eldiario.es

9

GALICIA

Los correos que avisaron del colapso de Urgencias en Santiago: "Compartiremos responsabilidades si alguien fallece"

La doctora que ha llevado a la Fiscalía las dos muertes en el Hospital Clínico avisó tres veces de la "situación muy preocupante" por el colapso durante aquella jornada

"No se hizo nada de los solicitado", se quejaba en los 'mails'. La Xunta vuelve a negar su versión y asegura que los pacientes fueron atendidos "a los pocos minutos de entrar"

Correos enviados por la delegada de personal de Urgencias a la gerencia del Hospital Clínico de Santiago el 2 y el 3 de enero

Correos enviados por la delegada de personal de Urgencias a la gerencia del Hospital Clínico de Santiago el 2 y el 3 de enero Praza Pública

El pasado viernes, la Fiscalía abrió diligencias informativas penales después de que profesionales médicos denunciasen la muerte de dos personas en las Urgencias del Hospital Clínico de Santiago después de tiempo esperando en los pasillos sin ser atendidos el 2 de enero.

La doctora y delegada sindical de personal, Fátima Nercellas, que trabajaba aquel día, firmó la denuncia en la que se advierte de las posibles negligencias en dos fallecimientos. En un de los casos, por el excesivo tiempo que tuvo que esperar el enfermo, que falleció por un problema cardíaco tras dos horas y media en el pasillo a pesar de que fue clasificado con prioridad amarilla, por lo que tendría que ser visto en un plazo máximo de una hora. En el otro, por permanecer la paciente en el mismo pasillo por falta de sitio y no poder ser diagnosticada de inmediato, hasta que su situación se agravó y acabó muriendo por una isquemia intestinal.

Desde que se supo de la denuncia y de la apertura de diligencias, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, negaron la versión de la denunciante, a la que acusaron de "mentir" o de llevar a cabo "una canallada" a través de su demanda ante la Fiscalía.

Además, la Gerencia de Gestión Integrada de Santiago, en un comunicado, había negado también "rotundamente la muerte de dos pacientes en los pasillos", algo que nunca fue denunciado así, y lamentaba la "alarma innecesaria" creada en la población. En la misma nota, el pasado viernes, la dirección del centro aseguraba "que no recibió ninguna comunicación oficial de los supuestos hechos denunciados".

No obstante, Fátima Nercellas, que ratificó a Praza.gal y después en declaraciones públicas su versión, advertía ya aquel día que había comunicado hasta tres veces el 2 de enero la "situación desesperada" que sufría Urgencias, reclamando la "apertura de la sala de reanimación antigua" y soluciones al colapso.

Lo hizo a través de tres correos electrónicos, a los que tuvo acceso este diario. Todos ellos fueron enviados a Eloína Núñez, gerente del área sanitaria, al director de Procesos Asistenciales, a la directora de Recursos Humanos, a la directora de Procesos de Enfermería y al mail del gabinete del conselleiro Vázquez Almuíña.

En el primero de ellos, enviado a las 14:42 horas, Nercellas advierte de que hay 13 pacientes sin ver, clasificados cómo graves, en el pasillo de entrada, contra la normativa laboral y la dignidad de los enfermos", así como "10 pacientes pendientes de ingreso ocupando 10 espacios". "Solucionen el problema. Este problema llevó a la huelga. No es la huelga la que causa el problema de salud. Compartiremos responsabilidades si alguien fallece ahí", decía ya poco antes de las tres de la tarde.

Hora y media después, a las 16:21, Nercellas insiste y avisa de que, "a pesar del anuncio anterior", había "29 pacientes graves en el pasillo de entrada, sin ver". "Sólo quedan 4 sitios libres en observación", decía la doctora, que advertía de una "asistencia muy elevada", de que ya había sido avisado "al directivo de guardia" y de que tendrían que "subir de manera urgente los pacientes que tienen almacenados en Urgencias y abrir la zona de antigua reanimación para la espera de resultados". "Situación muy preocupante esta. Tomen medidas", reclama.

El último aviso de la médica llega a las 19:33: "Un día más y lo mismo de siempre. No se hizo nada de lo solicitado". "Compartiremos responsabilidades", vuelve a advertir, para finalizar, con ironía: "Una gran profesionalidad la de este equipo directivo y consejero".

Los correos fueron enviados antes de que acudiesen a Urgencias los dos pacientes que acabaron falleciendo y cuyos casos fueron trasladados a la Fiscalía. El hombre entró a las 20:25 horas y la mujer, a las 22:25, siempre según la denuncia presentada.

Ya el día siguiente, pasada la jornada "inusual" en Urgencias que reconoció la Gerencia, Nercellas vuelve a enviar un correo electrónico a los mismos destinatarios. "Pese a los avisos de ayer, no se hizo nada. Una vez más", se queja, antes de resumir los casos que luego fueron denunciados ante la Fiscalía y que, advertía, tendrán que ser "analizados legalmente". "No se puede trabajar así", dice, para volver a advertir de que se compartirán "responsabilidades".

"No hicieron nada del que se les pidió; por lo tanto, una vez más, demuestran su competencia en ese noble puesto que ocupan", remata la médica de Urgencias.

El Sergas vuelve a negar la versión de la denunciante

Este miércoles, la gerencia del área sanitaria de Santiago ha vuelto a contestar. En un comunicado, dice que los pacientes "fueron valorados y recibieron atención sanitaria a los pocos minutos de llegar" a Urgencias. Además, aclara que ordenó reforzar el personal "mucho antes" de que la denunciante lo solicitase a través de los correos electrónicos y que era "innecesario" abrir la antigua sala de reanimación porque "siempre hubo huecos libres". 

También Feijóo, de nuevo, ha vuelto a señalar a la doctora y delegada de personal, al asegurar que le "preocupa" que, "puntualmente, alguna persona que trabaja en Urgencias esté menoscabando el prestigio" de un hospital, el Clínico, que "es de los mejores de España".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha