Vox “recomienda” a un diputado de Más Madrid que “se cuide” en el Orgullo y él contesta: “De ustedes”

David Noriega

0

La diputada de Vox en la Asamblea de Madrid, Alicia Rubio, ha advertido este jueves a Eduardo Fernández Rubiño que “se cuide en el Orgullo”. A cinco días del Día Internacional del Orgullo LGTBI y a menos de dos semanas de que comience las actividades y la manifestación en la capital, la diputada de extrema derecha ha aprovechado su escaño en el parlamento regional para lanzar un discurso que Rubiño ha definido de “muy grave” por perpetuar el estigma sobre la salud sexual.

La oposición advierte de que el Orgullo de Madrid puede ser "un caos" por culpa de Almeida: "Quieren que salga mal"

Saber más

Durante una de sus intervenciones, Rubio se dirigió directamente al diputado de Más Madrid: “Yo le recomiendo, porque realmente al señor Rubiño, aunque él a mí me odia, yo no le odio, que por favor se cuide en el Orgullo. Cuídense, cuídense durante todas las fiestas del Orgullo”. Ante el revuelo en la bancada del grupo que lidera la oposición en la Comunidad, que le reclamaba que explicase el porqué de su recomendación, ella insistía: “Porque sí, para que ustedes se cuiden. Yo creo que no es malo, ¿no?”.

En su turno, Rubiño calificó el discurso de la diputada de extrema derecha como “muy grave”. “Me parece muy grave que se sobrevuele con el estigma en base a la salud sexual, porque es a lo que usted se estaba refiriendo y lo sabe perfectamente. ¿Sabe de lo que nos tenemos que proteger las personas LGTBI? De personas como ustedes, señora Rubio y señores de Vox, que solo agitan el odio y la vergüenza”, respondió el diputado.

No es la primera vez que el grupo de extrema derecha pone el foco en el Orgullo LGTBI de Madrid. En el pleno del 2 de junio, la diputada Gádor Pilar Joya Verde afirmó que es “un evento de riesgo para las personas que van a participar” y que era “un caldo de cultivo” para la viruela del mono.

Además de la advertencia a Rubiño, Rubio intercaló en su intervención de este jueves mensajes como que las personas LGTBI no sufren discriminación en España y que solo buscan “privilegios”. “Señores del PP, desengáñense, dejen de hacer de pagafantas porque todo es poco para este colectivo”, interpeló a sus socios parlamentarios, justo antes de asegurar que las reclamaciones de Rubiño parecían “la lista de los reyes magos de los privilegios LGTBI”.

“Se habla de derechos versus privilegios. Nosotros lo que reivindicamos es el derecho a tener una escuela que nos incluya, como cualquier otro ciudadano; el derecho a que se nos reconozca la identidad, el nombre y el género en el DNI, como a cualquier otro ciudadano; el derecho a entrar a participar en un proceso de adopción, como cualquier otro ciudadano; el derecho a que en función de nuestra orientación sexual no te puedan llevar a una tortura donde intenten corregirte, como las que ustedes defienden”, enumeró Rubiño.

“Desgraciadamente, en este país hay una discriminación histórica sobre las personas LGTBI, que ustedes quieren negar y ante las cuales las leyes tienen la obligación de intentar deconstruirla y avanzar”, aseguró.

El Orgullo ha estado presente en varios momentos del pleno. A cuenta del conflicto en el Ayuntamiento de Madrid sobre la bandera, Ayuso ha confirmado que ella tampoco la pondría en la Puerta del Sol. “Yo tengo la libertad y el derecho a reivindicar la bandera de España y la de la Constitución como garante de la igualdad entre el hombre, la mujer, el transexual, el homosexual, el heterosexual y también a iluminar la Real Casa de Correos como considero y cuando considero, que en el día internacional del Orgullo y así lo haré como el año pasado”, dijo.

Aparte de la bandera, una de las disputas que tiene la oposición y el gobierno en el Ayuntamiento de Madrid es la ordenanza de ruidos. Esta permite que se amplíen o se supriman los límites para determinados eventos, como el Orgullo. Desde el área de medioambiente y movilidad afirman que “se modificarán tales límites”, pero descartan una suspensión total como ocurrió bajo el gobierno de Ahora Madrid en 2016, 2017, 2018 y 2019. Los grupos de la oposición, por su parte, consideran que en las actuaciones podrían superarse esos límites ampliados, obligando a las entidades organizadoras a hacer frente a multas que podrían superar los 100.000 euros.

“Exigen saltarse todas las normas en el Orgullo y que no les pongan multas, porque para estos señores las normas y las leyes resulta que son obstáculos y les estaba obstaculizando por pedirles que cumplan las normas”, ha acusado Rubio.

La diputada de Vox en la Asamblea de Madrid, Alicia Rubio, ha advertido este jueves a Eduardo Fernández Rubiño que “se cuide en el Orgullo”. A cinco días del Día Internacional del Orgullo LGTBI y a menos de dos semanas de que comience las actividades y la manifestación en la capital, la diputada de extrema derecha ha aprovechado su escaño en el parlamento regional para lanzar un discurso que Rubiño ha definido de “muy grave” por perpetuar el estigma sobre la salud sexual.

