Sánchez advierte al PP que no es un partido de estado el que se "autoexcluye" de los pactos de reconstrucción

Mitin de Pedro Sánchez en A Coruña, junto al candidato socialista a la Xunta, Gonzalo Caballero.

El escenario electoral en Galicia vuelve a ser la ocasión en la que Pedro Sánchez muestra su argumentario más tajante contra el Partido Popular. En su segundo acto de apoyo al candidato socialista a la Xunta, en A Coruña, el presidente del Gobierno cargó contra la actitud del PP y reivindicó que el PSOE "tanto en el Gobierno como en la oposición" ha trabajado "por la unidad". "Y a veces nos hemos tenido que morder la lengua", afirmó.

El Gobierno naufraga en su primer intento de lograr un apoyo parlamentario amplio a sus medidas de reconstrucción

El Gobierno naufraga en su primer intento de lograr un apoyo parlamentario amplio a sus medidas de reconstrucción

Sánchez consideró que el último ejemplo del papel del PP en la oposición se vió en la votación de los informes en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso, en la que la formación que lidera Pablo Casado ha rechazado los cuatro documentos. "Un partido que se autoexcluye de los pactos de estado deja de ser un partido de estado, en Galicia y en España. Es la advertencia que le hago al Partido Popular, la sociedad española camina hacia la unidad y el PP hacia el contrario", advirtió.

Las críticas del presidente del Gobierno hacia el principal partido de la oposición se centraron también en el ámbito de la Unión Europea y en las negociaciones que se llevarán a cabo próximamente sobre los fondos de reconstrucción. Sánchez insistió en la necesidad de prolongar ante Europa el mensaje de unidad que intenta trasladar en el Estado y que se escenificó esta semana con el pacto de reconstrucción económica firmado con líderes empresariales y sindicales. "Me gustaría que el PP arrimara el hombro también en Bruselas", dijo.

Sánchez consideró que la negociación que se llevará a cabo es "una gran oportunidad" para que Europa defina una modelo de "crecimiento y de redistribución de ese crecimiento". El presidente deseó que el PP apoye ese fondo de reconstrucción y que no ponga "palos en las ruedas. "Si su posición en Europa triunfa, España pierde", resumió el jefe del Ejecutivo su argumentación.

El también secretario general del PSOE enfrentó durante su intervención dos posturas: una de unidad, que dice es la que representan las acciones de su partido, y una, la del PP, en la que se ha utilizado el virus "para acosar y derribar al Gobierno de España". "No se habrá escuchado nunca una crítica del Ejecutivo a los gobiernos del PP", afirmó.

El presidente defendió el papel del Gobierno durante la crisis sanitaria, las medidas que se tomaron para la coordinación con las Comunidades Autónomas y el fondo de 16.000 millones no reembolsables para las autonomías que contrapuso con "los préstamos que daba el PP". "Rajoy recortó 8.000 millones de la sanidad y de aquellos polvos, estos lodos", censuró.

Alcoa, en campaña

Sánchez se refirió por primera vez a Alcoa, la industria del alumnio amenazada en la costa de Lugo, en esta campaña. El presidente aseguró que el Gobierno trabaja para buscar una solución y le pidió al presidente de la Xunta y candidato del PP a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, que no utilice Alcoa "como arma electoral". "Trabajemos conjutamente para dar una solución", reclamó apelendo, de nuevo, a la unidad que marcó su intervención en A Coruña. En el exterior se concentraban trabajadores de la empresa Alu Ibérica, anteriormente fábrica de Alcoa en la ciudad, que reclaman la intervención "inmediata" de la planta al Gobierno central. La fábrica fue vendida a un fondo de investión extranjero cuando Alcoa amenazó con su cierre y revendida a un tercero durante la pandemia.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, interrumpió la campaña durante unas horas, según sus propias palabras, para reunirse con el comité de empresa de la planta de San Cibrao, sobre cuyos trabajadores pende un ERE. Tras el encuentro, Feijóo aseguró que no tiene "interés" en hablar de Alcoa durante la campaña y reclamó al Gobierno central que "deje de engañar" con el futuro de la fábrica. "Si nos engañó una vez, que no nos engañe la siguiente", dijo.

El jefe del Ejecutivo gallego apoyó una "intervención temporal" de la empresa hasta que no se fije, por parte del Gobierno central, un precio de la energía que Feijóo considera competitivo y con el que podrá atraer, dijo estar "convencido", algún otro operador para la planta.

Etiquetas
Publicado el
4 de julio de 2020 - 16:13 h

Descubre nuestras apps

stats