eldiario.es

9
Menú

Populismo hídrico

El presidente del PP, Pablo Casado, junto a representantes políticos murcianos tras reunirse con los regantes y comprometerse a mantener el trasvase Tajo-Segura

El PP y el PSOE de la Región de Murcia andan a la búsqueda desesperada de votantes, ante su debacle en Andalucía, y lo hacen, una vez más, usando su tema favorito, los trasvases. Por un lado, los incondicionales del Partido Popular recibieron la visita el pasado sábado 8 de su líder nacional en el Teatro Circo (se ve que no se aseguraban el lleno en el Auditorio Regional, después del fiasco de su convocatoria el pasado mes de julio a cuenta del AVE, donde unas escasas mil personas acudieron a la cita).

Allí, Pablo Casado, además de confirmar a los candidatos murcianos surgidos a dedo, en un partido donde la democracia interna brilla por su ausencia, se lanzó a garantizar el agua para riego, blindando el Tajo-Segura y abriendo la puerta a nuevos trasvases. Como reacción, y temiendo que los regantes, actualmente firmes seguidores del PP, les den la espalda definitivamente, el delegado del gobierno y candidato socialista a presidir la Comunidad Autónoma, Diego Conesa, hizo lo propio, garantizando el suministro de agua del trasvase, en contra de la opinión del Ministerio de Transición Ecológica de la ministra Ribera.

Desde la época de Aznar (y ya han pasado 20 años) el PP adolece de falta de imaginación, queriendo aplicar las mismas soluciones a un problema que se ha ido agravando con el tiempo, como es la falta de agua como consecuencia del cambio climático. En los últimos 17 años, hemos pasado de la emisión de 25 mil millones de Toneladas de CO2 en el año 2001, a las casi 40 mil millones de Toneladas de CO2 actuales, habiéndose incrementado la demanda de agua, de petróleo y gas en todo el mundo.

Seguir leyendo »

Aprender a sentir

¿Podrán sentirse el uno al otro?

Damos por supuesto que eso de "sentir" nos viene dado por nuestra condición de seres humanos. Decimos que somos seres que piensan y sienten, ¿no? Pero, ¿hasta qué punto sabemos sentir? ¿hasta qué punto sentimos realmente? Basta contemplar el trato que damos a la naturaleza para dudar de la calidad de nuestro sentir.

Cuando hablamos de sentir solemos referirnos a sensaciones físicas: siento frío, calor, duro, blando, sabroso, insípido… La mayoría de las conversaciones se refieren a este aspecto más bien material del sentir.

Pero el sentir también se refiere a emociones: ira, tristeza, alegría, miedo… Es menos habitual oír en las conversaciones que "siento ira", "siento tristeza", etc. Este tipo de lenguaje emocional suele brillar por su ausencia, porque aparentemente nos coloca en un lugar de debilidad e inferioridad. Más bien solemos decir que nos da miedo algo o alguien, o que nos enfadamos porque nos han dicho o no nos han dicho, o que nos entristecen ciertos sucesos, ausencias o recuerdos. El caso es que la emoción, al ser acompañada de un "por qué", sea el motivo que sea, no suele ser sentida como tal.

Seguir leyendo »

Chalecos del Norte

Los "chalecos amarillos" tratan de acercarse al palacio del Elíseo en París

En la exitosa comedia 'Bienvenidos al Norte' (2008), Philippe Abrams es el director de una oficina de correos de una ciudad del sur al que trasladan disciplinariamente al norte de Francia. Lleno de prejuicios, emprende viaje a Bergues, una población cercana a Dunquerque. El norte es para muchos franceses ese lugar frío, inhóspito y casi troglodita en el que por nada quisieran residir. Es esa Francia profunda que contrasta con el cosmopolitismo de la gran urbe. Allí tiene su origen el movimiento de los 'chalecos amarillos', en departamentos como el de Somme, en la región de Picardía y cuya capital es Amiens.

En esta ciudad murió en 1905 Julio Verne, tras haber sido concejal de la misma durante varias legislaturas. Con el escritor no solo acabó la diabetes, sino también la depresión por esa ciencia que, al final de sus días, entendió podía ir incluso en contra del ser humano. Y allí nació en diciembre de 1977 el actual presidente de la República, Emmanuel Macron, una de las principales dianas de este movimiento que en su origen, desde el pasado mes de noviembre, protesta por el aumento del precio de los combustibles y sus impuestos derivados. Los manifestantes, que no tienen un líder concreto, aseguran que su poder adquisitivo se ha visto mermado en la última década, siendo la clase media la más castigada, a la que se unen los pensionistas y jóvenes del extrarradio de la gran metropoli. Existe también en ese clamor la firme sensación de creerse ciudadanos que habitan en zonas más que olvidadas por parte del Gobierno central.

Como evidencia de los tiempos que corren, las redes sociales han jugado un papel fundamental en esta movilización. El corte inicial de carreteras, a través de barricadas, y el bloqueo de los depósitos de combustible, se complementó con manifestaciones en París que desembocaron en graves incidentes en la avenida de los Campos Elíseos, con contundentes cargas policiales y lanzamiento de gases lacrimógenos. Los detenidos se cuentan por varios centenares. Aunque de inicio la opinión pública simpatizaba con este movimiento de protesta, según quedaba patente en diversas encuestas, la presencia de grupos incontrolados ha generado un caldo de cultivo para los partidos políticos de uno y otro extremo, que incluso los alientan y jalean, pescando a río revuelto y exigiendo la cabeza de Macron.

Seguir leyendo »

Esto va de desafección política

Vox pulveriza los pronósticos, logra de golpe 12 escaños en Andalucía y será clave para un gobierno de la derecha

La crisis de desafección política -que desborda a los partidos- llega también a Andalucía. La lenta descomposición de los viejos partidos va por zonas y se extiende ahora hacia el sur, al histórico feudo del PSOE, al principal granero de votos e importante bastión político por su peso territorial sobre el resto del partido y sobre el resto del país.

Desmintiendo muchos pronósticos, los resultados de las elecciones autonómicas en Andalucía muestran el mapa político muy parecido a otros ya existentes, por la dificultad de hallar una salida adecuada a lo de verdad necesitamos. En primer lugar, los resultados electorales no muestran un cambio drástico marcado por la diferencia entre una gran derrota y una victoria sin paliativos, sino una situación más compleja, cuyo desenlace no va a representar una mejoría respecto a la situación precedente.

Se enciende la alarma en Ferraz por el resultado -el recurso a los tópicos y al folclore, de los que ha abusado Susana Díaz, no da más de sí-, hay quien no se resiste y se inclina por solicitar su dimisión, pero a esta mujer no se le pasa por la cabeza, no tiene otra cosa donde ir, le queda el resquicio de ser la fuerza más votada. Otra cosa es que ella pueda seguir al frente de la Junta, dado el interés mostrado por el PP, Cs y Vox en desalojarla y poner fin a una era, de corrupción dice Casado, tratando de ocultar la monumental del PP. Pero es indudable que el tema de los ERE y otras cosas terminan pasando factura.

Seguir leyendo »

El Castillo de Mula, una conquista patrimonial aún por completar

El Castillo de Mula

El Castillo de Mula es una fortificación renacentista de principios del siglo XVI situada en lo más alto de un peñasco que controla desde las alturas a la población muleña, siendo reflejo del poder de que gozaba el Marqués de los Vélez en aquellos tiempos.

El inmueble conserva parte de la antigua edificación andalusí y bajomedieval, y está formado por un puente levadizo, dos entradas, una muralla con torreones, una nave central, un aljibe, unas mazmorras y la torre del homenaje. Numerosos escudos heráldicos se alzan en los sólidos muros de la fortaleza como recuerdo del promotor de la obra tras la revuelta comunera, el Adelantado del Reino de Murcia y I Marqués de los Vélez, Pedro Fajardo y Chacón.

