eldiario.es

9
Menú

La revolución de las pequeñas cosas: el derecho de la persona a un nacimiento seguro, respetado y acompañado

Taller de lactancia en la planta de Maternidad del Hospital General de Castellón.

El nacimiento de una nueva persona es el evento más importante para una sociedad que vela por el futuro y el bienestar de todos los miembros de la familia humana. Para el bebé, nacer significa salir, transitar, desde la seguridad del espacio intrauterino a un nuevo espacio. Despertar en un nuevo universo contenido en el cuerpo de su madre donde encontrará todo lo que necesita: amor y seguridad. Fuera de él, nada tiene sentido para el bebé.

Ayer, día 15 de noviembre, en la Asamblea Regional, Murcia se ha dado un ejemplo de solidaridad y consenso al aprobar por unanimidad una propuesta que surge de la sociedad civil, y que ha sido asumida por todos los grupos parlamentarios de la Asamblea, reconociendo a nivel legislativo el derecho del bebé a no ser separado de su madre, salvo razones médicas justificadas, y el derecho a su identidad sanitaria como sujeto de la asistencia.

Un ejemplo, donde el interés superior del menor, en este caso del bebé recién nacido, ha prevalecido por encima de los legítimos intereses de los distintos grupos parlamentarios que conforman la Asamblea Regional de Murcia. Esta propuesta permitirá hacer realidad el sentir de tantas madres a permanecer con su bebé, a recibirlo como se merece, con ternura y amor, a disfrutar de una experiencia única, que dejará una profunda huella en su corazón. Una experiencia positiva del nacimiento, para ambos, que debe ser consagrada como un derecho humano irrenunciable.

Seguir leyendo »

Mujeres no, personas

"Pelea como una mujer"

En la época de las esencias, en la posmodernidad de las emociones y las identidades, es preciso combatir los discursos naturalistas y que no se amparan en ningún fundamento liberador, sino que esconden detrás la misma opresión de siempre.

Concretamente, en el discurso de género, observamos que cada vez más se apela a la esencia de las mujeres y lo que les hace diferentes a los hombres. Esto, en realidad es machista, ya que, como dijo Beauvoir en el siglo pasado: no se nace mujer, sino que se llega a serlo. ¿Esto qué quiere decir? Significa que todo aquello que tiene que ver con ser mujer (depilarse, ser madre, ser más emocional…) es una construcción social y que no se nace con ello porque está ideado por la sociedad para hacer a las mujeres más vulnerables ante el control de los hombres.

¿A qué viene mi reflexión en un momento en el que el feminismo está en auge? Justamente por eso es necesario pararse a pensar e hilar fino: estamos hartos de ver cómo la izquierda reivindica la libertad de la mujer a través de los mismos valores que le asigna el patriarcado y mediante los que está oprimida. Un ejemplo: Irene Montero relacionando a las mujeres con la política de cuidados y la protección.

Seguir leyendo »

El último 'Messias'

Bolsonaro ganó las elecciones a la presidencia de Brasil

Jair Messias Bolsonaro ha llegado al poder. Seguramente es verdad que no hay mal que cien años dure, pero qué daño hará mientras tanto. De momento una de las diputadas del PSL, la catarinense Ana Caroline Campagnolo y el propio Bolsonaro piden a los alumnos universitarios  que graben a los profesores durante las clases para denunciar ideas subversivas. La libertad de cátedra en estado de sitio, la censura se apodera de las aulas de la mano del fascismo. El creacionismo entra en el currículum educativo al mismo nivel y compitiendo con la Teoría de la Evolución. Pasos de gigante hacia las cavernas.

La justicia no ha tardado nada en convertirse en un instrumento político, como cabe a cualquier partido fascista: el juez Sergio Moro, que inhabilitó a Lula da Silva (favorito de largo en todas las encuestas) para presentarse a las elecciones, ha sido designado ministro de justicia con Bolsonaro. Como en la mafia, los favores se pagan.