La oposición advierte de que el Orgullo de Madrid puede ser "un caos" por culpa de Almeida: "Quieren que salga mal"

Saber más

Durante una de sus intervenciones, Rubio se dirigió directamente al diputado de Más Madrid: “Yo le recomiendo, porque realmente al señor Rubiño, aunque él a mí me odia, yo no le odio, que por favor se cuide en el Orgullo. Cuídense, cuídense durante todas las fiestas del Orgullo”. Ante el revuelo en la bancada del grupo que lidera la oposición en la Comunidad, que le reclamaba que explicase el porqué de su recomendación, ella insistía: “Porque sí, para que ustedes se cuiden. Yo creo que no es malo, ¿no?”.

En su turno, Rubiño calificó el discurso de la diputada de extrema derecha como “muy grave”. “Me parece muy grave que se sobrevuele con el estigma en base a la salud sexual, porque es a lo que usted se estaba refiriendo y lo sabe perfectamente. ¿Sabe de lo que nos tenemos que proteger las personas LGTBI? De personas como ustedes, señora Rubio y señores de Vox, que solo agitan el odio y la vergüenza”, respondió el diputado.

No es la primera vez que el grupo de extrema derecha pone el foco en el Orgullo LGTBI de Madrid. En el pleno del 2 de junio, la diputada Gádor Pilar Joya Verde afirmó que es “un evento de riesgo para las personas que van a participar” y que era “un caldo de cultivo” para la viruela del mono.

Además de la advertencia a Rubiño, Rubio intercaló en su intervención de este jueves mensajes como que las personas LGTBI no sufren discriminación en España y que solo buscan “privilegios”. “Señores del PP, desengáñense, dejen de hacer de pagafantas porque todo es poco para este colectivo”, interpeló a sus socios parlamentarios, justo antes de asegurar que las reclamaciones de Rubiño parecían “la lista de los reyes magos de los privilegios LGTBI”.

“Se habla de derechos versus privilegios. Nosotros lo que reivindicamos es el derecho a tener una escuela que nos incluya, como cualquier otro ciudadano; el derecho a que se nos reconozca la identidad, el nombre y el género en el DNI, como a cualquier otro ciudadano; el derecho a entrar a participar en un proceso de adopción, como cualquier otro ciudadano; el derecho a que en función de nuestra orientación sexual no te puedan llevar a una tortura donde intenten corregirte, como las que ustedes defienden”, enumeró Rubiño.

“Desgraciadamente, en este país hay una discriminación histórica sobre las personas LGTBI, que ustedes quieren negar y ante las cuales las leyes tienen la obligación de intentar deconstruirla y avanzar”, aseguró.

El Orgullo ha estado presente en varios momentos del pleno. A cuenta del conflicto en el Ayuntamiento de Madrid sobre la bandera, Ayuso ha confirmado que ella tampoco la pondría en la Puerta del Sol. “Yo tengo la libertad y el derecho a reivindicar la bandera de España y la de la Constitución como garante de la igualdad entre el hombre, la mujer, el transexual, el homosexual, el heterosexual y también a iluminar la Real Casa de Correos como considero y cuando considero, que en el día internacional del Orgullo y así lo haré como el año pasado”, dijo.

Aparte de la bandera, una de las disputas que tiene la oposición y el gobierno en el Ayuntamiento de Madrid es la ordenanza de ruidos. Esta permite que se amplíen o se supriman los límites para determinados eventos, como el Orgullo. Desde el área de medioambiente y movilidad afirman que “se modificarán tales límites”, pero descartan una suspensión total como ocurrió bajo el gobierno de Ahora Madrid en 2016, 2017, 2018 y 2019. Los grupos de la oposición, por su parte, consideran que en las actuaciones podrían superarse esos límites ampliados, obligando a las entidades organizadoras a hacer frente a multas que podrían superar los 100.000 euros.

“Exigen saltarse todas las normas en el Orgullo y que no les pongan multas, porque para estos señores las normas y las leyes resulta que son obstáculos y les estaba obstaculizando por pedirles que cumplan las normas”, ha acusado Rubio.

La diputada de Vox en la Asamblea de Madrid, Alicia Rubio, ha advertido este jueves a Eduardo Fernández Rubiño que “se cuide en el Orgullo”. A cinco días del Día Internacional del Orgullo LGTBI y a menos de dos semanas de que comience las actividades y la manifestación en la capital, la diputada de extrema derecha ha aprovechado su escaño en el parlamento regional para lanzar un discurso que Rubiño ha definido de “muy grave” por perpetuar el estigma sobre la salud sexual.

La oposición advierte de que el Orgullo de Madrid puede ser "un caos" por culpa de Almeida: "Quieren que salga mal"

Saber más

Durante una de sus intervenciones, Rubio se dirigió directamente al diputado de Más Madrid: “Yo le recomiendo, porque realmente al señor Rubiño, aunque él a mí me odia, yo no le odio, que por favor se cuide en el Orgullo. Cuídense, cuídense durante todas las fiestas del Orgullo”. Ante el revuelo en la bancada del grupo que lidera la oposición en la Comunidad, que le reclamaba que explicase el porqué de su recomendación, ella insistía: “Porque sí, para que ustedes se cuiden. Yo creo que no es malo, ¿no?”.