Rosario Cordero, una vida dedicada al municipalismo

La presidenta de la Diputación Provincial de Cáceres, Rosario Cordero, ha fallecido a los 54 años

Eduardo Villanueva

0

A los pocos días de tomar posesión como presidenta de la Diputación de Cáceres, en el verano de 2015, Rosario Cordero reunió a los alcaldes y alcaldesas de la provincia y les prometió “ir a las comarcas y pisar barro”. Esta consigna de llenar su agenda para escuchar a regidores, ediles, presidentes de mancomunidades, empresarios y ciudadanos la llevó por bandera Cordero hasta que la enfermedad la obligó a apartarse del cargo.

“Creo firmemente en el municipalismo y en la autonomía local como principio fundamental para una buena gestión de nuestros ayuntamientos” y en que las instituciones “estén horizontalmente a su lado”. En esa primera toma de contacto, el talante dialogante de Cordero quedó patente cuando agarró el micrófono y ante más de 200 personas allí reunidas espetó: “aquí tenéis mi número de teléfono, para que me podáis llamar siempre que lo necesitéis; a cualquier hora del día”.

Nacida el 13 de agosto de 1966 y licenciada en Derecho por la Universidad de Extremadura (UEx), Cordero era militante del PSOE desde 1992. Desarrolló toda su trayectoria política en la provincia de Cáceres, primero como Teniente de alcalde del Ayuntamiento de Romangordo (de 1991 a 2003) y después como alcaldesa de su pueblo desde 2003 hasta que la enfermedad también la obligó a apartarse de la Alcaldía.

Charo, como todos la llamaban, se empeñó en que Romangordo fuese un lugar para vivir, y luchó contra la lacra de la despoblación a través del arte, que a su vez llamó al turismo.

Con un centenar de murales, puertas y frases que cuentan la historia de un municipio que mantiene viva su identidad a través de la técnica del trampantojo, las calles de Romangordo se han convertido así durante su mandato en un museo al aire libre.

También fue presidenta del Grupo de Acción Local (GAL) ARJABOR, de 2003 a 2007, para el desarrollo de la Comarca del Campo Arañuelo. Y llegó a la Diputación Provincial de la mano de Juan Andrés Tovar en 2007 para coordinar el Área de Desarrollo Local y Formación. En esta institución repitió como diputada en la legislatura 2011-2015, ya como viceportavoz del Grupo Socialista.

Desde la Diputación han destacado este jueves, día de Nochebuena, tras conocerse su fallecimiento que Charo Cordero “ha luchado hasta el final” por esos ideales y valores ligados al municipalismo y a la batalla contra el despoblamiento.

Ya enferma con un cáncer que se le detectó en septiembre de 2019, quiso estar al frente de la Diputación “en momentos tan duros como los que vivimos al comienzo de la pandemia”, cuando hubo que resetear la institución al teletrabajo y ajustar los presupuestos al drama de la crisis sanitaria.

La gran política del mundo rural, como muchos la han definido en Extremadura, ha fallecido a los 54 años Romangordo, arropada por su familia, en su domicilio del pueblo que la vio nacer y morir como alcaldesa, y al que ella supo devolver su identidad para superar la dura realidad de la despoblación. 

Etiquetas
Publicado el
24 de diciembre de 2020 - 14:39 h

Descubre nuestras apps

stats