En el país más grande de América, cincuenta millones de personas apoyan un proyecto fascista, uno de cuyos objetivos es acabar con la ya maltrecha selva amazónica, convirtiendo la tierra en mercancía  y condenando a las comunidades indígenas al destierro, la pobreza y la muerte. Sabemos que este tipo de decisiones pone al planeta en peligro y que  es un paso más hacia la debacle ecológica. Bolsonaro, para quien las reservas amazónicas están sobredimensionadas (como si las palabras  reserva y  sobredimensionada no fueran prácticamente un oxímoron) no es probablemente más que un peón, como mucho un alfil, de un sistema depredador cuyo principal empeño es comercializar la macro reserva ecológica del planeta, poniendo lo que es de todos en manos de agrodelicuentes. El enorme capital invertido en redes sociales en la más que sospechosa campaña en favor de Bolsonaro y el Partido Social Liberal tendrá que recuperarse y los inversores ya deben estar haciendo cola a la puerta del palacio presidencial. Si la Amazonía cae, todo lo demás irá cayendo como un castillo de naipes, como piezas de dominó alineadas. Ojalá la democracia, ese sistema imperfecto y que sin embargo es el mejor de los sistemas que conocemos, esa democracia  que haciendo honor a su nombre y a su esencia permite gobernar incluso a aquel que pretende aniquilarla, ojalá la democracia, digo, resista y sea capaz de hacerse más fuerte.

Seguir leyendo »

Real Murcia: el camino lo marca el Ciudad

Real Murcia

Real Murcia

Cuando en 2010 el Atlético Ciudad –lo que quedaba del Club de Fútbol Ciudad de Murcia tras las ideas y venidas de Pina– desapareció, la afición emprendió una ejemplar movilización culminada con una novedosa propuesta de gestión, que importaba para nuestra Región (y también para nuestro país) modelos como el del AFC Wimbledon o la Unione Venezia. Un nuevo club en forma de “accionariado popular” fue la respuesta: los aficionados serían ahora parte directa de la gestión y las decisiones, alejando al deporte de los intereses de negocio. Un club por y para la gente que ya lleva 8 temporadas en pie.

Seguir leyendo »

El soterramiento no les importa

Manifestación en Murcia para pedir el soterramiento del AVE a su paso por la ciudad

Parece que a algunos no les gusta a donde van o simplemente no lo saben. El pasado miércoles tuve la ocasión de acudir a la comisión de seguimiento de las obras del soterramiento, y digo soterramiento y no del AVE porque es así y porque al parecer a alguno se le olvidó.

La verdad es que la reunión fue soporífera, larga y bien preparada en exposición por parte de ADIF, pero a la hora de los ruegos y preguntas llegó el enredo, tanto para el consejero de fomento, el señor Valverde, como para el Ayuntamiento y, cómo no, sus amigos de la CROEM. Para éstos el soterramiento no existe, ni una mención a las obras y ni una pregunta técnica sobre eso. Fueron directamente al AVE y, claro, la CROEM, como fue sumisa al gobierno anterior, tiene motivos para callar, pero van y hablan y cuando hablan, les callan.

Comenzó el Consejero de Fomento, Patricio Valverde, diciendo que el AVE estaría en pruebas desde agosto si no llega a ser por los cambios. A lo que la presidenta de ADIF, Isabel Pardo, le dijo de forma tajante que eso era falso, que como anteriormente había expuesto el jefe de obras de la entidad ferroviaria, el señor Juan Tebas, las catenarias a día de hoy aún van por Orihuela. Habría que explicarle al consejero que los AVE no van a pilas.

Seguir leyendo »

La bandera, a izquierda y derecha

Felipe VI y Letizia Ortiz, a su llegada al Teatro Campoamor, con una bandera republicana al fondo

Es evidente que una parte considerable de la izquierda en España viene arrastrando desde la Transición un problema secular con la bandera nacional. A la muerte de Franco, la oposición socialista y comunista al régimen determinó que aquel símbolo había estado unido consustancialmente a él, por lo que abrazó la enseña tricolor republicana como suya.

Fue en 1977, y por 169 votos a favor, ninguno en contra y 11 abstenciones, cuando el comité central del recién legalizado Partido Comunista de España tomó el acuerdo de colocar la bandera bicolor del Estado español en todos sus actos, al lado de la del partido, roja con la hoz y el martillo. Su secretario general, Santiago Carrillo, sería el primero en aplicar esa norma: "Esta no puede ser monopolio de ninguna facción política y no podíamos abandonarla a los que quieren impedir el paso pacífico a la democracia. Hemos defendido la República, y nuestras ideas son republicanas; pero hoy, la opción no es entre Monarquía o República, sino entre dictadura o democracia", dijo hace más de 40 años.

