Diputación de Cáceres mantiene el teletrabajo preferente hasta 15 septiembre

La Diputación de Cáceres ha resuelto actualizar el plan de contingencia ante la emergencia sanitaria del coronavirus, finalizado el estado de alarma y tras la prórroga acordada hasta el 30 de junio (Fase A). Mantiene el carácter preferente de la modalidad de trabajo no presencial hasta el próximo 15 de septiembre.

Desde el Área de Personal se ha trabajado con los responsables de las diferentes áreas de la Diputación y el Organismo Autónomo de Recaudación y Gestión Tributaria (OARGT) en la actualización del plan, “adaptado a la idiosincrasia de la institución provincial y a las directrices de las autoridades sanitarias”. En este protocolo se abordan un conjunto de medidas de prevención y protección con el fin de garantizar la seguridad y la salud del personal de la Diputación y contribuir a reducir todo lo posible la propagación del virus en sus centros de trabajo.

Todo ello “garantizando el derecho de los trabajadores al disfrute de sus vacaciones y el funcionamiento operativo de los servicios provinciales durante la época estival”.

La Institución provincial aclara que el plan es un documento dinámico, sometido a la evaluación de la situación de remisión, estancamiento o expansión de la infección por Covid-19. En la nueva modificación, que la Diputación ha calificado de Fase B, se extenderá del 1 de julio al 15 de septiembre. También prevé una Fase C a partir del 16 de septiembre.

En la Fase B cada servicio ha definido el número mínimo de trabajadores que deberá realizar su labor de manera presencial, previa valoración de la Dirección del Área de Personal. A la hora de poder mantener el teletrabajo, se dará prioridad a trabajadores vulnerables o que tengan menores de 14 años o de personas dependientes a cargo; si dos trabajadores fueran convivientes solo uno tendrá esta prioridad.

Además, tras recibir aportaciones de los representantes de los trabajadores, que solicitan mayor proporción de días de trabajo no presencial, “se ha acordado que si las necesidades de los servicios se garantizan se podrá realizar trabajo presencial alterno, acudiendo una semana dos días y la siguiente tres de manera presencial".

Esta fórmula es de “especial interés entre trabajadores que comparten despachos, debiendo alternarse entre ellos en la medida de lo posible”. Asimismo, se “seguirán priorizando las reuniones virtuales; si son imprescindibles se podrán realizar respetando el aforo de la instalación y distancias", según el plan. 

Etiquetas
Publicado el
3 de julio de 2020 - 13:46 h

Descubre nuestras apps