PNV y PSE-EE acuerdan coaliciones para gobernar juntos la mayoría de instituciones vascas sin citar al PP

A las 10.30 horas de este viernes, con mensajes simultáneos, PNV y PSE-EE han enviado una nota conjunta en la que explican que han acordado “facilitar la conformación de Gobiernos de coalición en el conjunto de las diputaciones forales y de los Ayuntamientos de Euskadi”, dando continuidad a los consensos iniciados en 2015. El pacto es que lidere la coalición la fuerza más votada entre las dos. El documento enviado no menciona la necesidad de que terceros puedan apoyar también esta fórmula cuando sea otra fuerza la más votada. En concreto, en Vitoria la socialista Maider Etxebarria y en Gipuzkoa la peneuvista Eider Mendoza precisan de una participación activa del PP para superar a EH Bildu.

Masiva protesta de ertzainas ante el Parlamento Vasco... sin intervención de la Ertzaintza

Más

Señalan PNV y PSE-EE que sus pactos hasta ahora han dejado “un balance altamente satisfactorio”. También entienden que esta suma es la que mejor representa la “pluralidad” de la sociedad vasca y los “objetivos” de país en un contexto de incertidumbre que obliga a la “estabilidad” institucional. “Por ello, consideramos necesario reeditar, allí donde sea posible, este acuerdo y que, más allá de garantizar la gobernabilidad, lo haga sobre unas bases claras que nos permitan hacer frente a desafíos como la protección de los servicios públicos, la lucha contra las desigualdades, el impulso al progreso y la justicia social y responder a los grandes retos que tiene la sociedad vasca hoy: el climático, el demográfico y la adaptación a una nueva economía productiva con nuevos empleos y derechos laborales”, indican ambas formaciones.

En 2019, este acuerdo básico luego se desarrolló en cada uno de los territorios, Álava, Bizkaia y Gipuzkoa. Es ahí donde llegarán los matices, ya que ha habido localidades como Eibar o Irún, ambas con alcaldes socialistas, donde el PNV no ha sido el socio habitual y ha habido otro tipo de pactos. Los ayuntamientos se constituyen el 17 de junio y las Diputaciones llegarán en las semanas siguientes a esa fecha. PNV y PSE-EE también mantienen una coalición en el Gobierno vasco.

PNV y PSE-EE comenzaron las negociaciones el lunes, a las 24 horas de las elecciones. El PNV encara el nuevo ciclo con bajón en las urnas y el PSE-EE con datos más estables a pesar del bajón general de los socialistas en España. Koldo Mediavilla por un lado y Begoña Gil por otro han tenido un papel relevante en las conversaciones. En medio, han aflorado de nuevo las discrepancias en torno a la Ley de Educación, que divide a los socios en el Gobierno vasco.

“Esta claro que es insuficiente”, ha afirmado en vista del pacto el PP. Su secretaria general, Laura Garrido, ha indicado que “el PP se ha convertido en una fuerza decisiva” y que han de contar con ellos. “La pelota está en su tejado”, ha dicho Garrido. Además, ha señalado que sería “incoherente” buscar al PP en Vitoria o Gipuzkoa y que luego que se le despojara de municipios donde ha ganado de forma “clara y rotunda” como Laguardia y Labastida, las dos principales localidades de la Rioja Alavesa.

En el Parlamento Vasco, EH Bildu ha afirmado que “quien abogue por pactos de exclusión no está leyendo bien el mensaje”. Nerea Kortajarena, portavoz suplente de la coalición en la Cámara hasta que se concrete la salida de Maddalen Iriarte, ha afirmado también que las urnas han dejado un “mensaje” y que “este país ha cambiado en términos sociológicos”. “Los ciudadanos no quieren soberbia, que nadie les infantilice ni niegue sus vivencias diarias como cuando van a Osakidetza o que les diga que se quejan sin motivo”, ha apostillado Kortajarena.