El PSOE, llegado con sus jóvenes cuadros dirigentes al poder en 1982, no tuvo más remedio que verse en la obligación de convivir en edificios y despachos oficiales con la bandera del Estado, si bien hubo amplios sectores de la militancia que siguieron adheridos con entusiasmo al símbolo de la extinta Segunda República.

Seguir leyendo »

El Fotógrafo de Mauthausen

El verdadero Francesc Boix y Mario Casas caracterizado como él

Hace apenas unas semanas se estrenó El fotógrafo de Mauthausen, en la que se destaca la figura de Francesc Boix y el robo de los negativos que sirvieron posteriormente como prueba en los juicios de Núremberg.

La primera vez que escribí sobre Mauthausen fue en tercero o cuarto de primaria cuando nos pidieron hacer una ficha sobre nuestro superhéroe favorito. Ya había sometido a mi abuelo a intensos interrogatorios sobre su estancia en lo campos de concentración. Quizá no entendía suficientemente el contexto histórico, pero tenía la noción suficiente para determinar que mi abuelo, su padre y el resto de sus camaradas eran verdaderos superhéroes, y así lo plasmé en mi ficha de inglés.

Seguir leyendo »

“Make Cartagena great again”

José López, alcalde de Cartagena, se dirige a sus conciudadanos desde el balcón del Ayuntamiento en Carthagineses y Romanos / Foto: Ayto. de Cartagena - JRAlbaladejo

Si por algo se caracteriza Donald Trump, más allá de las polémicas que le suelen acompañar, es por haberse aprovechado de la frustración de la clase media americana en tiempos de crisis con tal de llegar al poder, situando a la emigración y al resto de potencias internacionales en el origen de los males del país. Lamentable estrategia política no muy diferente de la que practican ciertos países europeos, con casos sangrantes como el de Hungría, y que también se identifica en ejemplos que nos son más próximos, ya que el independentismo catalán bebió igualmente del malestar social, culpando en exclusiva de los recortes a Madrid para excitar el odio y los rencores. Una misma frustración que en la Región de Murcia usa y alienta el Movimiento Ciudadano dirigido por José López.

A alguien le  puede parecer una comparación un tanto exagerada, aunque no me negarán que, en sus conocidas salidas de tono, el exalcalde de Cartagena es clavado al presidente americano. La cuestión es que en lo de aprovecharse de las consecuencias de la crisis y el mal gobierno de las distintas administraciones para buscar un culpable único con tal de exacerbar los sentimientos de muchos cartageneros y sacar rédito electoral, MC sí que se aproxima al mencionado esquema.

No hace falta decir que para López y los suyos, “Murcia” es la responsable de todos los problemas, así como, por extensión, también la Comunidad Autónoma que allí tiene su sede. Administración dirigida por un PP en pleno fin de ciclo a quien, tras 23 años en el poder y con el fracaso del modelo varcarceliano, se le acumulan vías de agua que a malas penas pueden taponar. Sin embargo, habría que preguntar si muchos de esos fracasos que MC vende como exclusivamente sufridos por Cartagena no son padecidos de igual manera por el resto de la Región de Murcia. El asunto del Rosell es sin duda una vergüenza, pero se enmarca en el deterioro general de la sanidad murciana cometido por un partido que no cree en los servicios públicos. Y más de lo mismo con la educación, ya que barracones hay a un lado y al otro del puerto de la Cadena, suponiendo un escándalo su mera existencia mientras se multiplican los conciertos.

Seguir leyendo »

La Ley de Aceleración Empresarial y el ARCA: algunos apuntes al desprecio al bien común

Manifestantes frente a la Dirección General de Medio Ambiente

Este es un artículo que tal vez no interese a mucha gente: habla de leyes, de agendas políticas, de destrucción de empleo, de crisis del modelo del Estado del Bienestar. Es una historia que recorre muchos años, distintos gobiernos de un mismo partido, épocas de crecimiento económico y de recesiones, de la década perdida. Es también de un artículo que habla de los sábados como días propicios para publicar leyes que cambiaron, y pueden cambiar, la realidad en la que vivimos, con quién nos relacionamos, cómo y dónde nos relacionamos, como debemos concebir y actuar sobre  el Medio Ambiente, sin duda uno de las grandes preocupaciones de una sociedad que sigue considerándolo como un bien común a preservar, y no una mercancía más sometidas a las leyes no tan ciegas del mercado.

