La portada de mañana
Acceder
Un relevo de juezas en el Supremo resucita los recursos contra los indultos del procés
Opinión - 'Hay un grave problema con el INE', por Ignacio Escolar
Lacalle obtuvo un doctorado 'cum laude' con una tesis plagada de “copia y pega”

Los vecinos de Don Benito y Villanueva votan si fusionarse y crear la tercera población de Extremadura

Angelines Rasero ha sido la primera en votar en el proceso de fusión entre Don Benito y Villanueva

Mucha expectación, ilusión y la sensación de participar en un proceso histórico en España. Esas sensaciones se han vivido este sábado en las ciudades extremeñas de Don Benito (37.300 habitantes) y Villanueva de la Serena (25.800 habitantes), que han sacado las urnas a la calle por primera vez para que los vecinos puedan ejercer de forma anticipada su derecho a voto para decidir sobre su fusión.

En esta consulta popular no se ha habilitado el voto por correo. A cambio, los ciudadanos pueden depositar hasta el 10 de febrero, aunque la fecha oficial de la consulta es el 20, las papeletas en las urnas instaladas en la Casa de Cultura de Don Benito y en el Espacio Cultura Rufino Mendoza de Villanueva, como han hecho este sábado numerosos vecinos que han hecho cola desde antes incluso de que abriesen los colegios electorales.

La expectación es máxima en las dos ciudades desde que en septiembre conocieran la intención de los dos alcaldes de unir su futuro, después de varios intentos en las últimas décadas y con una rivalidad que roza la leyenda. Para lograr la fusión, los responsables políticos han pedido que el voto favorable sea, al menos, del 66% en los dos municipios. Pero tanto el alcalde de Don Benito, José Luis Quintana, como el de Villanueva, Miguel Ángel Gallardo, muestran su optimismo. De hecho, la convocatoria de una consulta popular no era necesaria, solo bastaba el acuerdo de los plenos, pero ahora la voz la tienen los calabazones y los serones, los gentilicios no oficiales de estas poblaciones pacenses. Y a tenor del ambiente que había en los colegios electorales, pueden que hayan acertado.

La primera en ejercer su derecho al voto en Don Benito ha sido Angelines Rasero para quien “la sensación es que todo va a ser para bien”, aunque admite que tiene “miedo” porque todos los principios son complicados. Aún así, también ha explicado tras depositar la papeleta que la unión será motivo de alegría porque “nos vendrán muchas ayudas”. Rasero considera que “es el momento” para la unión después de los intentos fallidos que ha habido desde mediados del siglo XX.

Su marido, Francisco García Rodríguez, ha sido el segundo en votar pero lamenta que la fusión de los dos municipios no se haya hecho antes porque “el resultado sería una nueva ciudad de 64.000 habitantes con beneficios para las empresas y para todos los vecinos”. Francisco espera que esta “oportunidad” sea la definitiva y deje de existir“ la rivalidad que hay porque si no esto no acabará en la vida”.

Irene, Sandra y Paula han dado un rotundo 'sí' al unísono al ser preguntadas cual será el resultado de la votación el 20-F. Según Irene, “la gente está convencida” porque, al igual que su hermana Sara, considera que las oportunidades para los jóvenes se van a multiplicar. La benjamina de las tres, Paula, que estudia fuera y por eso ha votado de forma anticipada, ha destacado la expectación que el proceso ha suscitado en toda España: “Esto nos ha servido para que muchos ojos se dirijan a nuestros pueblos y para que otros nos vean como un ejemplo.

54.000 personas llamadas a votar

Un total de 54.000 personas podrán decidir acerca de la unión de Don Benito y Villanueva de la Serena. Los ayuntamientos esperan que puedan ejercer su derecho de forma anticipada alrededor de 2.000 ciudadanos, por lo que el 20 de febrero será decisivo. Ese día se instalarán 35 mesas electorales en Don Benito y 25 en Villanueva. En ambas localidades serán atendidas por trabajadores municipales.

Hasta entonces, se multiplican las reuniones y jornadas informativas con colectivos, asociaciones y estudiantes, que comenzaron hace semanas, pero el acto central se celebrará este lunes, 31 de enero, en el que participarán el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y los expresidentes Juan Carlos Rodríguez Ibarra y José Antonio Monago. Porque si algo ha conseguido hasta ahora el proceso de fusión ha sido poner de acuerdo a todas las formaciones políticas e instituciones, desde entidades locales menores hasta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats