La portada de mañana
Acceder
Los agujeros del impuesto de Sociedades hunden la recaudación
La competencia fiscal entre comunidades complica el discurso del PSOE
OPINIÓN | 'El fascismo no es una ideología respetable', por Rosa María Artal

El sector turístico extremeño consigue una ocupación del 90 % durante el puente

Imagen de archivo de la localidad de Alange y su embalse.

El turismo rural ha alcanzado una ocupación del 90 por ciento durante el actual puente de agosto, especialmente gracias al turista nacional, cifras que el sector considera “positivas”, según asociaciones consultadas por Efe.

La presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural (Fextur), Victoria Bazaga, ha afirmado que el usuario en este segmento se ha caracterizado por un turismo familiar y de parejas, el cual ha permanecido en la región durante dos días de media.

Los turistas que han visitado la comunidad autónoma proceden de múltiples puntos de la geografía nacional, mientras que el porcentaje de usuarios internacionales ha sido pequeño y principalmente de paso hacia destinos de litoral.

Uno de los aspectos “fundamentales” que explican estas cifras es que “muchos de los municipios están en la actualidad en fiestas o realizan eventos”, iniciativas “de atracción” de visitantes.

El presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de Extremadura, Antonio Martínez, ha explicado por su parte que los hoteles que mejor se han comportado han sido los ubicados en las ciudades más turísticas, como Cáceres, Mérida o Zafra, entre otras.

En su opinión, se trata de un nivel de ocupación “positivo”, lo que “debe llevar a la reflexión en relación a que es necesaria una mayor oferta de establecimientos turísticos en la región si se quiere ser competitivos en relación a otros destinos, entre otros incentivando la llegada de más hoteles”.

Desde ambas asociaciones se ha afirmado que, no obstante, muchos establecimientos trasladan que la ocupación de este verano, aún similar a la alcanzada en 2019, no ha logrado los niveles del periodo estival de 2020.

“El verano va un poco más flojo que el ejercicio pasado, donde se obtuvieron datos extraordinarios pues muchos ciudadanos prefirieron destinos tranquilos y no tan masivos, -ha dicho Victoria Bazaga- aunque son cifras similares a las de 2019, que fue un buen año”.

Para Antonio Martínez, otras razones que explican esta circunstancia es el impacto negativo que dejan las noticias sobre el calor, la oferta “hoy inferior a la que precisaría la región, lo que permitiría al usuario una mayor capacidad de elección y unos perfiles de establecimientos acordes a los diferentes tipos de demanda”, o los episodios de incendios acontecidos en la comunidad autónoma extremeña este verano. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats