Madrid comenzará a multar automáticamente a los coches sin etiqueta dentro de la M-30 en marzo de 2022

Cámara de control del tráfico en Madrid

En plena negociación sobre la nueva ordenanza de Movilidad, el Ayuntamiento de Madrid hace cálculos sobre cuándo empezarán las sanciones a los vehículos que las incumplan en dos puntos clave: la nueva zona de bajas emisiones de Plaza Elíptica y en todos los barrios situados en el interior de la M-30, la conocida como Almendra Central de Madrid, donde estará prohibido que entren los coches sin etiqueta ambiental de la DGT a partir del próximo 1 de enero.

El delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, ha avanzado en una entrevista con ABC que las sanciones a estos vehículos se producirán a partir de marzo del año que viene, después de un margen de tres meses de preaviso. "A partir del 1 de enero habrá controles automatizados por las cámaras o a través de los agentes de Movilidad y Policía Municipal", ha explicado a la vez que señalaba que todo depende de que se adjudique el contrato que servirá para instalar 170 cámaras en todas las entradas desde la vía de circunvalación.

En el caso de Plaza Elíptica, donde tampoco podrán pasar coches sin etiqueta, la zona de bajas emisiones estará en vigor desde que se apruebe la nueva ordenanza en el pleno, algo que ahora depende de las negociaciones con los cuatro concejales de Recupera Madrid. Si finalmente se lleva a cabo en septiembre, el Ayuntamiento instalará las cámaras de videovigilancia, que estarán a pleno rendimiento en noviembre lo que, unido al periodo de preaviso, permitiría que las primeras sanciones se impusieran allí en enero.

El delegado afirma en la misma entrevista que la anulación en los tribunales de Madrid Central no ha supuesto "un incremento sustancial de los accesos" y que cada día entran entre 90.000 y 100.000 vehículos, 2.000 de ellos de forma indebida. Sobre estas últimas multas, Carabante aguarda la resolución del TSJM "sobre cómo actuar", puesto que de momento su departamento recopila las matrículas pero no ha tramitado ninguna sanción desde que se produjo la sentencia. "Eso no quiere decir que no las puedan recibir en el futuro según lo que nos digan los tribunales", advierte.

Por fases hasta 2025

La ordenanza del Ayuntamiento de Madrid planea la progresiva eliminación de los vehículos más contaminantes, los de gasolina anteriores al 2000 y los de diésel previos al 2006, a partir del próximo 1 de enero de 2022, cuando serán sancionados los de los ciudadanos de fuera de Madrid capital que circulen por la Almendra Central.

A partir del 1 de enero de 2023, los coches sin etiqueta de no residentes de Madrid tampoco podrán circular por la propia M-30. En 2024 sólo los vecinos podrán usar estos coches en la capital, que quedarán desechados en todos los casos en 2025.

Etiquetas

Descubre nuestras apps