Ayer, 10 de noviembre, sábado por supuesto, fue publicada la Ley 10/2018, de 9 de noviembre, de Aceleración de la Transformación del Modelo Económico Regional para la Generación de Empleo Estable de Calidad, conocida popularmente como Ley de Aceleración Empresarial, en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM). Es una ley que reúne todos los elementos que la hacen candidata a vencedora en el ranking de leyes diseñadas para el lucro personal a costa del interés general: elaborada en la oscuridad (hasta que no fue presentada por PP y Ciudadanos (Cs) en la Asamblea Regional nadie conoció un solo artículo de su contenido) durante muchos meses, prescindió, al tramitarse a iniciativa de los grupos parlamentarios y no del Gobierno Regional, de los informes del Consejo Económico y Social y del Consejo Jurídico de la Región Pública, prescindiendo además de cualquier información pública a través del Portal de la Transparencia; recibió un informe jurídico demoledor de los Servicios Jurídicos de la Asamblea Regional sin que PP y Cs se inmutaran; concitó el rechazo de las organizaciones sindicales; los grupos parlamentarios socialista y de Podemos anunciaron recursos de inconstitucionalidad; se escribió en abundancia de una ley concebida como de “pseudoamnistía urbanística” de la que saldrían beneficiados determinados sectores económicos de una de las partes negociadoras de la futura ley, es decir, el lobby no influyendo sino redactándola directamente (algo similar a lo que ha ocurrido con el borrador de la Ley de Protección Integral de la Familia de la Región de Murcia). En definitiva, algo que no debiera suceder pero que es cada vez más corriente en nuestra Región.

En la aplicación de la Ley de Aceleración Empresarial va a tener mucho que ver la Dirección General de Medio Ambiente y el Mar Menor o, la que será su sucesora si no se remedia, la Agencia Regional de Clima y Medio Ambiente (ARCA), otro engendro del tipo “colaboración público-privada” en la que participarán, directa o indirectamente, aquellos intereses económicos integrados en la CROEM e implicados en que la entrada en vigor de la Ley de Aceleración Empresarial (lo hará el lunes, 12 de noviembre) resuelva lo antes posible sus problemas (“lo suyo”) con la legislación medioambiental europea, nacional y regional. Ya hemos escrito en algún otro lugar que de Rosa Luxemburgo solo ha pervivido lo de “la zorra cuidando el gallinero” en referencia al capitalismo.

Seguir leyendo »

Por una estatua para dignificar a Ibn Arabi en una Murcia rotondista

Museo de Santa Clara

Muchos son los que aclaman al murciano Ibn Arabi como a una de las grandes voces del sufismo. Su pensamiento más filosófico trasciende de la propia religión hacia una contemplación que ha llegado a considerarse como un puente entre el pensamiento de Oriente y Occidente al servicio de la tolerancia y el respeto mutuo.

Estamos hablando de un pensador de fama mundial y de indiscutible importancia en el mundo islámico que nació en 1165 en aquella Murcia gobernada por Ibn Mardanish, el Rey Lobo. Durante el gobierno de este emir se produjo un fuerte desarrollo cultural en la ciudad de Murcia con la presencia de un gran número de intelectuales andalusíes que en ella se congregaron ante al avance cristiano y almohade.

El lugar que vio nacer a Ibn Arabi es una ciudad de orígenes islámicos fundada en el siglo IX en la que, sin embargo, se ha destruido su patrimonio durante el último siglo a golpe de piqueta, tal y como fue el caso de los Baños árabes de la Calle Madre de Dios en 1953 o los todavía recurrentes entubamientos indiscriminados de su red de acequias. Además, Murcia continúa aún hoy enmascarando para el turista los principales espacios musealizados de época andalusí bajo la nomenclatura de conjuntos religiosos cristianos.

Seguir leyendo »