Con el tiempo la fortificación perdió su función principal y fue empleada como cárcel militar en el siglo XVIII y como lugar para recaudar impuestos durante la epidemia de cólera en el siglo XIX, siendo en este mismo siglo cuando la familia de Los Vélez vendiera el inmueble.

Seguir leyendo »

Los malos humos

Nube formada en el centro de Águilas tras las quemas agrícolas/ Ecologistas en Acción

Nube formada en el centro de Águilas tras las quemas agrícolas/ Ecologistas en Acción

Como cada año, se han producido nuevos episodios de contaminación atmosférica provocados por quemas agrícolas en diferentes municipios de la región (Murcia, Cartagena, Cieza, Mazarrón o Águilas). En estas zonas se han generado extensas nubes de humo que, en situaciones de tiempo estable y ausencia de viento, favorecen que las nubes de humo envuelvan núcleos de población cercanos.

Seguir leyendo »

La vorágine de Vox: Balanegra y El Ejido están en Murcia

Asistentes al acto de Vox en el Hotel Nelva, Murcia / CARLOS TRENOR

Andamos aún en choque por el efecto Andalucía. No nos imaginamos ni deseamos que esto nos pueda pasar a nosotros, murcianos. Pero nos va a pasar. Y a plazo fijo: mismamente en las próximas elecciones municipales y autonómicas, sobre todo estas últimas. Porque El Ejido está en Murcia, en el corazón y en las entrañas del sistema ultraconservador, reaccionario incluso, "meapilas", hipócrita, ladrillero, agroindustrial, trasvasista y depredador que ha construido el Partido dizque "popular", más bien podrido, desde 1995 hasta el presente.

Dicen los primeros análisis de los resultados de las elecciones andaluzas que el partido ultraderechista y reaccionario Vox ha triunfado mayormente en lugares donde la inmigración, ¡esa lacra!, tiene mayor presencia. En especial, hacen referencia a El Ejido, ese emporio agroindustrial del Poniente almeriense en el que Vox ganó los comicios con un 29,51% de los votos, mientras que en el vecino Balanegra el mismo partido superó el 30% de sufragios válidos, aunque no fueron suficientes para desbancar al PP del primer puesto.

El Ejido es una población con casi 90.000 habitantes. De ellos, el 30% son inmigrantes de diversas procedencias. Viven, mayoritariamente, del trabajo que proporcionan los invernaderos del Poniente almeriense. Es decir, la agroindustria. Vamos, que son sobre todo jornaleros de primera generación migratoria y, algunos, camareros, comerciantes y similares ya de segunda o tercera generación migratoria.

Seguir leyendo »

Se acabó la risa

Vox en Vistalegre

Cuando el partido fascista Vox se fundó a finales de 2013 y se presentó en una rueda de prensa en enero de 2014 a la izquierda capitalista (PSOE, Podemos e IU) le entró la risa tonta. ¿Qué podía conseguir un partido minúsculo de extrema derecha con una imagen formal alejada de la imagen popular del fascismo formado por los herederos del franquismo y financiado por las grandes fortunas españolas? ¿Qué podría conseguir un partido que defiende a la élite económica mientras carga la responsabilidad de los problemas sociales sobre quienes los sufren en mayor medida? La obtención de un 1,57% de los votos de las elecciones europeas y que desde la izquierda anticapitalista comenzáramos a señalar el peligro de esta formación no hizo sino convertir la risa en una sonora carcajada. Los resultados de Vox en las elecciones generales ya les hicieron revolcarse por el suelo.

Actualmente, 400.000 votos y 12 escaños en Andalucía después, se acabó la risa y comienza el nerviosismo.

