La portada de mañana
Acceder
La celebración en el chat militar tras la carta el rey
Los expertos piden concienciar sobre los riesgos de las cenas de Navidad
Opinión - La "dictadura" contra la que merece la pena dar la vida, por Ignacio Escolar

Coches ‘orgánicos’, taxis voladores y más novedades del CES 2020

Mercedes-Benz Vision AVTR.

Motor

En los últimos años, la reputada Feria de Electrónica de Consumo de Las Vegas (CES por sus siglas en inglés) ha pasado a ser uno de los escenarios preferidos por los fabricantes de coches para presentar sus novedades más atrevidas. Tal vez se deba a que los salones tradicionales del automóvil cada vez les resultan menos atractivos, y tampoco es descabellado atribuirlo al hecho de que los vehículos de hoy embarcan más tecnología que nunca y por lo tanto merecen exhibirse en un evento expresamente dedicado a ella.

Como novedad de la edición 2020 del CES hay que anotar que uno de los coches más interesantes que se han desvelado lo firma una empresa ajena a la industria de automoción, Sony. Es verdad que su Vision-S está concebido menos como un medio de transporte que como “un nuevo espacio de entretenimiento”, en palabras del CEO de la corporación, pero tampoco puede ocultarse que incorpora un arsenal nunca visto en otro vehículo de tecnología destinada a preservar la seguridad de los pasajeros.

En concreto, el Vision-S dispone de 33 sensores de diversa condición que se encargan de detectar y reconocer personas y objetos tanto dentro como fuera del automóvil. Algunos de ellos son de tipo CMOS y ofrecen una alta sensibilidad y definición al tiempo que suprimen el parpadeo led para obtener un reconocimiento más preciso de la realidad circundante. Sus sensores LIDAR, por su parte, miden las distancias con mayor precisión con el fin de lograr una comprensión 3D precisa de los espacios de la vida real.

También el fabricante de componentes Bosch ha llevado al CES 2020 un dispositivo LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging) de largo alcance y muy económico con el que pretende impulsar la futura conducción autónoma. Un sensor de este tipo emite rayos de luz láser infrarroja que rebotan en los objetos y permiten identificar con precisión dónde se encuentran según el tiempo que la lente receptora tarda en recoger esos haces, a diferencia de los radares, que emiten ondas de radio. Bosch considera imprescindible esta tecnología para fabricar coches con una conducción automatizada de nivel 3 y superior.

Carrocería con escamas de reptil

Mercedes-Benz ha escogido Las Vegas, ciudad donde se hacen realidad algunos sueños y no pocas pesadillas, para mostrar su prototipo más arriesgado. El Vision AVTR nace de la colaboración entre la marca alemana y los creadores de la saga cinematográfica Avatar, donde se fantasea con la relación simbiótica de los personajes Na’vi que habitan el planeta Pandora, y explora como ésta una conexión nueva entre hombre, máquina y naturaleza.

Por supuesto, el Vision AVTR es un concept completamente autónomo y eléctrico (470 CV y 700 kilómetros de autonomía), pero más sorprende su insólita carrocería, que, rematada en la zaga por 33 aletas biónicas que recuerdan a las escamas de un reptil, late como si de una criatura viva se tratase. Su interior carece de volante y demás elementos característicos de los vehículos convencionales (salvo los asientos), y en su lugar encontramos un mando multifuncional colocado en el túnel central que reconoce al conductor con solo posar la mano. Los latidos de su corazón y su respiración conectan a hombre y máquina como los Na’vi lo hacen, en Avatar, con la fauna y la flora de Pandora.

De lo exhibido por Audi en el CES 2020 podemos concluir que también los de Ingolstadt se preparan para un futuro en el que los coches serán no solo eléctricos y autónomos, sino también inteligentes, acogedores y hasta empáticos. La nueva interfaz AI:ME se ha pensado para satisfacer los deseos de conductor y pasajeros, ofrecerles toda la comodidad posible y aportar soluciones que incluyen proyecciones 3D y acceso a un entorno de realidad virtual por medio de unas gafas inteligentes.

Si no fuera por los diversos antecedentes (el de la propia Audi con Airbus y el de Porsche con Boing), más loco que todo lo anterior se antojaría el prototipo de taxi volador que han presentado Uber y Hyundai con vistas al futuro servicio Uber Air Taxis. El Hyundai S-A1 tiene capacidad para cuatro pasajeros, alcanza los 290 km/h de velocidad máxima, puede elevarse hasta los 600 metros y cubrirá distancias de unos 100 kilómetros. Como no podía ser menos, contará con propulsión eléctrica y se recargará en apenas siete minutos, según información de ambas empresas.

Por último, Toyota no se ha conformado con dar a conocer en Las Vegas algún prototipo más o menos audaz, sino que se ha descolgado con todo un proyecto de ciudad. Woven City, que puede traducirse como ciudad entrelazada o, simplemente, tejida, está conectada al 100% -como su nombre sugiere-, se alimenta en exclusiva de hidrógeno y se ubicaría, según el proyecto, a los pies del monte Fuji, en Japón. En la urbe ideal imaginada por Toyota, ciudadanos, edificios y vehículos estarían intercomunicados, abundarían los robots y solo habría coches autónomos pues conducir estaría prohibido, como ya auguró en su día el creador de Tesla, Elon Musk.

Etiquetas
Publicado el
8 de enero de 2020 - 15:16 h

Descubre nuestras apps

stats