Las artes escénicas se manifiestan frente a los estragos de la pandemia: "La supervivencia de la industria cultural se halla gravemente comprometida"

Manifestación de las artes escénicas en la Región defendiendo la 'cultura segura'

Representantes del mundo de las artes escénicas de la Región de Murcia se concentraron el pasado martes frente al Teatro Romea de la capital para pedir soluciones a la "situación insostenible" a la que se enfrentan por la crisis sanitaria del coronavirus. Desde la Mesa de las Artes Escénicas han advertido de que "tras meses en un estado límite" con cancelaciones de espectáculos, reducciones de aforos y falta de ayudas de las administraciones, "la supervivencia de la industria cultural se halla gravemente comprometida”. 

“Antes estábamos muy tocados, pero ahora la estructura está completamente derrumbada”, asegura el Luis Martínez Arasa, miembro de la Unión de Actores. Como tantos otros, complementa su salario con otro trabajo ya que no puede vivir exclusivamente de la actividad teatral. En la puerta del Teatro Romea, donde hace apenas un año recogía el premio Azahar a mejor actor protagonista, Arasa, asegura “si no es por una ayuda directa de la Comunidad Autónoma a la UARM, no podría subsistir ahora mismo”.

Bajo el lema “Levantemos el telón. La cultura es segura", han pedido que se declare a esta como un "bien esencial" y al ámbito escénico, como un "sector imprescindible”. Lo cierto, sostiene Óscar Molina, presidente de Murcia a Escena, es que “las empresas productoras de Artes Escénicas de la Región de Murcia están al límite. Algunas pensando en echar la persiana y cambiar de profesión temporalmente. Con el acto de hoy queremos trasladar el mensaje a la administración de que necesitamos más que nunca su ayuda”.

“Tenemos que estar continuamente justificando que lo estamos pasando mal, cuando en otros sectores la gente lo ve más claramente. La falta de trabajo en las artes escénicas afecta a muchísimas familias”, apuntala Jesús Galera, socio de DREM.

La actividad económica empresarial y laboral de la compañía Alquibla Teatro durante estos siete meses ha sido “cero patatero”, aseguraba su director Antonio Saura en redes sociales, subsistiendo de un crédito ICO que comenzarán a pagar en abril de 2021. Otra productora murciana Vita Brevis, invirtió 60.000 euros en su última producción estrenada poco antes de la declaración del estado de alarma del pasado mes de febrero. En la actualidad, su director, Joaquín Gómez, ha comenzado los estudios de trabajo social mientras trata de mover la obra.

"Somos un sector con altos índices de precariedad"

La primera ola de la pandemia provocada por la COVID-19 fue devastadora para los profesionales del sector, “quedó moribundo”, afirma Rocío Carrasco, presidenta de DEmurcia. “La situación es insostenible. Somos un sector con altos índices de precariedad debe afrontar una situación sin precedentes. Si no se toman medidas contundentes los profesionales de las artes escénicas no vamos a poder soportar la embestida de esta segunda ola de contagios”. 

Las asociaciones profesionales han agradecido las ayudas regionales puestas en marcha, pero han advertido de que son "manifiestamente insuficientes", por lo que es necesario aumentar el presupuesto para ayudas destinadas a ayuntamientos y compañías. Nacho Vilar está al frente de una de las principales productoras de artes escénicas de la Región “Aunque hay mucha incertidumbre, la línea marcada por el Gobierno estatal que permite aforos del 50% en teatros con una separación de una butaca entre grupos nos permitiría trabajar, confiamos que las comunidades autónomas adopten estas medidas”. El público quiere volver a teatro a pesar de las dificultades porque saben que es un sitio seguro, para ello “los municipios de la Región deben mantener su presupuesto de cultura, mantener las programaciones y subir los telones”.

Por último, han hecho un llamamiento a la sociedad a no dejarse "amedrentar por esta situación con la que desgraciadamente tendremos que convivir aún algún tiempo" y que vuelva a empujar para "poner en marcha el motor cultural".

Sofía Acosta, miembro de la Asociación de Profesionales del Circo asegura que a pesar de las turbulencias provocadas por la pandemia en la economía de las empresas y profesionales tiene confianza, “siempre nos adaptamos. Lo he visto de marzo hasta ahora”. Aunque asegura que un nuevo confinamiento domiciliario y parálisis de la actividad económica no esencial los llevaría a un escenario muy “complicado”.

Juan Pablo Soler, director de los teatros del municipio de Murcia destacó que: "La imagen de unión de hoy del sector ha sido muy bonita y es muy importante unificar la voz de los profesionales de cara a trasladar el mensaje a la administración. Es un sector débil y son muchos meses sin trabajo". "No podemos ir cada municipio por nuestro lado, debemos ir todos a una. Es momento de que las administraciones apuesten por la cultura segura", añadió.

La concentración ha contado con el apoyo de las asociaciones profesionales DEmurcia, DReM, MurciaaEscena, Murcia Técnica del Espectáculo, APCM, APDRM y UARM, que representan a profesionales y empresas que agrupan a actores, directores, técnicos, dramaturgos, profesionales de la danza, del circo y de los títeres, empresas, productoras y compañías del sector escénico en general.

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2020 - 09:39 h

Descubre nuestras apps

stats