Pero ¿qué es el fascismo? Fascismo, como su primo hermano el imperialismo, es una palabra que ha sido tan utilizada como acusación que ha perdido su significado para la gran mayoría de la población. El fascismo no es sino un modo de gestión del capitalismo hacia el que este sistema tiende de forma natural debido a la necesidad de empeorar las condiciones laborales y de vida de la mayoría y a la incapacidad del propio sistema de dar solución a los problemas que crea (paro, recortes, etc.). Ante esta situación, la burguesía nacional financia a estas organizaciones para que promuevan las políticas que necesitan en este momento histórico como una mayor represión (legal e ilegal) y menores garantías judiciales. También buscan chivos expiatorios (socialdemócratas, comunistas, LGTBI, mujeres, migrantes y minorías étnicas) para que precisamente nadie se fije en la culpabilidad de sus amos. Se atacan las reivindicaciones e ideas del movimiento obrero en general y del comunismo en particular como culpables de la división social y se acusa a minorías sociales, raciales y étnicas, normalmente pobres, como culpables de los problemas sociales. Estas son las características básicas del fascismo.

Seguir leyendo »

Susana Díaz, la Ley de asimetría hedónica y el valor de las ideologías

Susana Díaz y Pedro Sánchez

Hoy es martes cuatro de diciembre de 2018. Han pasado dos días desde las elecciones en Andalucía, que se han dejado sentir en toda España. Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el hombre de Pedro Sánchez en Andalucía, estaba para pocas bromas. Se mantenía apartado de la foto, y mientras las miradas de sus compañeros y compañeras de comparecencia estaban perdidas, sin respuestas, en estado de shock, la suya estaba directamente dirigida a la que, en clave orgánica y sin duda alguna, se considera ya culpable de la debacle electoral: Susana Díaz.

Era una mirada acusadora, plena de conocimiento, que parecía decir: "¿Hasta cuándo, Susana, vas a abusar de nuestra paciencia?". Y es que, efectivamente, los pecados de Susana Díaz son muy graves. Fundamentalmente tienen que ver con ser una política profesional que no entiende de política. Las lecciones necesarias para ser político son muchas y de distinta naturaleza. Yo abordaré dos de ellas desde el ámbito de la Psicología Social, sin ánimo de aburrir excesivamente a la muchachada. El daño de Susana ya está hecho, pero aún estamos a tiempo de evitar daños en otras partes. Vamos a ello.

La Ley de asimetría hedónica es jodida. Tiene que ver con el hecho de que, para sobrevivir en la selva, donde evolucionamos los seres humanos, era mejor estar triste, taciturno, ensimismado, preocupado, tenso y alerta, que estar alegre, jovial, despreocupado y amigable. Resulta, y está medido, que cuando recibimos un estímulo aversivo, siempre, de manera indefectible, se produce una reacción negativa en el organismo, y por ende, en nuestro estado de ánimo.

Seguir leyendo »

Vientres de alquiler: derecho y deseo

Vientre de alquiler

La defensa de la "maternidad subrogada" se basa en varios argumentos que analizaremos a continuación: el derecho a la procreación, lo amados que serán esos niños tan deseados, el altruismo y la libertad de las mujeres.

El primer argumento es directamente una falsedad interesada: la procreación no es un derecho ni lo ha sido nunca. Y sin embargo, este anhelo que se quiere hacer pasar por derecho, conculca, en la mayoría de los casos, muchos otros derechos fundamentales: el derecho a filiación, el derecho a conocer el origen, el derecho de las mujeres al propio cuerpo y el derecho natural del bebé a estar con la madre "piel con piel" nada más nacer.

Se quiere hacer pasar por derecho todo aquello que el dinero puede pagar y comprobamos que se está tratando un tema tan trascendental como lo es la gestación de un ser humano, con una enorme frivolidad, a la que contribuye el hecho de que un número cada vez mayor de famosos y personas del mundo del espectáculo acudan a la subrogación. Esta práctica tiene numerosas  implicaciones éticas, médicas y jurídicas que, sencillamente, se están pasando por alto porque el foco mediático está puesto sobre los llamados "padres de intención".

Seguir leyendo »