algo tan grave como la violencia de género”, explica la autora, Lola Serrano Hermoso, de 18 años, estudiante de segundo de bachillerato de Artes Plásticas en la Escuela de Arte José Nogué en Jaén.

En España el número de mujeres asesinadas por violencia de género en lo que llevamos de año ya asciende a 28 y 1.158 desde 2003. Una realidad trágica que necesita desaparecer y que, a la vez, representa solo la punta del iceberg de la violencia contra las mujeres. Pero las demoledoras consecuencias del machismo estructural, aquellas que son menos evidentes o menos visibles, también hay que combatirlas. 

Es ahí donde han puesto la mirada María Sierra y Estela Pascual, estudiantes de la Escuela Superior de Diseño de Valladolid, ganadoras del primer premio en la categoría de enseñanzas superiores por su vídeo Para ser mujer. Un minuto basta para dejar en evidencia la oscura huella que dejan comportamientos diarios, socialmente asumidos y que, aunque son sutiles, poco visibles y de apariencia inofensiva, ponen en evidencia la desigualdad de género. Hablamos de los micromachismos, la base de ese iceberg de la violencia de género. 

Estas estudiantes cuentan que preguntaron a muchas mujeres “sobre ciertos comentarios que han recibido a lo largo de su vida que subestiman su trabajo, sus capacidades o su lugar en la sociedad”. Y así dieron forma a su proyecto.

“Para ser mujer qué bien conduces, qué inteligente eres o qué buena idea has tenido'', va enumerando el vídeo que se limita a jugar con las palabras y los grafismos. ”Con nuestro discurso tratamos de mostrar que este es un comportamiento establecido en la sociedad que no debemos apoyar ni aceptar, queremos educar para concienciar que esto es un comportamiento incorrecto y así conseguir la reacción de cambio ante este problema que existe. Son pequeños cambios en la forma en que vivimos los que pueden marcar una gran diferencia para lograr la igualdad“, explican María y Estela.

En la última edición del certamen #nosdueleatodos han participado 1.585 estudiantes de 756 colegios, institutos y universidades de toda España, lo que supone un récord de participación de centros. Pero para que esta iniciativa salga adelante después de ocho años consecutivos, la implicación del profesorado también es un eslabón clave. 

“Desde el centro trabajamos para que los jóvenes puedan ver que también pueden ser víctimas de esta realidad. Por eso tratamos de impulsar toda iniciativa como esta, que les permita implicarse y sensibilizarse”, explica María José Mayo Mateos, orientadora del IES de Infiesto, en Asturias, que ha resultado ganador del tercer premio con su vídeo Necesitamos tu ayuda para romper nuestro silencio.

Según el Macroestudio de Violencia de Género “Tolerancia Cero”, seis de cada diez jóvenes conocen un caso cercano de violencia de género. Por eso, todo recurso o herramienta que llegue a las aulas para educar en igualdad y contra el maltrato, es un gran paso como sociedad. Porque, como canta Javi Vegas, estudiante de la Universidad de Islas Baleares en su canción Tantas Veces: “Ya no queda ni un segundo de permitir que luches sola contra el mundo, que ante el machismo y ante el odio más profundo quedan nuestras fuerzas de eliminarlo en conjunto. Es el momento de cambiar, de entender el poder de la igualdad”. Los videos pueden verse en la web del concurso nosdueleatodos.com.

Acabar con la violencia de género es un compromiso social y global. Una responsabilidad que cuando se trabaja desde las aulas puede llegar muy lejos: la educación y la creatividad siempre son una receta sana para el cambio. Así lo demuestran cada año alumnos y alumnas de bachillerato, universidad y Formación Profesional (FP) que se presentan al concurso Nos duele a todos, organizado por Fundación Mutua Madrileña, que invita a los jóvenes a desarrollar ideas y mensajes a favor de la igualdad y contra la violencia de género en cualquier soporte de comunicación.

“Si lo ignoras, perdemos la partida” es el nombre del proyecto ganador del primer premio de la categoría de enseñanzas y del premio especial del jurado “Tolerancia Cero”, que implica también su emisión en canales de Atresmedia. Se trata de un cortometraje de apenas un minuto de duración que transmite un mensaje claro: la necesidad de no mirar hacia otro lado cuando escuchamos o presenciamos una situación de maltrato. “En el vídeo he querido transmitir el mensaje de que un gesto tan pequeño como cerrar una ventana e ignorar, puede ser parte de algo tan grave como la violencia de género”, explica la autora, Lola Serrano Hermoso, de 18 años, estudiante de segundo de bachillerato de Artes Plásticas en la Escuela de Arte José Nogué en Jaén.