PP, Ciudadanos y Vox rechazan reformar Bravo Murillo para ampliar aceras y reducir su tráfico

Posible reforma de Bravo Murillo que planteaba Más Madrid

No habrá menos coches en Bravo Murillo durante esta legislatura. El concejal de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, ha rechazado en el pleno municipal la propuesta de Más Madrid para reformar esta calle que atraviesa el distrito de Tetuán de norte a sur, reduciendo los carriles de tráfico y aumentando el espacio peatonal disponible, además de añadir un carril bici.

Más Madrid recoge firmas para ensanchar aceras en Bravo Murillo y crear un carril bici

Más Madrid recoge firmas para ensanchar aceras en Bravo Murillo y crear un carril bici

Carabante rechazó la propuesta del grupo de la oposición por considerar que al restringir el tráfico con ella no ofrece "alternativas" a los 62.000 vehículos "que tienen la necesidad de circular cada día por esta avenida" y acusó a Más Madrid de llevar al pleno una iniciativa "vacía de contenido técnico".

El concejal responsable del tráfico en Madrid explicó que no renuncia "a llevar a cabo alguna medida que favorezca la movilidad sostenible en la calle Bravo Murillo", aunque "con cabeza y de manera progresiva". Luego citó como ejemplo la reforma que el Ayuntamiento de Madrid ejecuta estos días en Joaquín Costa, donde se ha creado un bulevar sin tránsito peatonal, con una hilera de árboles y añadiendo carriles bici, aunque también con la mayor parte del espacio (tres carriles por sentido) dedicado al tráfico privado .

"Es de risa el bulevar que han hecho en Joaquín Costa", respondió la concejala Mar Barberán, responsable de defender la propuesta por parte de Más Madrid. En ella reclamaba un proceso participativo con los vecinos para crear una zona "más moderna, más amable y, sobre todo, más saludable", para acabar con el "olor a gasolina" que perdura desde que ella era pequeña y caminaba por las aceras de su barrio de nacimiento.

"La contaminación mata, y el coche promueve que haya más", afirmó Barberán a la vez que recordaba que "solo el 30% de la población utiliza el coche como medio de transporte" en la ciudad. Barberán reclamó en su discurso a los partidos que acabaran con la "autopista" que es ahora Bravo Murillo, con abundante tráfico de paso que llega de la A-1 en dirección al centro de Madrid. "El ruido y la contaminación lo sufren quienes viven en Tetuán", afirmó.

La iniciativa tampoco convenció a Vox, quien a través de su concejal Juan Fernández-Miranda reprochó a Más Madrid que no hubiera acometido el proyecto durante la anterior legislatura. Su partido votó en contra, lo que sumado a la negativa de PP y Ciudadanos, provocó el rechazo de la propuesta, pese al apoyo de los ediles Más Madrid, PSOE y el Grupo Mixto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats